miércoles, 28 de febrero de 2018

#ApprovedSongs



Somos de la gloriosa banda supermacrista
La del puerto en Santiago, la que piletas pinta
Te bajamos el sueldo, te cerramos escuelas
Te vaciamos el PAMI, la garcamo a tu abuela.

Macri, mi buen amigo
El tarifazo fue gradual y concesivo
Lo de los viejos no estuvo mal
Es digna y justa la reforma laboral
No me importa lo que digan
De Caputo y Gilligan
Vos seguí tomando deuda
Y cerrá el bache fiscal.

Despacito,
Taller clandestino ya no es delito
Aunque se te incendien un par de pibitos
A qué tanto lío?
Son bolivianitos!

Macri mi buen amigo,
no nos importan los docentes despedidos.
Alentaremos la represión,
queremos deuda, decretos e inflación.
No me importa lo que digan
esos K no vuelven más,
yo te sigo a todas partes
la doctrina chocobar.

Y dale alegría a mi corazón.
Mauricio somos felices con tu gestión.
Aunque se te fue la mano con la inflación
En el 2do semestre va a ser mejor.
Ya vas a ver,
las balas a los mapuches vas a meter.
Y sí señor
no tiene nada de malo tener offshores...

Macri, mi buen amigo
Trajiste hambre y una banda de despidos
Los tarifazos, la represión,
Los precios suben y no para la inflación ,
La cosa se pone dura, hasta Bullrich se quejó
Le pidió a la almacenera que le fie un termidor.

Mauri, mi buen amigo,
no pierdas tiempo buscando ese submarino
No les de bola, son todos K,
son todos vagos y no vuelven nunca más.
No me importa lo que digan
del mapuche y Panamá
Yo no quiero paritarias,
vacaciones ni hospital...

Che Mauricio che Mauricio!
Que educado se te ve!
Viviste de vacaciones!
Porque te las mereces!

Macri, mi buen amigo
Yo estoy de acuerdo que te rasques bien el higo
Ya sin la yegua, ni vagos
a quién le importa si vos vas a laburar
Solo quiero que no jodas
con cadena nacional
quiero que hables de Boca
y de Messi en el mundial.

MauriCEO compadre
tu tarea es loable
Vos sos un tipo honesto
limpiaste el presupuesto...
Hiciste tarifazos,
ajustaste la ciencia,
pero ya lo sabemos,
¡Es culpa de la herencia!

Macri, mi buen amigo
Contame cómo la pasaste en el retiro
Te seguiremos con gran pasión
No importa el dólar ni una offshore ni la inflación
No me importa lo que digan
Esos que no vuelven más
Yo te banco en todas partes
La doctrina Chocobar.

Aplaudan, aplaudan
no dejen de aplaudir
la lluvia de inversiones
que ya van a venir.

Che Mauricio, che Mauricio
qué estresado se te ve
te esperan en la Angostura
descansá, ponete bien.

A mí me volvió loco tener una offshore
a mí me volvió loco tener una offshore
¡la lavamo toda en Panamá
y este año la metimo en Lebacs!


martes, 27 de febrero de 2018

Hay 2019: ¿La unidad con quién o la unidad para qué?





Hay un dato que la realidad nos está regalando: desde diciembre pasado el macrismo se sumió en una crisis política inesperada para quiénes creían que el triunfo electoral de octubre les aseguraba una persistencia por 8 años más. Los motivos de la crisis del régimen son económicos y políticos. El primero es objetivo y necesario: el proyecto económico que el macrismo impulsa es inviable para un 40% de los habitantes argentinos, lo cual a la larga significa que es inviable para la paz social del 100%. El otro motivo es político y contingente: el régimen de CEOs administró pésimamente su crédito electoral y no pasaron algunas semanas antes de que defraudara a una parte importante de su electorado, al forzar una baja de las jubilaciones, pensiones y asignaciones en medio de un clima de convulsión social. 

Dos detalles ya caducos pero pedagógicos: 1) la fórmula que Pichetto propuso como condición para aprobar la mal llamada "reforma previsional" resultó peor para las jubilaciones que se cobrarán en marzo que la que originalmente presentó el macrismo: ese es el resultado objetivo de agregarle pinceladas peronistas al neoliberalismo; y 2) cuando se aprobó el ajuste jubilatorio, en esa jornada bochornosa para el Congreso, los medios oficialistas dijeron que las imágenes de violencia callejera (en realidad, inducidas por el propio gobierno) hacían que macri ganara la partida política en las pantallas de televisión. Hoy esos mismos medios admiten que ese día macri empezó a caer en la aprobación de las encuestas pero que, en cambio, las imágenes de la movilización sindical-social de la semana pasada es funcional al gobierno y asegura un repunte en las encuestas. Ahí tienen el hit del verano propagándose a toda clase de encuentro colectivo -no solo en las canchas de fútbol- como para poner en duda ese presunto "repunte" con que Perfil tituló su tapa del domingo. Lo que se palpa en la calle es que la crisis política se ahonda y eso que todavía no llegaron las facturas de los servicios con aumentos, con la inflación consiguiente de la canasta básica y, por ende, los jubilados y docentes todavía no acabaron de percibir la mengua completa de su poder adquisitivo.

Primera premisa, entonces: la crisis económica-política del régimen neoliberal todavía no encuentra su piso.

Ante esta perspectiva del atolladero macrista, la frase de Rodríguez Saa "Hay 2019" activó la sed peronista, de la que no se pueden escindir ni las reuniones de diversas facciones del peronismo porteño ni la extraordinaria coalición social que se movilizó el 21F. Ojo: hablar de peronismo en el caso de esta movilización es no hacerle justicia a su diversidad y es precisamente esa diversidad la que le da potencia y perspectivas futuras a la movilización, contra el intento del oficialismo de reducir estas masas movilizadas a una "foto del pasado". Me parece que los integrantes del campo popular, muchas veces apasionados en remarcar las contradicciones secundarias y en pretender capitalizar un triunfo colectivo solo para una parte de los que lo lograron, ayudan así a darle un poco más de aire al macrismo. Para no confundirse: las puteadas a macri que se propagan por las canchas, los recitales, los teatros y los cines indican que la bronca no siempre va acompañada por la marcha peronista pero tampoco la excluye. La clave es que se trata de una unidad de lo verdaderamente diverso. Si no se aprovecha esta diversidad y nos perdemos en buscar la quintaescencia del peronismo y/o del kirchnerismo para imaginar un futuro inmediato mejor, estamos dejando pasar un bondi que puede ser el último hasta no se sabe cuándo.

Como sea, el peronismo y el kirchnerismo entraron, ante la crisis macrista, en un estado de debate que a veces se vuelve abstracto, y que podría resumirse en un dilema que quizás sea falso: ¿Unidad con quiénes o Unidad para qué?. En los blogs de Abel Fernánez y en Nestornautas, para poner dos ejemplos, se están debatiendo estos asuntos. Desde el lado que llamaremos, para simplificar, "peronismo esencial", se afirma: "unidad de todos los peronistas para ganarle al macrismo, lo demás no importa nada". Del lado que denominaremos "kirchnerismo con aguante" se responde "hay que definir un programa de 35 puntos para permitirles a algunos potenciales traidores que se encolumnen detrás de Cristina". No todo el mundo habla así tan burdamente, pero hay algunos que sí. Unos, como Guillermo Moreno, piensan que el peronismo unido y solo gana; otros, kirchneristas de facebook, solo conciben el futuro con Cristina encabezando una fórmula, como garantía necesaria y suficiente de una revolución que, dentro de un año y medio, nacionalice la banca, haga la reforma agraria, expropie Clarín, ponga en comisión a todo el poder judicial, repudie la deuda externa, reforme la Constitución e imponga inmediatamente una reforma tributaria superprogresiva. 

Mi punto de vista es que tanto una como otra posición son dos fantasías autoindulgentes.

No porque se trate de propuestas extremas y yo prefiera colocarme en el justo medio, sino porque se trata de planteos abstractos. La unidad a la que se debe apuntar no se reduce al peronismo, porque (aplicando lo que se dice de Cristina) sin el peronismo no alcanza, pero solo con el peronismo tampoco. Un frente con posibilidades de constituirse y de prosperar en los próximos 5 años debe abarcar realmente a una diversidad muy amplia para desalojar al macrismo del poder. Para eso, algunas cosas sirven y otras no. 

- Anteponer el con quién al para qué es un planteo abstracto. Depende en boca de quién esté esa frase, por ejemplo. Si Guillermo Moreno dice que la fórmula debe ser Cristina/Peceto o Peceto/Cristina, supone que con autodenominarse peronista alcanza, ignorando que ni Peceto ni Cristina van a aceptar una fórmula juntos y, aún si la aceptaran, a los pocos meses de asumir el poder se produciría una situación similar a la de Ecuador o Brasil. Si la frase la dice Rossi, que se reúne con Máximo, Felipe, Alberto Fernández, Menéndez, Sabbatella, el moyanismo, la CTEP y Moreau, la frase supone una concepción de la unidad diferente: esos nombres implican un acuerdo programático posible. No es una disyunción excluyente: "o privilegiamos los nombres o privilegiamos el programa". Los nombres y un programa común se reclaman mutuamente y, a diferencia del peronismo metafísico de Moreno, se admite que con el peronismo (en cualquiera de sus versiones) tampoco alcanza.

- También es fantasioso pensar que para lograr esa unidad el portero de admisión debe ser un K ultraleal. Si lo encaramos como "vamos a ver a quién le permitimos unirse a nosotros", no habrá unidad posible, porque si macri está en el gobierno es porque TODOS los integrantes de este frente posible nos hemos equivocado y esos errores permitieron que macri esté en la Rosada. Si se hacen prevalecer los errores del otro, no hay unidad. Entonces no es "vamos a ver a quién dejamos entrar", sino "vamos a ver con quién nos podemos juntar", no como porteros del boliche, sino como integrantes de algo nuevo e inédito, que recoja lo mejor de todos nuestros pasados.

Por último, como dato más contingente, fantasear fórmulas con Cristina al frente deja de lado la pequeña cuestión de si Cristina desea volver a ser presidenta. ¿Nadie se lo pregunta?

lunes, 26 de febrero de 2018

Charlalo con tus padres

Vicente Luy, Yupanqui, Liliana Herrero, Usted Señalemelo, Call me by your name...: La otra.-radio, para escuchar clickeando acá


Inconscientemente vamos por un camino, y conscientemente
nos ponemos a buscar otro camino, en vez de hacer
consciente el camino por el que vamos.


dice Vicente Luy.

Y también dice:

¿Venderle el alma al diablo? Sí, pero cara.
Y si se puede, venderle también otras cosas.
Y venderle a Dios lo que el diablo no compre.


Y también:

Lo que está mal está mal
pero lo que está bien también está mal:
charlalo con tus padres.

En estos días se cumplió otro aniversario del suicidio del poeta Vicente Luy, pero a través de su poesía él todavía nos dice cosas. No es su suicidio lo que celebramos, porque Luy era una antena que hablaba de cosas que nos conciernen tan íntimamente como a él, como suele suceder con los poetas. Es decir: está vivo en su poesía y estamos vivos gracias a ella. Captaba una verdad que se valía de él como antena y como canal para trasmitirnos vida verdadera. Eso es lo que celebramos. Quizá su cuerpo era tan frágil que le haya costado un envión hacia la muerte precipitada. Eso podemos imaginarlo pero solo él lo atravesó. En cambio, lo que nos dice en su poesía lo podemos seguir viviendo. Y en ella a él todavía podemos tocarlo vivo.

Como podemos tocar o él puede tocarnos Atahualpa Yupanqui cuando Liliana Herrero canta

Y paso las madrugadas
Buscando un rayo de luz
Porqué la noche es tan larga
Guitarra, dímelo tú.



Y Liliana reflexiona: "Si tropezamos con Yupanqui, es porque Yupanqui nos está esperando y todavía tiene mucho para decirnos, no está allá lejos y hace tiempo. Al decirlo me emociono, porque pienso 'tal vez yo no estaré, pero tenemos cuerda para rato'. La copa de vino se llenará nuevamente, y vendrá otro a tomarla, y llenará otra copa, y otra", y nos está hablando de eso mismo". Liliana viene el próximo viernes a Kierkegaard Buenos Aires (19:30 hs., Sarmiento 3119, entrada libre y gratuita) a hablarnos de la voz, el territorio y el tiempo.


Quiere el antojo de algo que no podemos manejar que en la emisión de anoche de La otra.-radio se junten Yupanqui, Liliana Herrero y Vicente Luy. Por eso la foto que encabeza este post. Ahí están, en el año 97 Luy y Herrero, junto a los Verbonautas: Palo Pandolfo, Osvaldo Vigna, Federico Gahzarossian, Eduardo Nocera, Hernán y Carlos Nuñez. Recuerda Hernán: "Fue el primer y único recital que hicimos en en el año 97 en Pabellón 4, un espacio en la calle Uriarte. La invitamos a Liliana Herrero y ese día hizo una versión a capella de Mañana en el Abasto" (ver más acá). 

De otra forma todos vuelven a encontrarse en el programa de anoche, sin que haya mediado cálculo nuestro. Y en nuestra conversación radial invocamos, alrededor de esos encuentros involuntarios, a Nietzsche, Descartes, Kierkegaard, Hegel, los faraones egipcios, los cantantes, los poetas y su manera de vivir los problemas: no de resolverlos, cosa que muchas veces no se puede, por más que pongamos toda la voluntad.

Y hubo un tramo del programa para evaluar los efectos políticos de la gran movilización del 21F, que el gobierno trató de boicotear con toda su voluntad de poder y sus mentiras útiles, sin éxito.

Y casi al final comentamos una película de estreno reciente: Llámame por tu nombre (Call me by your name, Luca Guadagnino, 2017), una de las candidatas al Oscar de la que se pueden decir varias cosas buenas: su modo de transitar un suntuoso melodrama burgués situado en la década del 80 en un hermoso paisaje italiano, contando el romance entre un adolescente culto y sensible -extraordinariamente corporizado por Timothée Chalamet, que se pone la película al hombro- con un discípulo de su padre, bastante mayor que él, o la notable delicadeza del tailandés Sayombhu Mukdeeprom, habitual director de fotografía de Apichatpong, para captar la atmósfera estival de ese lugar de ensueño, o el ritmo preciso y elegante con que Guadagnino conduce el trayecto hacia el acercamiento amoroso entre esta pareja improbable. También es posible plantear algunos peros, sobre todo en cuanto a decisiones encaminadas a hacerse accesible a audiencias masivas en Norteamérica mediante ciertas escenas reduntantes y, como efectivamente ocurrió, aspirar al premio a mejor película hablada en idioma inglés. Bastante más interesante que la media de las candidatas al Oscar, sin llegar a ser una gran película.

Mucho más de todos estos asuntos se pueden escuchar descargando el audio del programa acá, que disfrutamos hacer como pasa un domingo cada tantos.

domingo, 25 de febrero de 2018

Pintura de guerra

Hoy a la hora 0 en La otra.-radio, FM 89,3, Radio Gráfica, online acá o acá




Cuidé tus montañas
cuidé tus árboles
guardé todo el silencio que dejaste.

Deshice mis planes
cuando supe que
con vos todo el futuro era una tarde.

Porque no estás sola
estás con tu mente
que no me va a dejar quererte.

No salgas ahora
ya no estoy aquí
prefiero mantener con vida mi jardín.

En otro momento
en otra dimensión
tal vez mi magia pueda más que tu temor.

Porque no estás sola
no estás con tu mente
que no me va a dejar quererte.

Hoy a la medianoche en Radio Gráfica vamos a conocer a la banda de Rosario Bléfari, Julián Perla y Javier Diz.

Además vamos a recordar al poeta Vicente Luy. Es inevitable que reflexionemos acerca de uno de los acontecimientos políticos más promisorios de estos dos años nefastos: la marcha del 21F. Vamos a escuchar música linda: Usted Señalemelo, Mariana Päraway, Fito, Sufjan Stevens. Y a bailar con el hit del verano. Comentaremos una película con interés y objeciones: Call me by your name. Y anticipamos la vista que Liliana Herrero va a hacer a Kierkegaard Buenos Aires el viernes próximo.

Voz, territorio, tiempo

Una conversación pública con Liliana Herrero en Kierkegaard Buenos Aires
Viernes 2 de marzo a las 19:30 en Lavalle 3119. Entrada libre y gratuita


"Yo siento que la voz tiene un territorio -decía Liliana Herrero a revista La otra en 2011-, que la voz piensa, que señala una memoria cultural, la memoria geográfica y la memoria política de un territorio. No me parece que la voz mía sea una voz sin territorio y sin suelo, al contrario, me parece que porta esa memoria y de algún modo yo lo expreso cada vez que canto... No pienso el tiempo en forma lineal, el pasado está en el presente, está en el futuro y tropezamos con él como una piedra en el camino. Si tropezamos con Yupanqui, es porque Yupanqui nos está esperando y todavía tiene mucho para decirnos, no está allá lejos y hace tiempo. Al decirlo me emociono, porque pienso 'tal vez yo no estaré, pero tenemos cuerda para rato'. La copa de vino se llenará nuevamente, y vendrá otro a tomarla, y llenará otra copa, y otra".

***

Hace unos meses, en Kierkegaard Buenos Aires publicamos este texto:

"El que en Temor y Temblor cuenta la historia del lector obsesionado por Abraham y por la voz que le habló no es directamente Søren Kierkegaard, sino un escritor llamado Johannes de Silentio. Kierkegaard crea un personaje, Johannes de Silentio, para que escriba un libro, Temor y temblor, que cuenta la historia de un hombre obsesionado por un relato del Antiguo Testamento. Esto es lo que unos años después Kierkegaard declarará como su “estrategia de comunicación indirecta”, porque lo que lo que hay para comunicar no es un saber que se pueda trasmitir sino algo que sólo puede comprenderse de un modo oblicuo, dado que el lector tiene que tomar una decisión acerca de su sentido. Este juego de cajas chinas es el sofisticado mecanismo de escritura y de pensamiento de Kierkegaard.

"El juego de pseudónimos está muy lejos de ser una mera representación decorativa de algo que podría decirse de manera más sencilla, como los más obtusos lectores de Kierkegaard asumen. Kierkegaard quiere resaltar un obstáculo para la comprensión, la dificultad de ponerse en el lugar de otro".

Al rato nos llega un comentario de Liliana Herrero:

"Así es, cuando daba clases y lo enseñaba jamás dejó de conmoverme".

Este es un tipo de encuentro que uno no puede manipular. Cuando sucede, solo cabe agradecerlo.

No hace falta explicar lo que significa Liliana Herrero para nuestra música popular. En cambio, no son tantos los que saben que, antes de grabar su primer disco, Liliana daba clases de filosofía y solo cantaba en reuniones de amigos. Lo que no podíamos predecir es su memoria conmovida por aquellas clases sobre Temor y temblor que Liliana evoca. Así que invitarla a participar en una conversación pública en Kierkegaard Buenos Aires nos pareció tan inevitable como la confluencia de los ríos.

Queremos preguntarle por esa parte desconocida de su experiencia: las clases de filosofía, su conmoción al contar la historia de Abraham e Isaac, los ecos de su vocación filosófica en su música.

Este viernes 2 de marzo a las 19:30 vamos a estar conversando con Liliana Herrero en Kierkegaard Buenos Aires, Lavalle 3119. Entrada libre y gratuita.

viernes, 23 de febrero de 2018

El hit del verano: hasta en el subte D y en el Konex cantan "mauricio macri, la puta que te parió"







El hit del verano se extiende, como sucede con todos los grandes hits, como mancha de aceite. Cuando apareció en las canchas, algunos alegaron que se trataba solamente de las hinchadas descontentas por la injerencia de macri sobre los arbitrajes adversos a todos los posibles rivales de Boca en el campeonato. Es cierto que macri maneja a los árbitros para favorecer a Boca, otra demostración de su apego a las normas republicanbas, pero los que lo putean, las hinchadas de fútbol, son muchos de sus votantes. El cántico popular se extendió a otros ámbitos, como a estadios de basket, otra extracción social, donde la injerencia de macri sobre los arbitrajes no es tan evidente.

Pero el miércoles 400 mil trabajadores en la avenida más ancha del mundo putearon a macri ya sin connotaciones futboleras, como para despejar la excusa que esgrimieron los que querían salvarle la ropa al mandatario chamuscado. Los oficialistas obstinados podrían decir que se trataba de la barbarie de las hordas de negros laburantes que trajeron los camioneros desde los arrabales de la nación.

Pero ayer la puteada se propagó por una estación de subte de la línea D -ojo, no en La Línea Roca, ¿eh?- donde se concentra la población más cheta de la ciudad. El motivo: la demora en arrancar de una formación del subterráneo. Zona con 70% de votantes macristas. No había ningún arbitraje en juego. Los pasajeros chinchudos cantaban "mauricio macri, la puta que te parió...".

Actaualización: masivo repudio al gato en el CC Konex, en un recital de Dancing Mood:


La nada se extiende y cuando termine todo dentro de este cubo geométrico...



Nadie se explica
yo nunca lo dije
las frutas florecen, nena,
y en segundos mueren.

La nada se extiende
y cuando termine
todo dentro de este cubo,
geométrico
es el sonido.


Notarás que el agua
susurra a tu oído
en la vertiente
lejos de casa
encontrarás vidas
cerca del alma
cerca del alma.

Cayó la noche,
constelaciones
unieron
triángulos
lejanos
de energía
hablando de viajes
eternos
orgasmos.



Hablando de viajes
Eternos orgasmos
De energía
Hablando de viajes
Eternos orgasmos.



Una de las mejores canciones pops compuestas en los últimos años en la música argentina, de Usted Señalemelo, una de las mejores bandas jóvenes del momento. Al comienzo del disco II, que los puso en las miradas y en las orejas de todos, desde Mendoza y sin techo visible. El futuro parece de ellos.

El video notable, de ligera inspiración lyncheana, no redunda los significados de la letra sino que los sumerge en un clima raramente ensoñado. La realización es de Federico Luis Tachella. No es difícil imaginarlos tocando en el final de un capítulo de Twin Peaks, en el Bang Bang Bar.

jueves, 22 de febrero de 2018

Un cineasta esencial: Hugo Del Carril





por Alito Aep

A lo largo de este mes de febrero se viene desarrollando en el auditorio del MALBA, una retrospectiva completa de la obra cinematográfica de Hugo Del Carril. Un acontecimiento de enorme importancia para nuestra cultura en general y para la cinéfila en particular, por varios motivos.

Nadie que conozca algo de su obra puede negar que se trata de uno de los dos o tres realizadores más importantes de la historia del cine argentino. No obstante lo cual al momento del estreno de sus películas ha sufrido siempre y por diferentes causas algún tipo de ninguneo o incomprensión por parte de la crítica. Esta maldición histórica se potenció con los problemas políticos que le tocó sufrir –tanto durante como después del gobierno peronista- y también, creo yo, por la mirada prejuiciosa desde la intelectualidad hacia un artista popular. ¿Cómo sería posible que un cantante de tangos, ídolo popular, galán cinematográfico, promocionado en su momento como sucesor de Gardel, pueda volverse, simultáneamente, un gran director de cine? Por los motivos que fueran, no contamos con un registro crítico histórico capaz de ubicar a su obra en el lugar que le corresponde.

En las últimas décadas el problema más grave fue que la mayor parte de sus películas estaban perdidas. El trabajo arqueológico que comenzaron a hacer Fernando Martín Peña y Octavio Fabiano en los 90 fue rindiendo frutos muy lentamente. En este reportaje, que recomiendo leer completo, Peña cuenta esa aventura y explica ampliamente lo que acabo de exponer. La nota termina así:

Marcos Vieytes: ¿Te parece que su cine tiene herederos?

Fernando Martín Peña: No. No podría, porque los nuevos cineastas no lo vieron.



Yo maté a Facundo

La dificultad básica consistió en que, pese a la valoración que han tenido aisladamente algunas de sus películas –sobre todo Las aguas bajan turbias y Más allá del olvido- y al gran interés que fueron despertando, jamás habíamos tenido la oportunidad de ver su obra y de evaluarla como una totalidad.

Ya pasadas tres semanas del ciclo, y con sólo dos películas de él pendientes de ser vistas, puedo afirmar que hay una coherencia estética y política, una inquietud filosófica, sutilezas formales y rasgos de estilo propios que sólo se pueden apreciar en el conjunto. Cuando se adopta esta perspectiva totalizadora, su genialidad autoral resalta incluso en sus películas consideradas menores. Por ejemplo, Buenas noches, Buenos Aires, adaptación de números musicales de teatro que el mismo Peña menosprecia en el reportaje, o La Calesita, subvalorada por muchos por ser la adaptación de una miniserie musical televisiva.

Incluso esto sucede en el mediometraje En Marcha, que Del Carril realizó para el sindicato de Luz y Fuerza y no figuraba en ningún registro hasta que Peña lo descubrió un día que fue a la sede del sindicato a proyectar unas películas. Lejos de hacer un trabajo burocrático o impersonal, el cineasta pone toda su estética al servicio de lo que se está contando. Escribe Marcos Vieytes en un análisis sobre la película:

“...Del Carril es grandioso porque le apasiona la puesta en escena cinematográfica. Que la haya puesto al servicio de los intereses populares lo hace todavía más grande, pero eso, cinematográficamente, viene después. Claro que resulta insoslayable, porque lo especifico de su obra como director ocurre en la intersección entre discurso social y procedimientos”.

Atención con las funciones de esta semana:

Este jueves 22 van tres “figuritas difíciles”:

19:00: Las Tierras Blancas (1959), imposible de ver en otro formato.

21:00:  Surcos De Sangre (1950), un magnífico melodrama, su segunda película y su primera colaboración con el periodista y dramaturgo español exiliado en Argentina, Eduardo Borrás, junto a quien desarrollía la mayor parte de su obra. Anticipa, en temática y en estilo, a sus películas posteriores y, en muchos aspectos formales, a Las aguas bajan turbias (en la que, por ejemplo, vuelve a usar pasajes musicales compuestos originalmente para esta película por Tito Ribero). Muy difícil de conseguir, aquí se proyecta en una excelente copia en 35mm.

23:00: Yo Maté a Facundo (1975), la última película que dirigió. 

El viernes 23, a las 20, y el domingo 25, a las 22, se proyecta la más conocida, valorada y visible Más allá del olvido (1956). El resto de las funciones de esos días, son grandes películas en las que él aparece como actor.

Aquí, toda la información sobre la retrospectiva:

Y aquí, pueden encontrar varios artículos de Marcos Vieytes sobre las películas, el mencionado reportaje a Peña, y palabras del propio Hugo Del Carril:

miércoles, 21 de febrero de 2018

Si los dirigentes entienden la marcha de hoy, el macrismo tiene fecha de vencimiento: la unidad popular es invencible













El enorme aparato mediático y represivo que ensayó aplicar el régimen macrista contra las movilizaciones populares no pudo evitar que apenas 4 meses después de su victoria electoral el oficialismo y sus aliados sufrieran una tremenda derrota en la calle. Las imágenes son impactantes. Y los esfuerzos mediáticos para distorsionar su sentido los hacen perderse en disquisiciones insustanciales: si fue la marcha de Moyano para defenderse de la Justicia, si fueron Máximo Kirchner, Zaffaroni y Hebe de Bonafini, si no estaban en el palco, si Moyano se quedó solo porque no fueron Barrionuevo, Daer y Gerardo Martínez, si solo lo acompañaron la izquierda, el kirchnerismo y los partidarios del Papa, si se divide la CGT, si al gobierno le conviene la imagen negativa de los líderes sindicales de acuerdo con las mediciones de los focus groups... Cuando el enemigo se equivoca no hay que interrumpirlo.

"Acá confluyó el aparato del kirchnerismo, el aparato de la ultraizquierda y el aparato del moyanismo, que en el campo sindical tiene cada vez menos peso" sintetiza Hernán Lombardi la lectura oficial.

Lo que acaba de suceder en la calle es la configuración de la unidad posible para expresar el repudio popular a los resultados nefastos de estos dos años de gobierno. Es algo nuevo compuesto de tradiciones lejanas e insistentes. No hay que engolosinarse en el terreno de las especulaciones chicas en las que el oficialismo se enreda sobre alquimias electorales, sumas que restan, ausentes que no se notan. Hasta puede decirse que tan tremenda marcha de unidad popular más allá de las dirigencias (no sin ellas, porque las multitudes sin dirigencias son ciegas, pero las dirigencias sin multitudes son vacías) fue construida por la obstinación del oficialismo. Cómo se va a articular políticamente esa multitud llena de bronca, muchos probablemente desilusionados, muchos otros que ya sabían desde el principio la que se venía, es un desafío que le agrega luz al futuro. 

La imagen nunca es completa, siempre hay un fuera de campo que empuja por resignificar lo que se ve: los cientos de miles con identidades políticas diversas, los que no estaban en el palco pero igual marcharon, la que esperan con cautela para que haga su aporte... 

Hace apenas semanas era impensable que ahí se juntaran todos los que se juntaron. No todos vienen del mismo lugar y quizás no todos quieran ir exactamente hacia el mismo lugar. Pero el pueblo en la calle dibujó el vector al que los dirigentes políticos y sindicales deben seguir. Los discursos en el palco mostraron una gran pericia para encontrar el equilibrio que nos contuviera a todos y permitiera usar esta demostración de fuerza como un primer paso de una marcha inevitable. En una entrevista inmediatamente posterior al cierre del acto, Juan Grabois dijo "los análisis personales le sirven a las personalidades, acá lo que hace falta es entender el proceso". El oficialismo no tiene otra chance más que llevar esta lucha al terreno de las personalidades, no tiene nada nuevo que ofrecer más que chantajes, engaños y hambre. Es el camino que le dio resultado durante dos años. Dejémoslo seguir equivocándose. Organicémonos como hoy.

Hoy el pueblo en la calle dio un primer gran paso al alinear detrás suyo a muchos dirigentes que durante estos años horrorosos del macrismo anduvieron boleados. Era mentira que el estado de conciencia del pueblo no estaba preparado para la resistencia: cada vez que nos convocaron fuimos y así va a seguir siendo. Darle crédito a los colaboracionistas, considerarlos parte del campo popular nos hizo perder un tiempo precioso y comprometer el futuro nacional. Lo que hoy se juntó es la base que va a bancar el difícil proceso para salir del atolladero. El reloj de arena se dio vuelta.

Parece que a Moyano lo dejaron solo...

Tremenda derrota política del macrismo











martes, 20 de febrero de 2018

"Los jóvenes son más conservadores y peligrosos para el arte de lo que alguna vez lo fueron los viejos con cigarro" (Frank Zappa)



Esta extraordinaria reflexión sobre la industria discográfica que hace Frank Zappa en un minuto cuarenta merece ser escuchada en su totalidad. Y explica por qué posiblemente no hayan aparecido más Frank Zappas en las últimas décadas.


El hombre nació con un solo corazón y lo perdió


El hombre cree en la verdad
persigue la verdad
y busca la forma de hallar la verdad
cree la verdad
pero quiere explicar
y no encuentra una explicación.

Porque el hombre nació
con un solo corazón y lo perdió
cuando venía cantando
el hombre nació
con un solo corazón y lo perdió
cuando venía para acá.

Sentado el tiempo ve pasar
y el tiempo pasará
pensando en que un día quizás llegará
su tiempo de final y el tiempo seguirá
pero el hombre tal vez no estará.

Porque el hombre no puede vivir sin corazón
y lo perdió cuando venía cantando
el hombre nació con un solo corazón
y lo perdió cuando venía para acá.

El viento lo perseguirá
y el hombre dejará
su huella de hombre
a orillas del mar
no va a mirar atrás
nunca se detendrá
y sin embargo nunca llegará

Porque el hombre nació
con un solo corazón y lo perdió
en su frenética marcha
el hombre nació con un solo corazón
y lo perdió cuando venía para acá.

lunes, 19 de febrero de 2018

Semana decisiva: la crisis política del macrismo y la caída del mito de la unidad cegetista

La otra.-radio para escuchar clickeando acá 



El régimen macrista está viviendo desde fines de año pasado una crisis política, después de la victoria pírrica de su proyecto de reforma previsional, -un eufemismo para el recorte de las jubilaciones consentido por una parte de la CGT y la bancada de senadores de Pichetto, sin cuya complicidad esto no hubiera sido posible. 

El costo político fue alto para el oficialismo porque se rompió el clima triunfalista que había logrado después de las elecciones de octubre. Podría compararse con el efecto del ajuste diferido: las facturas de gas, agua y luz, el precio de los combustibles y el boleto de colectivo postergaron sus brutales aumentos para después de las urnas. Así, el clima político en medio del cual se votó escondió astutamente la naturaleza del saqueo económico, en otro ejemplo de posverdad, como "error útil para el acrecentamiento del poder", según una fórmula nietzscheana inexplicablemente celebrada por el progresismo cultural porteño. De la misma forma la crisis política que venía incubándose empezó a manifestarse.

El régimen comete cientos de errores útiles para acrecentar su poder. Pero la verdad en algún momento asoma, no como error, sino como evidencia del engaño en su manejo totalitario de los medios de información. Muchos en octubre votaron todavía confundidos por el clima de pseudo-prosperidad que escondía el ajuste agazapado. Ni bien el macrismo consiguió su respaldo electoral mostró su cara verdadera , que solo ofrece penurias para el pueblo, hambre, desempleo y represión. No hay misterio en esto: solo ocultamiento, engaño y complicidades. 

Pero la mentira en política (la mentira es política) tiene su fecha de vencimiento. En diciembre, cuando el régimen mostró su brutalidad para bajar las jubilaciones y transferir esos millones hacia la provincia gobernada por Vidal, el forzamiento se hizo evidente para muchos que seguían teniendo alguna expectativa de mejoras graduales. La retribución que les ofrendó el gobierno, envuelta en una humareda de balbuceos inconsistentes e inconvincentes, fue que habrá más ajuste y solo eso. 

Las maniobras distractivas con las metas inflacionarias y la devaluación seguida por otra baja del salario real dejaron al desnudo el carácter clasista del régimen. Hay que ser muy boludo o muy cínico para seguirles creyendo -o simular que se les cree: hay de las dos clases de actitudes. 

Los despidos que afectaron a pueblos donde el oficialismo había ganado, los escándalos por corrupción que salpican a más de medio gabinete, el desprecio del macrismo hacia sus propios votantes, el servilismo de los tribunales en favor del régimen, la continua supresión de las libertades civiles, la disolución social y la marginación de sectores cada vez más grandes de la población que propicia este proyecto, la respuesta puramente represiva a esta conflictividad, todo se conjuga para que las mentiras se descubran.

La crisis política empezó a asomar a fin de año y todavía no terminó. Como resultado de ella, la coalición social gobernante se agrieta. Un final catastrófico empieza a sospecharse, la prosperidad prometida no va a llegar y las torpezas de gestión y comunicación no se pueden tapar mucho tiempo más con trucos de marketing.

Así hay que interpretar la debacle del triunvirato que rigió la CGT en estos años. Ya estaba bastante claro cuando en mayo de 2016 la cúpula sindical se dejó forrear ante la vista de todos con el veto presidencial a la ley antidespidos. Las bases ya estaban cabreras en el acto de Diagonal Sur donde sus propios adherentes voltearon el atril, en una imagen que va a quedar para la historia. 

Incluso hubo muchos sectores en el campo popular que le siguieron extendiendo un crédito político al triunvirato cuando ya era notorio que jugaban en contra de los trabajadores. Las defecciones y los errores de apreciación bien intencionados confluyeron para darle aire al ajuste. Pero llegó el momento en el que esta conducción claudicante mostró que ya no tenía nada más para dar. Quienes con disciplina orgánica se aferraron a un fetichismo de la unidad cegetista no supieron ver que se trataba de la unidad para la traición. Llegó el momento en que toda esa patraña se hizo insostenible y ese mito de la unidad cruje.

Ninguna otra cosa más que esta es la "división del sindicalismo" que la prensa oficial se empeña en presentar como novedad. El gremialismo combativo ya estaba enfrentado objetivamente a la posición claudicante del triunvirato. Lo que pasa ahora es que esto aflora en la superficie. No se trata de que el moyanismo haya sido descubierto en alguna maniobra delictiva, sino que el régimen le aplica a este sector el mismo tratamiento que antes le aplicó a los otros opositores. La "división" de la CGT es nada más que la caducidad de una alianza que se mostraba inviable desde antes.

La caída del triunvirato implica también la unidad de una parte del sindicalismo con los sectores que se opusieron desde el principio al ajuste neoliberal. No se puede separar la división de unos de la unidad de los otros.

Este realineamiento despierta recelos entendibles a uno y otro lado de la fractura. La gobernabilidad fue el signo que explicó el desempeño de la mayoría sindical que quiso mostrarse como unidad y era colaboracionismo. Ahora asoma un horizonte de mayor conflictividad al que el oficialismo solo sabe responder con más operaciones de inteligencia, represión, chantaje judicial y mentiras mediáticas.

Esta semana va a haber una movilización que plasmará las nuevas relaciones de fuerzas. No hay sindicatos que "se bajan" de la movilización, porque esos nunca estuvieron de este lado. Quedará para la historia un análisis del desempeño del moyanismo en este período. ¿Moyano creyó que podía coquetear con el poder sin que su legitimidad se viera mellada? En todo caso, es una cuestión psicológica. El modelo sindical que encarna el moyanismo es, por su fundamento social, incompatible con el proyecto macrista.

El 21F asomará la sintaxis de esta segunda fase de la lucha social en la Argentina macrista. El gobierno se juega mucho en la partida y puede verse tentado a redoblar su dureza represiva. Ni siquiera así se garantiza que vaya a vencer la resistencia popular. El pueblo recién está desperezándose.

El carácter despiadado del régimen: eso se sabía desde el principio. Lo sabían incluso muchos de los que recién ahora pretenden haberse dado cuenta. Lo que está por revelarse es la capacidad popular para no caer en un abismo del que le será muy difícil rescatarse si no empieza ya mismo.

En el programa de anoche estuvimos hablando de este tema y tuvimos los testimonios de Sergio Palazzo y Eduardo Berrospe de la Bancaria y la discusión de Hugo Moyano con Mirtha Legrand. También escuchamos la más maravillosa música de la Incredible String Band y Me Darás Mil Hijos. Pueden descargar el programa clickeando acá.

domingo, 18 de febrero de 2018

Dilemas de La otra respecto de las canciones de amor incorrectas


SPOILER ALERT: Me temo que las dos canciones que incluye este post no pasarían los filtros de la corrección política que viene imponiéndose en estos últimos tiempos, simétricamente opuesta a la tontería importada de San Valentín y portadora de la crítica radical (de raíz) al amor romántico que propicia la militancia deconstructora de los roles de género. Me explico, por si la oración anterior no fue clara (no lo fue): esta semana en las redes sociales proliferaron dos especies de mensajes intrínsecamente incompatibles: los que se prendían a la boludez consumista del Día de los Enamorados (como bien se sabe, el día de los enamorados son todos los días o ningún día) y los que criticaban esta fecha no desde la imposición del sistema consumista sino desde la peligrosidad de un amor que amenace la autonomía individual y, por su naturaleza excesiva, pueda desencadenar un crimen. Bueno. La otra se declara a favor de la igualdad de derechos de todos los géneros habidos y por haber y fervorosamente en contra de la violencia del acoso y de la opresión patriarcal. Pero La otra no entiende bien que para vaciar la bañadera haya que tirar al bebé. Es decir: amar es depender, necesitar del otre, desmayarse, atreverse, estar furiose, áspere, tierne, liberal, esquive, alentade, mortal, difunte, vive, leal, traidor, cobarde y animose, eso es amor, quien lo probó lo sabe.

Dado el clima poco propicio para este tipo de canciones, y dado que son lindas, nos vamos a apurar a pasarlas antes de que quede muy mal.

Se da el caso de que, cuando hace ya bastante tiempo que con Maxi Diomedi proyectamos un programa nocturno y estival llamado Antojo (que tuvo dos o tres temporadas en FM La Tribu), desde el principio estuvo en nuestros planes dedicarle un especial a una de las mejores y más desconocidas bandas de música popular de todos los tiempos: la Incredible String Band. Se dio el caso que el programa se fue postergando y finalmente Antojo no sale más. Pero hoy sale Antojo Incredible String Band por Radio Gráfica, lo que coincide con la vuelta de Maxi Diomedi a La otra, después de unas merecidas vacaciones.

Bueno, acá está el Blues de los bolsillos vacíos:

Mis bolsillos vacíos, nena
cantan el blues para vos
mis bolsillos vacíos, nena
sabés que amo la verdad.

Hasta mi vieja pava
silba el blues para vos
otra vez
todavía estoy esperando
otra vez
por vos.

Mis noches son solitarias, nena
te necesito todo el tiempo
soy un chico solitario
necesito tus labios en los míos.

Hasta mi vieja pava
silba el blues para vos
otra vez
todavía estoy esperando
voy a volver otra vez
con vos.



Por si esto fuera poco, Maxi hoy va a ver a Me darás mil hijos, una banda que vuelve a los escenarios precisamente esta noche. Y al término del recital, Maxi va a contarnos cómo estuvo y, básicamente, cuál es la historia de esta banda también a la vez célebre y un poco secreta.



Suena la alarma del reloj,
tempranito a trabajar me voy andando.
Voy canturreando una canción,
una que habla de seguir, seguir remando.
Siempre, con lluvia o con sol,
haga frío o calor, mientras hago estas cuadras canto:

Voy tempranito a trabajar
para que mis hijos tengan lo mejor.

Quedan recuerdos del temblor
de palabras que nacieron en tus labios.
Oigo promesas de tu voz, compromisos de tu amor.
Hay risa, hay llanto.

Siempre busqué lo mejor, para mi, para vos.
Mientras lloro tu ausencia bailo.
Voy tempranito a trabajar
para que mis hijos tengan lo mejor.

A la vuelta siempre soñaré estar en tus brazos.
Buscar que tus ojos me reflejen lo que soy.
A la vuelta siempre sonarán nuestras canciones
Estaremos juntos hasta ver de nuevo el sol.

Porque voy tempranito a trabajar
para que mis hijos tengan lo mejor.

A la vuelta siempre soñaré estar en tus brazos.
Buscarme en tus ojos que reflejan como soy.
A la vuelta siempre sonarán nuestras canciones
Estaremos juntos hasta ver de nuevo el sol.
Porque voy tempranito a trabajar
para que mis hijos tengan lo mejor.


Hoy a las 12 de la noche en FM 89,3, Radio Gráfica, online acá o acá.

viernes, 16 de febrero de 2018

El sadismo como política de estado

El régimen macrista inyecta crueldad en los agentes que prepara para que salgan a masacrar al pueblo

Comisaria Adriana Mabel Rodríguez, torturando cadetes en 2016

Tortura a cadetes en el Cuerpo de Infantería de la Policía de Entre Ríos

El régimen macrista dio numerosas señales en una misma dirección: las fuerzas represivas no están sujetas a ninguna ley ni a ningún control democrático, sino dedicadas a aplastar cualquier disidencia que se manifieste contra el proceso de entrega del patrimonio nacional y popular a los intereses financieros trasnacionales que este gobierno encarna. Esto se traduce en asesinatos cometidos desde el estado, vidas sacrificables de las clases populares y una amenaza contra la vida y la libertad de los que se opongan a esta voluntad de poder desencadenada de toda norma.

La pérdida violenta de una vida joven, sea la del aprendiz de herrero Rafael Nahuel o la del cadete de policía Emmanuel Garay, implica el daño irreparable de un bien sagrado. Cuando los casos se repiten sistemáticamente y en la cúspide de esas decisiones se encuentra el jefe de estado, ya no hablamos de la mera violencia humana, sino del terror de estado. Un gobierno que avala los homicidios cometidos por sus agentes nos conduce a una dislocación de los lazos sociales. Un estado que instaura el crimen como hábito mina toda su legitimidad.



Juan Pablo Kukok, asesinado por Chocobar. Arriba, el asesino felicitado por macri

No es una sorpresa para los que vivimos cotidianamente en este país desde el 10 de diciembre de 2015. El estado de derecho es abolido por esta corrosión permanente desde los primeros días de este régimen. No es una sorpresa, aunque hayan llegado al poder declamando la defensa de las instituciones republicanas. Esto también es viejo: los estados represivos siempre se instauraron invocando con cinismo la defensa de los valores republicanos. No sorprendente en absoluto, a pesar de que el establishment periodístico todavía hoy se empeñe en simular que vivimos bajo un estado democrático de centro-derecha. Estos narradores neutrales son quizás los cómplices más cobardes de los crímenes.

Estaba claro cuando Milagro Sala se convirtió en la primera presa política del macrismo, inaugurando un modo de operar que luego se expandiría desde Jujuy a todo el país y hasta el día de hoy, contra dirigentes políticos, gremiales y sociales o simples hijos del pueblo perseguidos, encarcelados sin fundamentos jurídicos, asesinados impunemente o amenazados con descaro desde los despachos oficiales. Esta represión sistemática no podría sostenerse sin la complicidad de las corporaciones mediática, jurídica y empresarial, ni buena parte de la clase política que mira para el costado.


Rafael Nahuel, asesinado por la espalda por agentes de Prefectura

No se trata solamente de opositores perseguidos: las fuerzas de seguridad del régimen están llevando a cabo una masacre por goteo, tan permanente y despiadada como el plan económico que se implementa. Se asesina otra vez desde el estado, como durante los años de la dictadura, y la mera sucesión de asesinatos termina por producir sobre el cuerpo social una naturalización de lo atroz.

En agosto pasado una patrulla de gendarmes aún impune provocó, en un operativo de represión a una protesta social, la muerte de Santiago Maldonado (28 años). En noviembre agentes de Prefectura asesinaron por la espalda a Rafael Nahuel (22 años). El 8 de diciembre Juan Pablo Kukok fue asesinado por la espalda por el agente de policía Luis Chocobar. macri recibió en la Casa Rosada al ejecutor y respaldó su homicidio, emitiendo una peligrosísima señal que habilita la doctrina que desde hace meses proclama la ministra de seguridad de la Nación según la cual las fuerzas de seguridad tienen presunción de inocencia en todo ejercicio de sus funciones represivas. Es un permiso explícito para que las fuerzas represivas sigan matando con impunidad.


Emanuel Garay

Emanuel Garay, de 18 años, cadete de policía de La Rioja, murió hace unos días como consecuencia de las atroces torturas a las que fue sometido junto a sus compañeros por los instructores de su escuela, en el contexto de un presunto entrenamiento. Después de la muerte de Emanuel, en las redes sociales empezaron a circular imágenes de un año atrás en las que se ve a la comisaria Adriana Mabel Rodríguez, Jefa del Cuerpo de Personal Femenino de la provincia de La Rioja, sometiendo a otros jóvenes cadetes a torturas similares a las que terminaron con la muerte de Garay (ver arriba foto que ilustra el post). No son excesos: en el entrenamiento de los jóvenes que quieren ingresar a las instituciones policiales, quienes usualmente provienen de las clases pobres y ven el ingreso a la policía como una posibilidad de ascenso social, la institución se encarga de inyectarles dosis de odio y resentimiento para que, una vez convertidos en agentes represivos, se descarguen sobre la población. Vienen muchas veces de las mismas clases oprimidas que sus futuras víctimas. El negocio lo hacen otros, pero para sostenerse necesita de una crueldad que infecta todos los lazos sociales


Fabián Exequiel Enrique, asesinado por la espalda por un agente de elite bonaerense

El martes 6 de febrero a la mañana Fabián Exequiel Enrique, 17 años, fue asesinado por la espalda por tres balazos disparados por un agente del Grupo Halcón de la policía bonaerense. El cuerpo de Fabián estuvo 5 horas en una zanja. No estaba armado. Lo único que encontraron fue una pipa con un resto de pasta base en un bolsillo de su short.

En las últimas horas se conocieron por Facebook imágenes de tro "entrenamiento" de Cadetes en el Cuerpo de Infantería San José de Feliciano, en Entre Ríos. Se trata de un curso especial que se hizo hace unos meses, al cual llegaron cadetes provenientes de distintos lugares del país. Los instructores detonan granadas de gases lacrimógenos sobre los cuerpos de los cadetes tirados en el piso. Los cadetes sufren los efectos de este tratamiento sádico, mientras los instructores festejan los daños. Así se los prepara para después lanzarlos a las calles a reprimir salvajemente, con el cuerpo y el alma estragados de odio..


jueves, 15 de febrero de 2018

A las cosas hay que salvarlas aunque estén equivocadas



por Ezequiel González *

La vida de Sócrates 

Hoy vamos a hablar del último crack en la filosofía. Hablamos de Sócrates. Sócrates es como el Trinche Carlovich, un jugador que cuentan las buenas lenguas que era mejor que Maradona y Pelé juntos. Pero no hay registros fílmicos de ello. Sólo testimonios. Esto es como una contra tesis al mundo que corre, que parece que todo debe estar documentado y se habla con y desde citas con normas APA.

Sócrates es anterior a las dos líneas de pensamiento en la Grecia antigua: Platón y Aristóteles [1]. Que fueron dos maneras de hacer filosofía. Platón como una especie de tercerización del conocimiento, pues comentaba sus ideas a través de su Quijote, que era Sócrates. Su maestro. Y Aristóteles que es el contador de la filosofía. Pues comienza a sistematizar todo, ya no hay diálogo, sino que empieza a ver textos lógicos y sistemáticos para explicar todas las cosas.

O sea la Delantera del pensamiento antiguo es: Platón (Sócrates) y Aristóteles. Fíjenseme, que ya desde esa época debatía si Balbo y Batistuta podían jugar juntos (la idea de jugar con dos 9),  ese pensamiento que luego popularizó Bielsa.

De Sócrates, decir que no escribió nada. Escribir era debilitar la memoria y además hacer filosofía tiene que ver con dialogar, con la relación con los otros. Un detalle de su filosofía era ese. La filosofía deja de ser poesía, de ser una “cosa” que comentaban los dioses y era interpretada por oráculos y pitonisas, y ellos [los filósofos] eran los encargados de bajar ese conocimiento. Eran una especie de conversores de la verdad. De esos que comprábamos en la calle para ver fútbol codificado o el Venus (que era un canal de contenido cultural para adultos. Guiño).

Su sabiduría nos llega por sus Discípulos. Aristófanes, Platón, y varios más. Platón era el dueño del grabador. Porque pasó todos los diálogos socráticos a textos. El diálogo como forma de hacer filosofía trae eso de que la verdad es una cosa construida por los dos, por los participantes del diálogo. Y no algo que tiene papito y vos la tenés que comprar empaquetado y con la oferta de la comunidad COTO. Primera lección, necesitamos del otro.

Se pueden resumir a pensadores, cosa que está mal; pero se pueden resumir en máximas. De Sócrates decirlo con su: “Sólo sé que no sé nada”. Con esto entiende su misión. Supuestamente el oráculo venía bocinando que él era el que más sabía en Atenas. Así que se dedicó toda su vida a tratar de comprender por qué el oráculo decía esto. Y llego a esa conclusión. Su sabiduría estaba no en saber todas las cosas sino en reconocer los límites de su pensamiento. Dedicó toda su vida a enseñar eso.

Por eso iba a buscar a los hombres que más sabían en la polis: políticos, guerreros, poetas y artesanos.

Sócrates era un mosca. Una especie de Bilardo, que llamaba a las 4 de la mañana preguntando a los defensores a quién tenían que marcar. Le decían así: el Tábano. Demostraba con su método: la mayéutica (dar a luz), que interrogando a las personas, interpelándolos, las exponía a que en realidad no sabían nada. Segunda lección, a veces parece que lo que sabemos es puro acto reflejo, mitos de otros, repetimos cosas, pero no hay pensamiento.

Nietzsche escribió: “uno no piensa en algo que sabe”. Pensar es poner la maquinaria a andar, es buscar, es comenzar el camino. Esto lo traigo para traer también otra frase poderosa de Sócrates, que decía: “la vida sin análisis no vale la pena”. Entrenarse en la vida, si las cosas que hacemos a diario son actos con destinos bonachones o es mera robótica a cumplir roles.

La muerte de Sócrates

Este proceder lo llevo a ser enjuiciado. “El servicio de Sócrates” era eso de dinamitar a todo el que se la creía lunga. En los libros Apología de Sócrates Crítón se habla de sus últimos días. Donde se lo acusa de 3 delitos:

· De no creer en los Dioses. Una especie de ateísmo.
· Profanar la verdad: Hacer fuertes los argumentos más débiles
· De corromper a la juventud.

Existen varias cosas que se desprenden de acá. Sócrates tuvo la posibilidad de huir, pero prefirió acatar el injusto dictamen del juicio. Pensaba que la huida era peor. Era bajarle el precio. Es más, le propusieron o pena de muerte o destierro. Prefirió morir en su tierra, porque él era hijo de Atenas, lo poco o mucho que sabía se lo debía a esa ciudad. Era deudor de la misma. Era más importante salvar la ciudad, en vez de ayudar a arruinarla; en vez de salvarse individualmente. Muere como mensaje. Un mártir. Trae la Idea de sacrificio. A las cosas hay que salvarlas aunque estén equivocadas.

Hay un monologo final en la Apología a Sócrates que es increíble. El tipo deja una lección. No hacemos más que recomendar este monologo, este librito. Es lindo poder morir así. Tener una muerte así. Poder tirar tu posta antes de tomarte el último bondi al cielo. Cantar las cuarenta y partir. “Dí tu verdad y rómpete”, decía Nietzsche. Tirar la tuya, piki piki piki…. Tomarse una cicuta, acordarse de una deuda, mandar a pagar a un amigo una deuda de un pollo que se le debía a Esculapio. Y esperar lo que viene.

Sócrates es un buen ejemplo de los que viven como piensan. Hacen lo que hablan. En tiempos donde muchos se van de pico y tiran recetas de como vivir, qué hacer, desde la vaca atada. Recordar al viejo Sócrates es bello. Él eligió vivir así, en su pobreza, porque para él la riqueza va en el corazón del hombre. Como dijo un Tal Mateo a las 6 y 20 de la tarde: “No os acumuléis tesoros en la tierra, donde la polilla y la herrumbre destruyen, y donde ladrones penetran y roban”. Agregamos donde tus hijos la manyarán. ¡Sócrates Not Dead!




[1]  Los grandes cráneos surgieron luego de un periodo de crisis. (guerra de Peloponeso/Pericles)

* NOTA DEL EDITOR: Encontré este texto filosófico casualmente, me pareció lindo y quise compartirlo. Fuente: f (menor) filosofía menor. Acá.