Foto: Nadia Albarracin


viernes, 3 de febrero de 2017

El Triunvigato puso un paro sin fecha, ¿es para hacerlo o para levantarlo?

mau dice que en 20 años hay pobreza cero, por ende Schmid, Daer y Acuña endurecerían el plan de lucha si la cosa no arranca en 2038


La cúpula cegetista, después de 15 meses de mesas de diálogo y basureo presidencial, ayer dispuso que están dadas las condiciones para una gran movilización contra las políticas antipopulares del gobierno. Lástima que las condiciones ya estaban dadas el 29 de abril pasado, cuando la misma CGT (¿o era otra?) convocó a 250 mil trabajadores (no a la Plaza de Mayo, reservada para instancias superiores de la lucha) en reclamo de la sanción de una ley de protección del empleo y en contra de los despidos, que en ese entonces ya eran decenas de miles.


El Congreso sancionó la ley y macri la vetó. Pero la CGT consideró que no estaban dadas las condiciones para protestar contra ese veto. El desempleo aumentó y las paritarias cerraron por primera vez en años marcando una pérdida del poder adquisitivo del empleo formal. Se dijo que había que esperar la asunción del nuevo triunvigato que iría a conducir la CGT a partir de agosto. Se omitía decir que el triunvigato sería designado por los que estaban antes. mau llamó a una Mesa de Diálogo para la Producción y el Trabajo. Se hicieron varias reuniones. Los despidos seguían y seguían.


En la anterior reunión de la Mesa de Diálogo, en noviembre pasado,  se llegó a un "compromiso" (?) para frenar los despidos y suspensiones hasta el mes de abril próximo, algo que, como es público y notorio, ni empresarios ni gobierno cumplieron.


Los despidos siguieron cada día de noviembre, diciembre, enero y febrero (no contemos todos los que se habían producido antes de la Mesa del Diálogo para la Producción y el Trabajo). El triunvigato se tomó unas buenas vacaciones y ayer consideró que estaban dadas las condiciones para una nueva movilización, no a la Plaza de Mayo (por el momento un tabú simbólico para la actual conducción cegetista). Además de esta movilización, el triunvigato fijó una huelga general sin fecha, como había hecho en septiembre pasado.

"Solo falta ponerle la fecha", dijo en septiembre Juan Carlos Schmid, y agregó que "el Consejo Directivo ya ha tomado la determinación". Después, por una llamada a la Mesa del Diálogo para la Producción y el Trabajo, el paro quedó en suspenso indeterminado.

En noviembre el triunvigato cegetista y el Movimiento Evita llamaron a una movilización en reclamo por una Ley de Emergencia Social, que al final el gobierno concedió, junto con la promesa de frenar los despidos, que, como queda dicho, no se cumplió.

Ayer algunos compañeros se mostraron entusiasmados con las resoluciones de la CGT: movilización a un ministerio y paro sin fecha. ¿Por qué sin fecha? Todo 2016 haciendo la plancha, con el gobierno avanzando en el plan de hambre, baja de salarios, tarifazos, globos de ensayo de flexibilización laboral, presos políticos, paritarias a la baja. Nada de eso hubiera sido posible sin la complicidad de la cúpula sindical. Una de las falacias de estos debates es confundir a la actual cúpula de la CGT con el Movimiento Obrero Organizado. El triunvirato cegetista es parte del gobierno hasta que se demuestre lo contrario. Por ahora defraudó durante 15 meses a sus representados. El día que se haga el paro será nuestro y no de los que lo postergaron infinitamente.

No hay comentarios: