Cadete



lunes, 25 de septiembre de 2017

Los pibes dan la discusión por el trabajo y la educación mientras los gordos ya se postraron

Partes del problema y partes de la solución




Ilustración: Carmen Cuervo

Los pibes de los secundarios porteños dan una batalla grandiosa contra el avance totalitario neoliberal. Los medios oficiales los demonizan.

El proyecto "Secundario del futuro" con trabajo basura, desjerarquización docente, flexibilización laboral, es un globo de ensayo ceofascista.

Los centros de estudiantes lo vienen advirtiendo. La toma de escuelas es un reto serio a la prepotencia macrista.

La firmeza de los estudiantes, el estado creciente de movilización los saca de quicio.
Desde los editoriales de La Nación hasta los paneles pedorros de Pamela David y sus freaks descerebrados repiten la línea que baja marquito.

Pibes de 16, 17, con una formación, una conciencia, un compromiso y una vitalidad que más quisiéramos encontrar en políticos y gremialistas.

En cada móvil que los estudiantes toman la palabra dejan pagando a los panelistas, como a viejos carcamanes que no saben en qué mundo viven.



La batalla que le están presentando al macrismo no se deja disciplinar por las campañas de los programas dirigidos a doñas empastilladas.

Los focus groups no hacen mella en lo pibes, ni los hashtags, ni las bajezas que sueltan desde el piso los carcamanes y las vedetongas.

Pamela David o Amalia Granatta, que se ganaron su lugar en la cultura argentina sorbiendo, les quieren enseñar civismo y seriedad.

Los estudiantes tienen clara conciencia de que la reforma impulsada por Larrata y defendida por Granata y Lanata es un paso hacia la degradación del tejido social.

La "Secundaria del Futuro" de Larrata quiere convertir a jóvenes cultos, jugados, vitales en mano de obra esclava. Y a la sociedad en zombie.

Desde hace varios días está claro que desde jefatura de gabinete baja la orden para que los programas de las succionadoras "debatan" las tomas.

Las escuelas tomadas son cada vez más. Y los dirigentes que salen de los centros son cada vez mejores, más lúcidos y menos manipulables.



Si alguien no se da cuenta de que en estos estudiantes está el presente y el futuro de nuestra sociedad, está listo.

La obsesión de la derecha confirma el peligro que para ellos representa que aparezcan pibes brillantes por todos lados.

Esta reforma que el macrismo porteño intenta imponer de apuro no está disociada de la flexibilización labora que Triacca negocia por sector con los gremialistas amarillos que gestionan sus sindicatos como empresas familiares. La diferencia es que acá hay una generación de pibes que se le para de mano a los mismos que los gordos burócratas se les hincan por mantener sus prebendas o por miedo a un carpetazo. Treinta, cuarenta, cincuenta años atornillados al sillón de un sindicato, los tipos que en los 90 traicionaron a Ubaldini y le allanaron el camino a aquel gran ajuste liberal ahora van por la segunda parte de su histórica entrega.

Pero desde una lectura peroncha lineal, este conflicto no existe. Están calculando qué va a hacer Uñac o Cavalieri en 2019. Los pibes, que vienen resistiendo hace semanas al apriete macrista y al maltrato mediático que precede a la excusa para salir a reprimir, no se les pasa por la cabeza el escudo justicialista ni la unidad con el Gallego De La Sota. Pelean por aprender y aprenden peleando.

Quizás en conflictos como este es donde mejor se vea la trampa de los que, en nombre de íconos y sellos cristalizados, quieren conducirnos a una encerrona de alternancia en la ciénaga ceofascista.



NOTA: Feinmann era un payasito marginal del sistema de medios: hoy su discurso estigmatizador fue asumido por los funcionarios y voceros oficiales del régimen. La construcción sistemática del estereotipo no es solo figurativa: precede a una ofensiva represiva.

domingo, 24 de septiembre de 2017

¿Dónde está mi hermano Santi?: El domingo próximo todos a la Plaza por la aparición con vida de Santiago Maldonado

Hoy a medianoche Liliana Herrero en La otra.-radio. Radio Gráfica FM 89,3







"¿Dónde está mi hermano Santi?" es una canción compuesta por Germán Maldonado, hermano de Santiago, e interpretada por Germán, Nonpalidece, Liliana Herrero, Juan De Benedictis, Javier Casalla, Teresa Parodi, Horacio Fontova, Miss Bolivia, Barbarita Palacios, Gastón Goncalvez, Guillermo Fernández, Alina Gandini, Malena D´Alessio, Dolores Solá, Palo Pandolfo, Bersuit, Fósforo García, Alejandro Vannelli, Jaun Pablo Fernández, Caro Bozzi y Gastón Fernández. También participa Taty Almeida, de madres de Plaza de Mayo, Línea Fundadora.

La idea, producción y realización general del clip es de Majo Malvares y Gime Tur. Cámaras: Gime Tur, Martín Kraut, Violeta Arzamendia, Diego Briata, Manuel Fernández, Diego (diega) Belauzarán Colombo y NY K Boguie. La edición es de Gime Tur y Violeta Arzamendia.

Los arreglos, producción y dirección musical son de Liliana Herrero, Martín Martola y Juan Pedro Oholeguy (Nonpalidece) y Juan De Benedictis. Técnicos de Grabación: Alejandro Castellani (Estudio Ad Libitum), Hernán Grassa y Alejandro Saro (Estudio Ión). La mezcla y masterización es de Tatu Estela.

La canción fue cantada por primera vez ante una multitud en la marcha del 1 de septiembre en Plaza de mayo, al cumplirse un mes de la desaparición forzada de Santiago, , tras la violenta represión en la Lof en resistencia Cushamen- Chubut a manos de la Gendarmería. Desde ese día, lo estamos buscando intensamente. Responsabilizamos al Estado por su desaparición.

Hoy a la medianoche en La otra.-radio (FM 89,3, Radio Gráfica, online acá o acá) Liliana Herrero nos cuenta el proceso de realización de esta versión. Y convocamos a la realización de una nueva marcha a Plaza de Mayo para el domingo próximo, cuando se cumplan dos meses de su desaparición.



Comunicado de Sergio Maldonado

Hola, soy Sergio, hermano de Santiago Maldonado. A dos meses de la desaparición forzada de Santiago queremos convocarlos a Plaza de Mayo el 1 de octubre a las 15 horas. Ese día se cumplen 2 meses de la desaparición forzada en manos de Gendarmería Nacional. También quiero pedirles que se sumen a las diferentes actividades que se realizarán en todo el País.

La desaparición de Santiago nos involucra a todos. Esto no es una cuestión de política partidaria. Con la desaparición forzada de Santiago están en juego los derechos más elementales y es por eso que nos debemos unir para exigir su aparición con vida.

Como sociedad necesitamos saber la verdad y es por eso que exigimos justicia. Te pedimos que nos acompañes en este pedido urgente.

sábado, 23 de septiembre de 2017

La lista de Caballero

El diseño de una sociedad atomizada y desinformada: los medios concentrados preocupan y dañan psicológicamente a buena parte de la población


Ley de Medios descuartizada por decretos presidenciales.
Despido de los periodistas de Radio Nacional.
Persecución a los integrantes de 678.
Despido de VHM de Radio Continental.
Despido de Pedro Brieger de la TVP.
Ataque con patotas al diario Tiempo Argentino.
4500 trabajadores de prensa despedidos, suspendidos o precarizados en 20 meses.
Desaparición del dial de Radio América.
Despidos en 360 TV.
Despidos en CN23.
Golpes y detenciones de periodistas integrantes de la Red de Medios Alternativos.
Acoso financiero y judicial a la empresa editora de Página 12.
Acoso financiero y judicial a la licenciataria de Radio del Plata.
Acoso financiero y judicial a la licenciataria de C5N y Radio 10.
Despido de Roberto Navarro.
Cierre del Buenos Aires Herald.
Cierre de la Revista 23.

La lista, que no es exhaustiva, la escribió Roberto Caballero. Los analistas liberales se detendrán en considerar caso por caso, si establecer relaciones. Porque el liberalismo es atomista y solo conecta los hechos mediante conjunciones.

Los autocríticos de otros dirán que es el resultado de una política comunicacional desacertada del kirchnerismo, de haber dejado la comunicación en manos de empresarios inescrupulosos. Puede ser verdadero que algunos de los empresarios involucrados fueran inescrupulosos, pero esos hombros alzados no dejan de mostrar un intento de explicar sin llegar al fondo del asunto.

La escalada es impresionante cuando se la mira en perspectiva. Cuando en diciembre proscribieron a los periodistas de 678 hubo quienes lo tomaron como una decisión de programación. La cosa es que la lista no paró de crecer. Y si después de las elecciones de octubre el poder interpreta que tiene vía libre para seguir avanzando, la lista seguirá creciendo. ¿En qué momento alguien se preguntará por el sentido de esta ofensiva? ¿Cuándo llegará la hora de pensar qué proyecto político obtura todo canal de expresión que manifieste la mínima disidencia? ¿Qué día y a qué hora solo nos quedarán para ver los debates entre los operadores de los servicios compitiendo entre ellos por la mejor justificación de la abolición del estado de derecho?

¿Qué proyecto económico, que llegó mediante elecciones, prometiendo transparencia institucional y republicanismo, necesita someter a la población a una operación continuamente psicotizante?

Martín Becerra, un experto en medios que fue muy crítico del kirchnerismo, dice:

"Amén del posicionamiento editorial de los medios, que en la Argentina resulta evidente para quien se interese en el asunto, y de su desempeño económico, que como se verá tiene bastante relación con la línea política, hay otra cualidad escasamente aludida entre analistas y opinadores sobre el tema: la función de contención, de reparo y de identificación que tienen los medios en la sociedad. Para seguir con el caso Navarro, este conductor oficia(ba) no sólo como destacado portavoz de un segmento intenso del kirchnerismo, sino también como guía y como espacio de catarsis y escucha. Con su despido, para su importante audiencia allí donde había comprensión e identificación, ahora hay orfandad. A menos que se aliente una perspectiva atomizadora del orden social, la ausencia de representación en la institucionalidad discursiva -que ejercen principalmente los medios de comunicación- de una parte de la ciudadanía, que es además un porcentaje significativo del electorado, es un hecho digno de atención.

"En términos más sociológicos la cuestión sería: si los medios no sólo son agencia (actores conscientes, troqueladores de la agenda pública) sino también reflejo del estado de conciencia y organización de grupos sociales, entonces ¿cuál es la representación en la institucionalidad de los medios del 65% de los argentinos que no vota a Cambiemos (y que, huelga decirlo, excede con creces al kirchnerismo)? ¿acaso no es ese un mercado de puntos de vista, de ideas y de identificaciones más vasto que el que interpelan Indalo Media y el Grupo Octubre en el sector de medios comerciales masivos? ¿cómo gestionan estos grupos, variopintos y heterogéneos, lo que Aníbal Ford llamaría sus necesidades sociales de infocomunicación?".

Becerra lo dice desde la revista web Anfibia, un medio sostenido por la Universidad de San Martín, una publicación de gran calidad que está sometida a las generales de la ley: en el rediseño neoliberal en curso, no es inverosímil que en algún momento los fondos que hacen posible Anfibia puedan desaparecer. Anfibia engrosaría entonces la lista de Caballero. En ese caso, Becerra podría quedarse esperando sentado a que lo llamen a escribir esporádicamente una columna en los diarios La Nación o Perfil.

Becerra deja preguntas flotando en el viento. Su observación es ajustada, su inquietud justificada. Sus planteos terminan con puntos suspensivos. El diagnóstico está: falta pensar en el tratamiento. ¿Qué hacer?

Gabriel Fernández, director periodístico de Radio Gráfica y de La Señal Medios dirige su mirada hacia la necesidad de apostar, en el campo nacional y popular, en beneficio de las construcciones propias. "Apostar a estos medios permite no ser vapuleado por quien tiene la billetera o porque tiene el poder político".



No es la proscripción de Navarro entonces: se trata del acceso a la verdad como una construcción pendiente. Quien no se plantea la comunicación política como problema a encarar y como lucha a dar, se resigna a ocupar un lugar subalterno, mientra la clase dominante lo permita, en el régimen que está diseñándose desde las pantallas y las escuelas, con las fuerzas de seguridad y los servicios de inteligencia controlando la calle. 

Hay quienes por mezquindad, pereza o miedo han desertado a formularse estas preguntas y solo esperan que una "reorganización del peronismo", una vez sorteado el "obstáculo Cristina", va a volver a poner las cosas en su lugar. Nótese: para estos sectores el peligro no es la atomización del orden social del que habla Becerra, ni la flexibilización laboral, ni la mercantilización de la educación, ni la exclusión de al menos un tercio del pueblo el problema a resolver, sino el "obstáculo Cristina". Un peronista de aquellos hace poquitos días tuiteaba: "tenemos que asumir que nuestro turno es 2023 y empezar a pensar en cómo nos juntamos". Se descuenta que quien escribe algo así piensa que va a llegar a 2023 y se olvida de los que van a quedar en el camino.

¿Dónde está Santiago Maldonado? ¿Cuándo esta pregunta va a empezar a caerse de la agenda?

Termino con un planteo de hace unos días (previo al despido de Navarro de C5N) de las cuestiones que se ciernen para los medios comunitarios, las pequeñas radios alternativas, los blogs, el activismo en las redes sociales de los que La otra forma parte. El Foro Argentino de Radios Comunitarias (FARCO) tiene sus propios desafíos.


Unidad del peronismo y paso al costado de Cristina


viernes, 22 de septiembre de 2017

La toma de colegios y la "Escuela del Futuro"

Ofelia y el Panel


por Florencia Ruiz 

Quería escribir algo sobre el encuentro de hoy * pero me topé con un video de un programa donde están tratando el tema de las escuelas tomadas. En el piso está El Panel y Ofelia en la puerta de la escuela. Ella, me convocó desde el minuto 1, bien plantada, se desenvuelve de un modo admirable para su edad, su vocabulario es muy rico y ni hablar sus respuestas y rapidez a la hora de afrontar al funcionario (que evade, para variar, habla del teatro Colón...) y las agresiones de siempre: estudiás con mi dinero y sos de izquierda y todos esos argumentos que tienen los realmente pobres. Claro ¿qué podemos esperar de un programa de este estilo? Él asunto es que mucha gente mira estos shows, por lo tanto los chicos tienen que darle visibilidad al conflicto y, bueno, se suman al "móvil" .

Me atrevo a decir que tengo parientes mirando la tv, atrapados por la bronca.

La reforma "La Escuela del Futuro" es lo mas bajo que leí en años. He vivido reformas educativas como estudiante y siempre fueron polémicas, pero esto es una barbaridad. Si alguno tiene la posibilidad, lea sobre este asunto, pues el futuro, como siempre, está en manos del piberío, y si el piberío es explotado, ¿qué país seremos? Estamos destinados a la esclavitud, suena fuerte, pero asi es.

Gran porcentaje de los chicos que van a escuelas públicas forman parte de un sector de la población golpeado, bien sabemos que el 50% de los chicos son pobres en Argentina. Si en vez de estar estudiando, están en una empresa de amigos del gobierno, fregando, porque nadie les va a dar un lugar ni oportunidad, no seamos crédulos, no tenemos escapatoria.

Conozco bien, muy bien sobre lo que hablo, siempre hubo pibes que laburaron y seguirá habiendo, porque el mundo es injusto y porque no pudimos resolver este tema, como tantos otros fundamentales, pero no nos comamos el verso de La Escuela del Futuro por favor. De a poco van durmiendo a la juventud, le van quitando esperanza, alegría, oportunidades.

Quiero tener la posibilidad de votar a Ofelia para presidenta y acompañarla en su desarrollo, quiero que haya miles de Ofelias.

Pronto volvemos a votar, ¡hay que despertar!


* Florencia se refiere a un encuentro poético musical que se llevó a cabo en una librería este miércoles, celebrando la semana del barrio de Boedo, en el cual ella vive desde hace 10 años. 

jueves, 21 de septiembre de 2017

No todo el mundo tiene primavera

Juan, como si nada hubiera sucedido (Carlos Echeverría, 1987) - Penúltimo encuentro de Cines Extremos - Alvarez Thomas 1093 - Sábado 19:30



1987, no todo el mundo tiene primavera:

Una película se pregunta cómo es posible que una comunidad, la de Bariloche, Argentina, teja cada día su normalidad mientras Juan Marcos Herman desaparece, ha desaparecido, permanece desaparecido desde hace 10 años, cuando tenía 22, desde 1977, sigue desapareciendo, 10 años después de su desaparición, 30 años después del estreno de la película, Juan, no ha aparecido, todo sigue, como si nada hubiera sucedido. Juan tiene hoy 62, pero todavía no apareció.

Bariloche convive con sus desaparecedores mientras el realizador Carlos Echeverría y el periodista Esteban Buch empiezan a preguntar qué sucedió. La busca empieza años antes, en 1983, una vez que los militares dejaron el poder formal. Juan, como si nada hubiera sucedido termina cuando el alfonsinismo aprueba la Ley de Obediencia Debida y el estado argentino empieza a desandar el camino del juicio y castigo del plan sistemático de desaparición forzada de personas. La película de Echeverría y Buch se constituye en el punto de referencia inicial de todo el cine de la post dictadura.

Una referencia secreta: esta obra excepcional, como dice Nicolás Prividera, la mejor que se hizo sobre la dictadura, probablemente, digo yo., que no pongo en duda que sea una de las mejores películas argentinas de todos los tiempos, aunque figure en muy pocas listas, solamente me pregunto si es una película sobre la dictadura o sobre la normalidad argentina, lo cual incluye el período 83/87 en el que fue filmada. Y hoy.

Yo no la vi en su momento, sino mucho después, en 2013, 30 años después de que empezara a filmarse, la vi un sábado a la tarde en la Ex Esma, en el Centro Cultural Haroldo Conti, presentada por Prividera. Me impresionó hondamente por varios motivos: por el lugar donde fue proyectada, nunca había entrado a la Esma; por el momento en que la vi, con la derecha recomponiéndose para hacer tambalear la democracia una vez más y volver; por la película misma, obviamente. Por el cine. Porque el cine no puede existir sin salirse de sí y Juan, como si nada hubiera sucedido es en este sentido más cine que casi todo el cine filmado en Argentina, porque el pequeño equipo que la filmó se sale del cine y se mete en el mundo. 

¿Por qué tan poco cine argentino ha sido capaz, hasta entonces y desde entonces, de salirse de sí y de meterse en el mundo?

Decía: creo que Juan, como si nada hubiera sucedido es una película sobre la normalidad argentina, al menos la que a mí me tocó vivir la mayor parte de mi vida. Me impresiona su capacidad para captar el alfonsinismo, el cinismo, la post-dictadura más que la dictadura misma. Porque el asunto es que la película no se refiere, en el momento de ser filmada, a algo sucedido, sino a algo que sigue sucediendo, y filma ese presente, en el que casi todos viven como si nada hubiera sucedido. Casi. No todo el mundo.

Su potencia fílmica -cívica- excede las virtudes meramente documentales. Pero también sus virtudes formales. Su excepcionalidad también -sobre todo- reside en dejar atrás esa remanida distinción  entre forma y materia. Es su posición como cine lo que la hace única. Su posición en el mundo

En esa época se había puesto de moda el show del terror, cuando las revistas de Fontevecchia vendían pilas de huesos desenterrados en sus tapas, con los genocidas casi todos caminando a nuestro lado, casi, imponiendo restricciones al poder político de Alfonsín, que había llegado a la presidencia gracias a su audaz denuncia de un pacto sindical-militar para que los crímenes del terrorismo de estado (creo que en ese entonces todavía no se lo llamaba así, sino solamente "la dictadura militar", o preferentemente "el Proceso", que es como la dictadura había impuesto llamarse a sí misma) quedaran impunes. Las juntas militares que encabezaron el período del estado terrorista habían sido condenadas en un juicio histórico y ejemplar. Alfonsín había cumplido esa parte de su promesa electoral de desbaratar el pacto sindical-militar, por el cual un triunfo del PJ habría mantenido la autoamnistía que los militares se dieron al final de su debacle. Las elecciones del 83 no hicieron posible que el pacto se verificara. 

Alfonsín lo denunció, ganó, juzgó a las cúpulas militares y sigilosamente cumplió con otro pacto no declarado públicamente: no se juzgaría al comando civil de la dictadura, que durante muchos años iba a seguir llamándose militar. También Alfonsín cumplió con otra parte del plan: si los desaparecidos fueron decenas de miles (su número exacto permanece abierto), los responsables de las desapariciones no podían ser solo el puñado de dictadores procesados y condenados. La denuncia de Alfonsín encubría otro pacto de impunidad que hasta hoy la sociedad argentina no terminó de resolver: las cúpulas civiles que sostuvieron políticamente la dictadura siguen impunes. Hoy, además, volvieron a gobernar el país. 

Son los mismos pero, dice Beatriz Sarlo, ya no son los mismos: el problema de la repetición y la diferencia.

Juan, como si nada hubiera sucedido no se centra específicamente en los responsables civiles ni exlclusivamente en los ejecutores militares de la desaparición de Juan.

La cuestión más inquietante que plantean Echeverrría y Buch, en un protagónico de dimensiones históricas, es filmar el mantenimiento de la normalidad argentina, el terror flotando todavía en el aire, entre Bariloche y Buenos Aires. Cuando Juan, como si nada hubiera sucedido se estrena, antes, ya se habían estrenado La república perdida y La historia oficial, que son las dos películas con las que la sociedad civil se absolvió a sí misma. Juan, como si nada hubiera sucedido se sale de ese marco y va más allá.

Después de terminada la película vino la Ley de Punto Final, con la que Alfonsín terminaba de cumplir su propio pacto. Después vendría Menem y también tenía su pacto: el indulto, el abrazo con el almirante Rojas como gesto de reconciliación. Al dar los indultos, Menem dijo "yo no puedo ver ni a los pájaros enjaulados" y los largó. Reconciliación no hubo. No habrá.

En diciembre de 2015 asumió la jefatura del estado un gobierno negacionista, uno de cuyos primeros actos fue poner en cuestión el número de los desaparecidos. No como una cuestión historiográfica, sino para sentar nuevas bases para la repetición. El 1 de agosto de este año, hace 52 días, no tan lejos del lugar donde en 1977 desapareció Juan, ahora la gendarmería nacional, bajo el mando de Patricia Bullrich y su jefe de gabinete Pablo Noceti, con la complacencia, al menos, de macri, hace desaparecer a Santiago Maldonado, de 28 años, nacido dos años después de que la película se terminara de filmar. En estos 52 días permanece desaparecido porque el estado argentino está interesado en que no se investigue a los culpables de su desaparición. Lo que es lo mismo: el estado argentino volvió a consentir y quizás a alentar la desaparición forzada de personas.

2017: no todo el mundo tiene primavera. Ver hoy Juan, como si nada hubiera sucedido, 30 años después de su finalización, 40 años después de la desaparición de Juan, 52 días después de la desaparición de Santiago, cuando los dos siguen desaparecidos, no induce a pensar que la historia se repite. La historia no se repite.

Este sábado a las 19:30 en Alvarez Thomas 1093 vamos a ver Juan, como si nada hubiera sucedido. Pero no la vamos a ver como si nada hubiera sucedido. Porque algo ha sucedido.

1° acto -Gendarmería sospechada de desaparecer a Santiago Maldonado. 2° acto -Echan a Navarro y se arma gran escándalo. 3° acto -Gendarmería entrega pericia sobre Nisman

¿Cómo se llama la ópera?




(Un escándalo tapa otro escándalo)

miércoles, 20 de septiembre de 2017

El apagón televisivo contra C5N es parte de la lógica duranbarbesca: hay que encontrar formas de movilización real


A medida que pasan las horas va quedando más claro el sentido del levantamiento del programa de Roberto Navarro de la señal C5N y Radio 10. De lo particular a lo general:

- Fue el programa donde se difundió masivamente el informe de Verbitsky en el que se descubrió el blanqueo de capitales de los familiares cercanos de macri. La publicación desató una vendetta del jefe de estado, por la cual se amenaza también llevar preso a Víctor Santa María. El blanqueo de los familiares cercanos de los funcionarios estaba expresamente prohibido por la Ley de Blanqueo que votó el Congreso con el apoyo del Frente Renovador, que apoyó la ley con la condición de introducir esta restricción. La ley, una vez promulgada, fue alterada ilegalmente por un decreto del poder ejecutivo, que derogó el obstáculo para que la familia macri blanqueara sus enormes capitales en el exterior. Los diputados que introdujeron la modificación restrictiva, al enterarse del decreto que burla la intención legislativa, apenas emitieron leves rezongos. El Frente Renovador se quiere presentar, después de las elecciones de octubre, como parte de la "oposición responsable" que va a "reconstruir el peronismo".

- Economía política es el programa que evidentemente logró perforar el círculo de los televidentes que ya tienen decidido su voto. Además de la presencia de Verbitsky y de sostener la línea decididamente más crítica del gobierno de toda la señal, Navarro, con su estilo vocinglero, logró armar un staff de periodistas jóvenes que no solo son muy buenos profesionales sino que conectan con otro sector de los espectadores y una manera más contemporánea de informar, investigar y preguntar. Y no es menor la calidad del humor de Pepe Rosemblat, el Cadete, que a través de sus canciones y parodias resulta más corrosivo que muchos informes periodísticos. Esa conjunción logró durante todo el año una audiencia propia de un canal de aire, superando en muchos casos la de La Cornisa de Majul, que a partir de este domingo volverá a ser la única opción de programa político antes de que empiece... ¡Lanata! El lenguaje populachero de Navarro y el más juvenil de su staff lograron una fórmula eficaz para competir contra el abrumador resto de la programación oficial.

- C5N no tiene una línea editorial coherente, que más bien estaba dividida en una mitad oficialista y otra opositora (esto se registraba en todos los medios del grupo Indalo: Ambito Financiero, totalmente macrista, Radio 10, con fascistas como Baby Etchecopar y Rolando Hanglin o el circo de Tinelli), e incluso en las incrustaciones macristas dentro de los programas críticos (las publinotas de María Eugenia Vidal y Massa en el programa de Víctor Hugo, Robertito, el amarillismo policial, el bloque de Larreta en el programa radial de Sylvestre). A pesar de ello, estos medios habían logrado competir en audiencia con TN, gracias a un marketing de "lo que en otros medios no te informan". La diferencia la marcó Navarro la noche del fraude informativo de las PASO, cuando volvió al aire en la madrugada en la que solo quedaban locutores de turno, para denunciar la manipulación de las cifras que estaba operando el gobierno.

En las redes sociales circula para hoy un llamado a hacer un apagón televisivo a las 22, en el horario en el que salía El Destape. No creo que esta medida tenga ningún sentido. El oficialismo no está preocupado por el rating que pueda tener el C5N reconvertido al macrismo. Que a esa hora C5N quedara sin audiencia es lo que macri venía buscando. En todo caso, subirá el rating de TN. Las medidas tomadas a partir de la lógica televidente ("manejá el control remoto") están enteramente dentro de la dimensión duranbarbesca de la política.

Lo cierto es que vamos hacia unas elecciones viciadas en su legitimidad, con un dispositivo de escrutinio que probó la posibilidad del fraude, con los medios de comunicación secuestrados de modo brutal por la pauta de la jefatura de gabinete de marquito. Al bombardeo psicotizante de los grandes medios corporativos que demonizan a las opciones electorales auténticamente opositoras desde el comienzo, se suma la confusión de los medios hasta ahora considerado "críticos". El Grupo Indalo pasó a desempeñar a partir de ahora el rol del massismo en el Congreso: una apariencia de oposición que forma parte del régimen.

Los que hacemos La otra apostamos a formar parte de medios populares, comunitarios o cooperativos. Este mismo blog fue creciendo en lectores en la medida en que las condiciones políticas del país se deterioraron, ventaja relativa que nunca quisiéramos gozar. La respuesta a esta encerrona no pasa por la lógica del televidente que apaga el televisor una hora. Habrá que apelar a la mayor creatividad del campo popular para superar esta encerrona letal.

martes, 19 de septiembre de 2017

C5N y macri sacaron del aire a Roberto Navarro



Esta es la versión del propio periodista, al cual le doy completa credibilidad:

Hoy las autoridades del canal me comunicaron mi despido. Sé que lo hicieron bajo la presión del Gobierno.

Esto sucede después de un mes de fuertes presiones para que fuera yo quien renunciara.

Las mismas fueron llevadas a cabo por el gerente, Federico Maya, y sus subordinados y constan en innumerables watsapp que publicaré en Eldestapeweb.

Días después de las elecciones del 13 de agosto, supe por una fuente oficial que el Gobierno le exigió mi salida al propietario del canal y le sugirió que intente antes lograr mi renuncia.

Lo intentaron de diversas maneras, fundamentalmente, censurándome. Me prohibieron difundir una denuncia sobre la Nº 2 de la lista de Cambiemos en Provincia, Gladys González. Me prohibieron difundir un informe sobre la financiación de la elección, que compromete gravemente a Gabriela Michetti. E informes sobre Larreta y otros actores importantes del Gobierno. Investigaciones que publicaré en Eldestapeweb.

Se buscó que yo me vaya del canal sin pagar el costo público del despido. Y sin que el Gobierno pague el costo político de la censura.

No les molesta mi critica, que también existe en el resto de la programación de C5N; les molestan nuestras investigaciones: Arsat, El Socio del Presidente, Dólar futuro, Compra de armas y tantas otras. Y el ingreso a Economía Política de Horacio Verbitsky, que difunde sus investigaciones de Página 12 en el programa. El blanqueo de más de 600 millones del hermano del presidente, por citar una.

Conduje el programa Economía Política, que es el más visto en señales de noticias y gana de manera consecutiva desde hace tres años. Y también El Destape TV, que acaba de ganarle el mes a Los Leuco, A dos Voces y Juego Limpio, juntos. En la radio dupliqué la audiencia que heredé hace un año al comenzar. Lo que deja claro que los problemas no son profesionales.

Tampoco, como intentan camuflar, una pelea con un gris funcionario del canal, que sólo fue una herramienta para provocar mi renuncia.

Esta es la tercera vez que ocurre un hecho similar desde que asumió Macri. En diciembre de 2015, el reclamo del público frenó mi salida. Luego volvió a ocurrir en febrero de 2016 y también se echaron atrás. En esas oportunidades no perdí mi empleo. Pero fueron dejando la sensación – y eso se buscaba también- de que el problemático soy yo. La idea era que me fuera sin un telegrama de despido y mostrar un canal que sigue siendo crítico a partir de las 18 horas. Así conseguir sacar del medio a un periodista que con su grupo de trabajo, cadete incluido, daña la imagen del Gobierno.

Es un cambio de época y van por más. Todo indica que lo que Macri piensa hacer en los próximos tiempos necesita la complicidad del silencio. Estamos ante una democracia precarizada.


Hasta aquí Navarro. Ahora La otra:

La credibilidad que me despierta la declaración de Navarro. De los tres periodistas de la programación de C5N que mantuvieron una línea opositora, el más definido es Navarro. Víctor Hugo hace su trabajo con honestidad, pero su línea editorial se concentra en su guerra personal contra Magnetto más que contra las políticas predadoras del macrismo en general. Sus tres horas diarias le dedican un amplio espacio a las pelotudeces de Robertito Flores Ugarte, al periodismo policial de Paulo Kablan y a los deportes de Luciana Rubinska (una de las protegidas del gerente de contenidos Federico Maya, notorio anticristinista que viene persiguiendo a Navarro después de las PASO).

El Gato Sylvestre es otro cantar: duro contra macri en el caso Maldonado (tema casi excluyente que tocó en el último mes y medio), el Gato tiene excelentes relaciones políticas y mucha pauta de Horacio Rodríguez Larreta, al que en la radio le da una hora quincenal para que haga su propia campaña. Eso hace que en sus programas no se informe en profundidad sobre el conflicto entre el movimiento estudiantil y el gobierno macrista porteño, con 30 escuelas tomadas contra el plan de "emprededurismo", "meritocracia" y mercantilización de la enseñanza media que impulsa Larrata. El jefe de gobierno porteño es un intocable para Sylvestre.

Todo esto tiene una explicación: la pauta oficial, manejada a discreción por Marcos Peña y sus intentos de ahogar financieramente a los medios opositores.

Por otro lado, es notorio que la programación de C5N está loteada por horarios, que en las franjas matutinas y vespertinas mantiene una línea derechista difícil de distinguir de TN. Y que el "permiso" para las críticas empieza a la hora de VHM y terminaba con Navarro. 

En cambio, Rodríguez Larreta y María Eugenia Vidal están en C5N tan blindados como en el Grupo Clarín, a toda hora. Durante el Huracán Irma, C5N estiró esa cobertura hasta el absurdo, mientras media provincia de Buenos Aires estaba inundada.

Dos elementos más: la noche del fraude informativo de las PASO, cuando una maniobra coordinada por el gobierno, INDRA, el Correo y los medios dejó instalada la falsa noticia de que Bullrich le ganaba a Cristina en provincia de Buenos Aires, Navarro volvió a hacerse cargo de la programación en la madrugada, cuando los otros periodistas se habían retirado, para denunciar el gigantesco fraude informativo, hasta que Cristina salió a confirmar su triunfo a las 4 de la mañana. Esa noche empezó la persecución de los gerentes a Navarro.

Por último: Horacio Verbitsky forma parte del staff de Navarro en Economía Política. El 27 de agosto publicó en la edición dominical de Página 12 y a la noche en el programa de Navarro que los familiares cercanos de macri se habían aprovechado del blanqueo, haciendo uso del decreto ilegal del presidente que permitía lo que la Ley de Blanqueo prohibía. (Gianfrancamente hablando). Se hizo público que macri se enfureció por esa nota y se propuso una vendetta contra los responsables de la publicación. Como no podía perseguir legalmente e Verbitsky porque la misma ley lo impide (gracias a un pedido de modificación que propuso el CELS en el momento de sancionarla), el capomafia se juramentó de castigar a los responsables de los medios en los que la nota se publicó. De Víctor Santa María, propietario de Página 12, macri dejó trascender a través de su vocero-servicio Alejandro Fantino que Santa María será el próximo sindicalista preso. Ahora le toca el turno a Roberto Navarro: su posición política ya no es tolerable para la línea empresarial de C5N. Su programa político es el más exitoso de la señal, así que no es el rating el motivo para sacarlo del aire. O sí: como muchas veces le gana a las trasmisiones por canal de aire de Majul, Navarro se ha vuelto insoportable para el macrismo.

Se dice que el gerente de contenidos está en negociaciones con la conversa y servicial María Julia Oliván para ocupar el espacio de Navarro. Habrá que ver cómo reacciona la audiencia que había llevado a C5N a ser muy competitivo contra TN, ahora que se produjo su abrupta macrización. 

Habrá que ver también cómo Víctor Hugo y Sylvestre hacen para mantener la credibilidad en la pantalla.

La policía y los "anarcos" tirapiedras y molotovs son novios

Estos escoltaron a los muchachos.

Fotos y texto: Alfonso Sierra

Secuencia en la movilización por los 11 años de la desaparición de Julio Lopez.

1-Grupo de los famosos "anarquistas" tira molotov a las puertas de la legislatura.

2- Toman rumbo a la plaza de Mayo.

3- Al llegar a Av. de Mayo, los interceptamos con otros 5 fotógrafos y empezamos a fotografiarlos.

4- En el lugar, una moto con dos policías nos empieza a seguir.

5- Los "anarcos " bardean a los que les sacamos fotos, todos encaramos por diagonal norte escoltados por la moto policial.

6- Los "anarcos" bajan al subte escoltados por la policía y nosotros siguiéndolos.

7- Los "anarcos " se toman el subte y se van.

Conclusion : 5 tipos con cámaras , sacando fotos , sacamos a los que intentaron bardear una movilización pacífica de miles.

Es hora que las organizaciones armen algo de seguridad para los actos.

Conclusion 2 : La policía y los "anarcos" tirapiedras y molotovs son novios.

Olvidadizo como soy

El nuevo disco de Maxi Diomedi en La otra.-radio, para escuchar clickeando acá 

Imágenes muertas
caras descompuestas
navegan este agua interior
como fotos viejas
guardadas en sobres,
en una urna o en polvo.

Imágenes de cuando

la vida blanco y negro
botas, nacimientos;
hoy regresan de un sueño eterno
ahora / ya / asoman para dárseme.

Pero yo / olvidadizo como soy / las dejo volar.

Así avanzo / el cielo entiende / tus ojos las encienden.

Pero yo / olvidadizo como soy / las dejo flotar.

Así avanzan / el cielo aprende / el tiempo las devuelve.

Y voy, voy, voy.


Maximiliano Diomedi

El domingo pasado en La otra (FM 89,3, Radio Gráfica) dedicamos gran parte de la emisión a escuchar el segundo disco, recién salido, de Maxi Diomedi, cantante, compositor, poeta, periodista, conductor de Patologías Culturales desde hace 13 años en FM La Tribu, espacio donde tiene la oportunidad de entrevistar a gran parte de la movida musical argentina del siglo xxi y a unos cuantos clásicos del rock local. Hay muchos que tienen a Maxi en su rol de entrevistador de una escena que él conoce como pocos. Fan de Charly y Spinetta como el que más, Maxi tiene también una devoción especial por el arte de algunos grandes músicos actuales de enorme talento y perfil bajo, como los geniales Florencia Ruiz y Lucas Martí, por nombrar a solo dos entre varios. Siempre, en cada una de sus entrevistas y producciones periodísticas, él se muestra como un inquieto pensador de los cimientos de la torre de la canción. No muchos de los que responden sus reportajes saben que Maxi es también un habitante de la torre de la canción. Sus canciones suenan despojadas, escuetas, de una exposición mínima que se abstiene de la repetición y las estructuras más previsibles. Su lírica parece buscar la potencia del silencio, de lo que se puede aludir sin alarde. En No lugar, el segundo disco que se escucha y descarga en Bandcamp, Maxi pulió lo que se oía venir en Medianeras de papel (2014). Lo que en el nuevo disco resalta como un gran hallazgo es el tratamiento de audio que logró junto con su productor artístico, el Gnomo Martín Reznik, , líder de La Filarmónica Cósmica. En su colaboración supieron abrir unos ambientes sonoros en los que las canciones hacen coexistir lo terso junto con lo ríspido en sus sutiles combinaciones de guitarras acústicas y eléctricas, con algunos picos de impulso rockero, en medio de un espíritu folk. Como dijo el Gnomo en su participación en el programa del domingo, uno de los logros mayores de No lugar es que no quiere sonar a alguna otra cosa conocida, singular y confiado de sí.

Pasa que, como soy amigo de Maxi y él es mi compañero infalible de cada domingo en La otra, el párrafo anterior no puede tomarse como una reseña crítica. Me falta objetividad para hacerla. Pero yo que ustedes le pegaría una escuchada. La entrevista radial, con comentarios sobre cada canción lo pueden escuchar clickeando acá.

lunes, 18 de septiembre de 2017

La "Escuela del Futuro": otro desastre de la gestión macrista resistido por los estudiantes

Una conversación con Martín Pont Verges, presidente del Centro de Estudiantes del Nacional Buenos Aires, para escuchar clickeando acá






En La otra.-radio de anoche entrevistamos al actual presidente del Centro de Estudiantes del Colegio Nacional Buenos Aires, Marín Pont Verges, a raíz del grave conflicto que atraviesa la educación porteña. El conflicto se instaló en la agenda de discusión política y llenó de alarma a los medios derechistas, a causa del alto grado de movilización estudiantil. En estos días se produjeron las más grandes marchas de estudiantes secundarios en muchos años y hay 28 colegios tomados en protesta contra la decisión del gobierno macrista de imponer una inconsulta reforma de orientación mercantilista a la educación secundaria, lo que incluye pasantías para los estudiantes de 5° año que encubren formas de empleo basura, un vaciamiento de las actividades específicamente educativas, un descalabro de los roles laborales de los propios docentes y el impulso de formas de "emprendedurismo" y meritocracia que fomentan el individualismo extremo y la naturalización de los valores neoliberales en el seno de la escuela. Como dijo el acutal candidato a senador por la provincia de Buenos Aires y anterior ministro de educación nacional de triste gestión, Esteban Bullrich, "debemos crear argentinos capaces de vivir en la incertidumbre y disfrutarla".

La protesta estudiantil crece a medida que se desde el ministerio comandado ahora por Soledad Acuña se aplica un destrato a los representantes estudiantiles: se los convoca al ministerio informalmente -a través de wassaps dirigido en forma personal a alguno de ellos-, se impide la entrada de los representantes de las escuelas tomadas, se les responde con evasivas y discursos contradictorios a las preguntas por la orientación de la reforma que se quiere implementar, se les niega entidad para participar en la discusión de la reforma proyectada, se interrumpen las reuniones de modo abrupto y descortés. Sobre esas bases el macrismo porteño quiere erigir lo que pomposamente llama "Escuela del Futuro".

Martín nos dice que la movilización de los chicos crece, que la del viernes pasado, que coincidía con el aniversario del secuestro de estudiantes conocido como "la Noche de los Lápices" durante la última dictadura, fue muy masiva y se prepara para esta semana una movilización mayor.

Un comunicado conjunto de los Centros de Estudiantes del Carlos Pelllegrini y el Nacional Buenos Aires dice, entre otras cosas:

"De cara al ataque de quienes buscan mercantilizar nuestra educación y ponerla al servicio de los intereses del mercado, la disputa que se plantea es sencillamente entre los que nacimos y fuimos levantados por la Escuela Pública, y vamos a dejar todo por defenderla, y los que apuntan a tirarla abajo y convertirla en una fábrica de mano de obra.

"Ante semejante perspectiva –y sobre todo teniendo en cuenta la explícita voluntad de nacionalizar la reforma en los próximos años–, lxs estudiantes de la ESCCP y el CNBA no dudamos un segundo en pararnos del lado de la Educación Pública, la cual está siendo objeto de un ataque furibundo, independientemente de autonomías universitarias y jurisdicciones educativas". 

Por lo que cuenta Martín, el modo de proceder del macrismo en su avance contra la educación pública no difiere del que emplea en otras áreas: la flexibilización laboral o el vaciamiento del cine argentino, por poner dos ejemplos. Siempre se lanzan globos de ensayo a la opinión pública, con rumores, power points que nunca se traducen en proyectos concretos y debatibles, con campañas mediáticas que tienden a demonizar a los sectores que se oponen a las medidas que se anuncian confusamente, se hacen simulacros de diálogo que terminan en nada y se genera una incertidumbre en los sectores atacados, con el deseo de producir un desgaste y divisiones en el campo popular. El efecto que hasta ahora logró el macrismo en los secundarios porteños es el del crecimiento acelerado de la conflictividad en las escuelas y en la calle. En la charla que tuvimos con Pont Verges, él nos detalla este preocupante estado de situación cuyo final no llega a vislumbrarse.

Clickeando acá puede escucharse la charla completa con el presidente del Centro del Nacional Buenos Aires.

sábado, 16 de septiembre de 2017

Política económica asesina: somos el país de la región donde los jubilados pueden comprar menos medicamentos



Infografía realizada desde el Observatorio de Políticas Públicas-MPE de la Universidad Nacional de Avellaneda (UNDAV).

En el último bienio se aceleró el proceso inflacionario. Se distinguen dos períodos: un 2016 donde predominó la suba de los precios regulados (sobre todo servicios públicos), y un 2017 de nominalidad más baja, pero con alta persistencia de inflación núcleo. La particularidad de la inflación 2016/2017 es que se registró una mayor difusión entre conjuntos de productos. Afectó más a los precios de los alimentos, los servicios públicos y los medicamentos. El consumo de bienes y servicios relacionados con la salud se distingue de los demás por su baja elasticidad de demanda respecto a variaciones en sus precios. Se trata de productos esenciales e insustituibles para las familias en general y para los segmentos poblacionales de riesgo, en particular. Mientras la población puede dejar de compar otros productos de consumo, esto resulta casi imposible en el caso de los medicamentos. En el último año y medio, en el mercado de medicamentos convergen dos factores: el alza de precios descontrolada y la supresión o disminución en la cobertura de algunas obras sociales de grupos sensibles, sobre todo en los afiliados al PAMI.

Este informe analiza la evolución del sector de medicamentos, con foco en la evolución de precios, cobertura, facturación y comercio sectorial en los últimos dos años. Como estudio de campo, se hizo un relevamiento sobre más de 120 drogas de consumo masivo, en función de su precio de venta al consumidor final (neto de descuentos y promociones). Los principales resultados cuantitativos se resumen a continuación:

· A partir de la canasta de medicamentos relevada, se registró un aumento cercano al 95% en los últimos 21 meses, un alza 15,7% mayor que el avance que tuvo la inflación del índice de la Ciudad de Buenos Aires.

· Se destacan subas por sobre el 100% en grupos de medicamentos como ansiolíticos (147%), broncodilatadores (137%), antiiflamatorios (130%) y antiespasmódicos (121%), entre otros.

· En comparación con los principales países de la región, Argentina es hoy el de peor cobertura de una canasta típica de medicamentos, medido en términos de la jubilación mínima. Así, el haber mínimo en Uruguay alcanza para comprar casi dos canastas más por mes.

· Más del 15% de los productos de este relevamiento sufrieron un descenso en la cobertura por parte del PAMI en 2016. En grupos de riesgo de adultos mayores, como los que tienen patologías depresivas, la afectación es de casi un 50% de incremento por quita de cobertura.

· Sin embargo, dado el carácter inelástico de la demanda de estos remedios, la industria farmacéutica siguió gozando de importantes aumentos en la facturación.

· Por ejemplo, el volumen comerciado en pesos aumenta 28,2% en el primer semestre del año, casi 5% por sobre la inflación anual en igual período. En particular, el segmento de reventa de remedios importados crece por encima del 35% en comparación con el año 2016.

· Respecto a la compra de medicamentos importados, la misma aumentó un 12,2% en el primer semestre de 2017 respecto a 2015. Esto provoca un déficit comercial creciente, que ya es cercano a los U$S 900 millones (casi 50% superior al del año pasado).



El acceso a los medicamentos es vital para la salud pública del país. Los precios de estos productos, de consumo altamente masivo e inelástico, se encuentran entre los que más aumentaron en el año en curso. Las razones se encuentran, por un lado, en los nuevos lineamientos de política económica, que implican la relajación de los controles de la Secretaría de Comercio. Por otro, en términos estructurales, se destaca el alto grado de concentración del mercado, tanto en el ámbito de las droguerías como en la distribución.

La cadena de valor de los medicamentos comienza con la producción local o la importación de los mismos como bienes finales. Según la Secretaría de Política Económica y Planificación del Desarrollo del actual Ministerio de Hacienda y Finanzas, 250 empresas conforman el primer eslabón de la cadena farmacéutica del país, incluyendo firmas que producen localmente e importadoras. Existen 110 establecimientos productivos, de los cuales 93 (el 85%) pertenecen a laboratorios de origen nacional y el 15% restante a extranjeros. En Argentina se venden mensualmente 60 millones de unidades de medicamento. Según el INDEC, para el primer semestre de 2017, la facturación llegó a $45.518 millones de pesos, un 28,2% más que en igual período del año pasado. La producción nacional representa el 66% de las ventas internas y alrededor del 60% de la facturación corresponde a laboratorios de origen nacional. Veinte laboratorios concentran aproximadamente el 80% de la facturación y de las diez principales firmas, cinco son extranjeras, ocupando el primer lugar la firma Alemana Bayer.

El circuito continúa con la comercialización mayorista de los medicamentos, a través de distribuidoras y droguerías (que comercializan directamente a clínicas y hospitales) y, finalmente, con la venta minorista en farmacias.

Actualmente, se encuentran registradas aproximadamente 445 droguerías, de las cuales cuatro de ellas concentran aproximadamente el 70% del mercado (Del Sud, Monroe Americana, Suizo Argentina y Barracas). Este mismo efecto oligopólico se produce en las distribuidoras, donde cuatro firmas concentran cerca del 99% de las ventas; Rofina (del laboratorio Roemmers), Disprofarma (vinculada a Bagó), Farmanet (sociedad del laboratorio Gador, Casasco, Bayer, Novartis y Boehringer Ingelheim) y Global Farm (vinculada a los laboratorios estadounidenses). Por el contrario, la venta minorista se encuentra atomizada ya que en el país existen aproximadamente 13.000 farmacias.

En 2016 y junio del corriente año, la devaluación impactó de forma directa sobre los precios de los insumos importados. Ellos tienen incidencia en la matriz de costos para la elaboración de principios activos y envases. A su vez, la suba de costos por el alza de los servicios públicos afectó a las empresas del sector y fue trasladado a los precios de venta. Por tanto, los incrementos se explican por la concentración de mercado, tanto en la cadena de la producción como en la comercialización. Esto, posibilita a los actores de mayor escala comportarse como fijadores de precios.

viernes, 15 de septiembre de 2017

Cosmoagonía

Cines extremos: E agora? Lembra-me de Joaquim Pinto
Este sábado a las 19:30 en Red Colegiales, Alvarez Thomas 1093



“As pessoas continuam a viver como se isto não tivesse fim.
Isto é limitado, não vale a pena perder tempo”

por Oscar Cuervo

El sábado es la antepenúltima jornada de Cines Extremos. Antepenúltima oportunidad de este año para encontrarnos a ver y pensar grandes películas muy poco difundidas. Muy grandes y muy poco difundidas. Especialmente la de este sábado, una de las obras maestras del cine de la última década. Y de las más secretas: E agora? Lembra-me se llama, es portuguesa y la filmó Joaquim Pinto. Se vio muy poco en Buenos Aires. La conversación posterior a la proyección enriquece el disfrute y la comprensión de una película de esta calidad. La vemos por única vez en Alvarez Thomas 1093 el sábado 19:30. Puntual.

Si digo que se trata de otro documental en primera persona y que su autor es un paciente infectado con el virus del HIV y Hepatitis C que, después de muchos años de tratamientos, sigue padeciendo el dolor de la enfermedad y la agresividad de las terapias experimentales que no logran sanarlo, si digo todo eso, digo, no soy capaz de trasmitir lo esencial de esta experiencia cinematográfica excepcional. Pinto hace un diario íntimo a través de casi un año de su vida. La intimidad no es exactamente la privacidad, porque el cine es el dispositivo por el cual ese espacio cotidiano se reintegra al mundo, ahora transfigurado. La perspectiva del enfermo no es aquí la de una víctima, sino la de un agonista. E Agora? es una película sobre la agonía, desplegando toda la potencia de esta posición. La película misma es producto de una decisión de afirmación de la vida, en el sentido más nietzcheano de la palabra. No es solo Pinto el agonista, sino la creación toda (si se me permite la desmesura). Es una Cosmoagonía.


Pinto está en pareja con un hombre más joven, Nuno, que en principio se resiste a formar parte de la película. Pero poco a poco la presencia de Nuno va expandiéndose en toda su potencia corporal, sensual y espiritual, que contrasta con la extrema fragilidad del propio Pinto. La pareja vive en medio de un páramo portugués que hace meses sufre una terrible sequía. Y son acompañados por un trío de perros adorables que se transforman en portadores de un amor universal, que poco a poco se extiende a todos los bichos que los rodean. Pinto logra el milagro de transformar su agonía en una conmovedora exaltación de la vitalidad.

El discurso médico sobre las formas de mutación del virus y su resistencia al arsenal de medicaciones con que se lo atacan se entrelaza con un canto de celebración de los seres vivos: la dimensión animal de los hombres (que culmina en una de las escenas de sexo más hermosas que jamás se hayan filmado), la dimensión espiritual de los bichos, los cuerpos atravesados por la historia humana (los acontecimientos políticos, culturales, los nombres propios: Foucault, Daney, Raul Ruiz, Joao Cesar Monteiro, Magdalena Montezuma), la historia humana como episodio fugaz y desgraciado de la historia del universo y la recuperación de la experiencia mediante los símbolos: la Cruz como bendición, la presencia de un hálito divino presente aún en las más pequeñas criaturas: el bicho babosa del principio, pero también los retrovirus, la mosca que molesta el momento de dolor de Pinto, la belleza de su amante y, por supuesto, los perros.

E Agora? es una película de una ambición desmesurada, porque desde un estado que linda con la muerte se propone animar y finalmente consagrar a la multitud de los seres vivos. Siempre me resisto a usar la palabra "epifanía" para referirme a una película. Leí muchas veces esa palabra aplicada a películas de una estupidez ofensiva. Pero ahora creo que una película como la de Pinto es, sí, no se me ocurre otra palabra mejor, epifánica.

jueves, 14 de septiembre de 2017

Santiago Maldonado, la desaparición forzada de personas y la Sociedad Rural

Continuidad de los parques




Hay una tara del liberalismo político-filosófico que lo lleva a desligar signos que solo tienen sentido cuando se los vincula. El comentarista liberal solo registra hechos aislados. Describe. No vincula. Por el contrario, su ejercicio, nada inocente, de la percepción de la realidad y de de las continuidades históricas consiste en desligar, separar, descomponer, negarse a reconocer las continuidades a través de la historia.

Por ejemplo, una prestigiosa opinóloga como Beatriz Sarlo, se empeñó en los últimos años en acentuar esa práctica tan típica de la negación que consiste en descomponer las continuidades históricas, desmenuzar las continuidades y considerarlas separadamente, enfatizando su no-relación.

En una entrevista que Sarlo le concedió en agosto de 2008 al extinto suplemento cultural ADN, en pleno desarrollo del proceso desestabilizador de las patronales rurales contra el gobierno de Cristina, Sarlo impugnaba la idea de que la Sociedad Rural que cortaba las rutas y desabastecía a la población durante 4 meses tuviera algo que ver con la Sociedad Rural que sostuvo la dictadura: Sarlo consideraba errado hacer política convocando a la historia. ¿Cómo? Ella misma lo explicaba:

"Cuando el Gobierno [de Cristina] se refiere a la participación o anuencia de la Sociedad Rural en golpes de Estado (aunque no es esta Sociedad Rural, es la misma institución), el Gobierno está evocando hechos probados que los buenos historiadores, no sólo la historia de Caras y Caretas o de Felipe Pigna, sino historiadores como Halperin Donghi, saben que sucedieron. Entonces, si uno hace política presente convocando a la historia, cosa que yo creo que es errado...".

Los buenos historiadores (los que Sarlo considera buenos porque refrendan su práctica de negación de las continuidades históricas) negarían la identidad histórica de una institución de injerencia permanente en la sociedad argentina, como la poderosa Sociedad Rural Argentina.

"No hay que ignorar la historia, pero es errado hacer política presente convocándola porque se empiezan a confundir los protagonistas y detrás de la familia Miguens veo a la familia Martínez de Hoz y detrás veo a la dictadura militar y así. Y entonces el escenario presente y el diseño del paisaje presente se me pierden".


Se trata de diseñar el escenario presente, lo que requiere una práctica que en palabras simples podríamos llamar "olvido deliberado".

"Sobre la base de lo que hizo la Sociedad Rural en 1930, 1955 o 1976, yo no encararía ningún diseño de política. Y no porque tenga la menor simpatía por la Sociedad Rural, sino porque no me parece que la política tenga que ser definida mirando hacia atrás al mismo tiempo que se mira hacia delante. La política no es un Jano bifronte".

Es un problema de la percepción liberal de la historia: no se puede mirar simultáneamente a 1930, 1955, 1976, 2008, 2017 y hacia "adelante", sin correr el riesgo de bifurcar la mirada. El pensamiento liberal no tiene en su caja de herramientas la posibilidad de recurrir a conceptos que vinculen los hechos aislados, entonces todo queda reducido a un riesgo óptico: solo se puede mirar una cosa a la vez.

Sarlo, que podría hacerse cargo de su propia continuidad, pero no, nada que ver, planteaba esta tesis en diálogo con La Nación, ese que David Viñas llamaba "el diario de los Mitre". Se trata de un guiño evidente: La Nación, el diario fundado por Bartolomé Mitre hace 147 años, no puede leerse hoy como el vocero de los sectores que asumieron determinadas posiciones políticas en 1880, 1930, 1955, 1976 y 2007. Hay que separar.

Miremos una cosa por vez. Esta es de enero de este año. El que habla es Jorge Turcato (presidente de la Sociedad Rural de Esquel).



Turcato dice: “Lo que hace especialmente complejo este momento es la pérdida de la paz social que venimos tolerando desde hace ya largo tiempo… Hablamos de la intrusión violenta y usurpadora de campos de propiedad privada efectuados bajo la apariencia de un reclamo de tierras. (...) El quiebre de la paz social lo ha comprobado la ciudadanía con rutas cortadas [no se refiere, ¡por Dios! a las rutas que cortaba la Rural en 2008, nada que ver], violencia, clandestinidad, capuchas, vías sin trenes que las puedan transitar, pocos aborígenes y muchos infiltrados que juegan a la política desde la violencia… Unos pocos jodiéndole la vida a muchos [no digamos la Mesa de Enlace, no]. (...) La historia, bastante reciente, debiera servir para mostrar lo que un grupo pequeño genera en la sociedad Los movimientos guerrilleros nunca son masivos en sus comienzos, pero todos recordamos en dónde desemboca la violencia que desatan, miles de muertos de ambos lados tapizan una historia de estúpidos e imberbes que eligieron la lucha armada para encabezar su demanda. De ellos, idiotas, deberíamos tomar debida nota para no generar la Colombia de las FARC, la ETA de España o el ISIS de Medio Oriente” amenaza Turcato.

Y sigue: "Este año habrá elecciones, el último momento en donde parece contar la opinión de los que producen [los propietarios rurales], los que no tienen la enorme fortuna de ser epmpleados públicos y tener asegurado el ingreso el último día del mes y la seguridad de la estabilidad laboral. Nosotros [los terratenientes] formamos parte del resto silencioso de los que corren con la mayor presión impositiva de la región. Al momento de emitir nuestro voto tengamos un profundo ejercicio de memoria para saber en qué lugar y qué hizo cada uno de los candidatos..."

El gobierno pareció oír el reclamo de la Sociedad Rural de Esquel.

Meses después, en Esquel, el estado argentino está imputado por la desaparición forzada de Santiago Maldonado. Turcato, a diferencia de Sarlo, sí recuerda todo. En ese sentido, yo creo, como Turcato, en la necesidad de recordar. Me acordé de una declaración de la Sociedad Rural y las fuerzas vivas argentinas en 1983 hacia finales de la dictadura (este texto lo descubrí en la película Tierra de los Padres):

“Los argentinos estuvimos en guerra. Todos la vivimos y la sufrimos. Queremos que el mundo sepa que la decisión de entrar en la lucha la provocó e impuso la subversión, no fue privativa de las Fuerzas Armadas. Fue una decisión de los argentinos. Todos, absolutamente todos los hombres de buena voluntad que habitan el suelo argentino pedimos en su momento a las FFAA que entraran en guerra para ganar la paz. A costa de cualquier sacrificio. Y tal como cualquier otra guerra, la nuestra también tuvo su precio. Hoy la guerra terminó, aunque no la vigilia. Aunque en idéntica circunstancia volveríamos a actuar de idéntica manera, quiera Dios que nunca tengamos que pagar este precio para vivir en paz. Las instituciones que abajo firmamos queremos refrendar de esta manera nuestro apoyo a aquella dolorosa pero imprescindible decisión: Asociación de Bancos Argentinos – Bolsa de Comercio de Buenos Aires – Cámara Argentina de Editores de Libros – Cámara Argentina de Anunciantes – Cámara Argentina de Comercio - Consejo Empresario Argentino – Consejo Publicitario Argentino – Liga de Madres de Familia – Sociedad Rural Argentina. Y continúan más de 100 firmas". ("Los argentinos queremos decirle al mundo", diario Convicción, 1983).

Un analista liberal jamás vincularía en un mismo párrafo la propiedad de los latifundios, el empleo público y la desaparición forzada de Santiago Maldonado.