Foto: Nadia Albarracin


martes, 22 de agosto de 2017

Del triunfo del kirchnerismo en Santa Fe a la polifonía más exquisita de la historia de la música

La otra.-radio, para escuchar clickeando acá 




El programa del domingo de La otra lo empezamos retomando el final abierto del programa anterior, cuando en medio de la madrugada nos había tocado cubrir el fraude informativo orquestado por el régimen, ocultándole a la población el resultado de las votaciones. La noticia concreta de las PASO es que el macrismo tenía preparado su show para el prime time que dejara instalada una escena triunfal que permitiera ocultar su derrota en provincia de Buenos Aires, los días que lleva desaparecido Santiago Maldonado, el desacato a los dictamentes de la CIDH acerca de Milagro Sala, los desbordes represivos y la caída salarial.

Que iban a hacer eso estaba casi claro, pero que la mentira la iban a orquestar de modo tan burdo fue novedoso. Que sobre esa opereta burda se montaran analistas sagaces y militantes del panperonismo, para volver, como por un reflejo condicionado, a reprocharle a Cristina su decisión de seguir militando y a los millones que la votan por ser fieles a su liderazgo no es un fenómeno tan previsible. O capaz que sí. 

Sagaces veteranos de mil luchas dieron el domingo 13 por bueno el show mediático de macri, cuando hoy, 8 días después, nadie sabe cuál es exactamente la diferencia por la que Cristina superó a la lista de Cambiemos en la provincia. Lo que quedó claro es que incluso diversos sectores que se dicen del campo nacional y popular quieren retirar a la dirigente política más votada del país y para ello están dispuestos en tomar como premisas ciertas las operetas marketineras de cambiemos. Esa es parte de la debilidad estructural de la única real oposición al régimen: hay muchos que dicen estar con nosotros pero no tan en el fondo desean que pierda la única que los puede frenar. Y otros que par asaber con quién están esperan saber el porcentaje de votos que sacó cada uno.

La humareda espesa que lanzó cambiemos la semana pasada contribuyó, entre otras cosas, a ocultar un cambio notable: contra todas las previsiones, Agustín Rossi se alzó con la victoria en la provincia de Santa Fe y su lista Unidad Ciudadana, a la vez, fue la fuerza más votada en esa provincia. Hacía añares que la provincia de Santa fe alternaba entre los así llamados "Socialistas", el exquisito humor del Midachi y el reutemannismo. Ni siquiera los partidarios de Rossi preveían que este valioso militante del campo popular podría ganarles a macristas, pejotistas, semipejotistas y peronistas antiks. Pero Rossi lo hizo. Naturalmente, para enterarte de este resultado tuviste que esperar hasta las 4 de la mañana, cuando entraron las mesas de Rosario que volcaban drásticamente el resultado de la elección que horas antes el conjunto de los medios del régimen otorgaba a cambiemos. Sabrá el lector que Santa fe es la tercera provincia argentina y Buenos Aires la primera. Si estos datos no hubieran sido escamoteados durante tantas horas, la "posverdad" instalada no habría hecho que tantos analistas, incluso algunos propios, infirieran evaluaciones erróneas, dado que partieron de premisas falsas.

Para entender un poco más qué pasó en las PASO de Santa Fe hablamos con un periodista amigo rosarino, Juan Aguzzi, crítico de cine y apasionado por la política (como los que hacemos La otra). Dijo Juan:

"Fue una sorpresa absoluta lo del Chivo (Rossi) acá, porque es un tipo muy resistido y eso tiene que ver con que él se ha opuesto durante años a todo el aparato y eso lo pone en un lugar difícil para el peronsimo, para lo que fue el Frente Justicialista, o el peronsimo a secas, o las 20 variantes que tiene el peronismo hoy en Santa Fe. El tipo tiene una militancia muy larga, hemos sido compañeros y andábamos emarrándonos en Alpargatas en Villa Banana, trabajando con los vecinos para lograr la expropiación de 20 manzanas, cosa que logramos durante el gobierno de Vernet, lo peor que había, año 85. Rossi es un tipo que ha sido bastante coherente como militante hasta que, después de muchos años, encontró un lugar en el kirchnerismo. Jefe de la bancada de diputados del FPV en el momento más difícil del conflicto con las patronales rurales, acá en Santa Fe en esa época lo cagaron a huevazos, sufrió amenazas de todo tipo. Ahora mismo se opuso al aparato del PJ santafecino. Todo el aparato lo tenía Alejandra Rodenas, que era con quien él competía en las PASO. El aparato de Perotti jugaba con ela. El sindicalismo provincial, los intendentes, los presidentes comunales, estuvieron con Rodenas, y aún así el Chivo los dobló laen cantidad de votos: Rossi logró 310 mil y Rodenna alrededor de 170 mil."

- Y ahora -le preguntamos a Juan- ¿a vos te parece que como resultado de esta interna hay un acuerdo político para que los sectores ganadores y los perdedores trabajen juntos para ocubre?

- Sí, de hecho ayer salió una foto de ambos departiendo muy amablemente. Incluso Rossi  convocó a toda la oposición, a todos los sectores, a los radicales progresistas y a todos los que coincidieran en frenar las políticas degolladoras de cambiemos. Y fundamentalmente hacía hincapié en acordar oponerse a la reforma laboral y previsional que fomenta el macrismo.

También nos hicimos un lugar para hablar de cine, porque veníamos todos de ver La Cordillera, de Santiago Mitre, con guión de Mitre y Llinás. Y coincidimos en plantearle enormes reparos a la propuesta estética y política en la que reinciden las películas de la dupla: "Es una cosa inocua, con esta avanzada de promoción que pretende que es la película política del momento. Y la verdad es que no hay nada de que agarrarse en ese sentido. Incluso te diría que esa es su política, esa es la visión política que tienen del mundo, de las relaciones, el límite infranqueable que tienen en pensar en términos de lo individual, que excluye la idea de que puede ocurrir algo por el lado de lo colectivo" dice Aguzzi y nosotros pronto ampliaremos en el blog en la misma línea.

En el programa también estuvo Cristian Bonomo, músico y gran amante de los más diversos tipos de música, desde lo popular hasta lo académico, desde lo contemporáneo hasta la música antigua. Su viaje reciente por varios países de Europa le permitió tomar contacto directo con varios de los artistas que él viene admirando a la distancia desde hace años. Uno de los puntos altos del viaje fue ir al Festival Bach, donde escuchó entre otros el jazz del Joshua Redman Trío.

Otro gran momento para él fue participar de la celebración de los 450 años del nacimiento de Claudio Monteverdi. Asistió a dos presentaciones de L'Orpheo y pudo ver a Sara Mingardo, considerada una de las mejores cantantes de nuestra época, una contralto con una voz que no es muy común de encontrar, acompañada aquí por la formación del catalán Jordi Sabal.

Bonomo vio en vivo a Radiohead, a James Blake, una instalación tridimensional de Bjork, pero lo que más lo conmovió fue asistir a un concierto de un grupo llamado Huelgas Ensamble que fue lo que a él alguna vez lo llevó a dedicarse a la música de este género. Acá hacen una obra del flamenco Nicolas Gombert, cultor de una polifonía que Bonomo prefiere denominar polimelodía, que es según su criterio uno de los momentos más exquisitos de la historia de la música, con un tratamiento de las diversas líneas vocales que nunca se volvió a repetir. "Nunca en mi vida he podido escuchar en vivo algo tan sublime como cuando escuché a este grupo":



Si quieren escuchar el programa con los sustanciales comentarios de Cristian Bonomo, las obras musicales referidas, más nuestras conversaciones polítitcas con Juan Aguzzi, Alejandro Braín y Willy Villalobos, pueden descargarlo completo clickeando acá.