Dan vergüenza





sábado, 31 de enero de 2015

Mariposa, la nueva de Marco Berger que se estrena en Berlín

La anticipa su director este domingo en La otra.-radio. Medianoche en FM La Tribu



Desde que entrevisté por primera vez a Marco Berger en abril de 2009, cuando acababa de presentar en el BAFICI su primer largo, Plan B, él ya hablaba del siguiente proyecto en el que estaba trabajando, Mariposa, una película en la que quería expandir su dramaturgia: más personajes, una narrativa más compleja que la del minimalismo (tremendamente eficaz) que había logrado en Plan B.

La producción de Mariposa se fue dilatantdo y Marco no se quedó quieto: en el ínterin hizo Ausente y Hawaii. Y a cada paso fue afinando su destreza sobre ciertos elementos específicos (encuadres, montaje, duración del plano, dirección de actores) que él maneja como pocos en el cine argentino actual.

Hasta ahora Hawaii es para mí su mejor película, lo cual significa que este período de producciones rápidas (filmadas en pocos días y bajo presupuesto) lo aprovechó intensivamente para afinar su mirada. Y finalmente llegó el momento de concreción de un proyecto de una escala mayor. Mariposa ya está lista y se estrena nada menos que en el Festival Internacional de Berlín (5 al 15 de febrero, o sea ya).






Pero, antes de partir hacia Berlín, Marco Berger va a venir este domingo a La otra.-radio, a anticiparnos de qué va Mariposa (es la primera vez que lo voy a entrevistar sin haber visto la película). Y quizá también hable de algo más que ya anduvo haciendo y está todavía in progress.

El domingo a medianoche en FM La Tribu, www.fmlatribu.com, 88,7.

Destruí el ícono

Lo nuevo de Bjork este domingo a la medianoche en La otra.-radio. FM La Tribu




Nuestro amor era mi útero
pero nuestro vínculo se ha roto
mi escudo se ha ido
perdí  mi protección.

Soy una herida
mi cuerpo palpitante
un ser doliente

Mi corazón es un enorme lago
negro por el veneno
estoy ciega
ahogándome en este océano.

Mi alma desgarrada
mi espíritu está roto
en la tela de todo
él se ha tejido.

Tienes miedo de mis emociones sin límite
estoy harta de tus obsesiones apocalípticas
Tanto te amo
que la devoción me quebró
así que me rebelé
destruí el icono.

Lo hice por amor
honré mis sentimientos
has traicionado a tu propio corazón
corrompiste ese órgano.

La familia fue siempre
nuestra sagrada misión mutua
qué abandonaste.

No tienes nada para dar
tu corazón es hueco
estoy ahogada en penas
sin esperanza a la vista
pena y horror eternos.

Soy un cohete radiante
que está volviendo a casa
y al entrar en la atmósfera
quema capa tras capa.

Bjork, Vulnicura, "Black lake", 2015

viernes, 30 de enero de 2015

Fijman


Ha entrado la noche,
la noche de los días con sus noches, la tierras
frías y los bosques muertos.

Ha entrado la noche de la carne y de los sentidos,
la noche de las tierras caídas y los cielos muertos.

A la luz del alma crece tu alma, creció mi alma;
a la luz del alma padecemos en cosas,
y tu pavor en mi pavor, y mi pavor en tu pavor,
toda tu soledad, toda mi soledad.

Ha entrado la noche:
y yo rezo en tu canto,
tu canto en la oración en la noche de los sentidos.

Tu corazón se enciende en tu esperanza;
mi corazón se enciende en mi esperanza.

En sí se gozan las lunas de sueño y los soles de paz
de tu alma y mi alma.

Asidas con tus manos lunas de amor; asidos con tus manos
soles de amor.

JACOBO FIJMAN (25/1/1898 - 1970)

Esta revista la hicimos en medio de la crisis que volteó a De La Rúa y varios otros presidentes. Eran años en que los presidentes no se bancaban un cacerolazo convocado por Radio 10. En esa época, TN no trasmitía los cacerolazos, más bien los ocultaba. Se nos ocurrió hacer un número especial dedicado a Jacobo Fijman. Ese número no se vendió casi nada.

jueves, 29 de enero de 2015

La hora del lobo con Marcos Vieytes

La otra.-radio del domingo pasado, para escuchar clickeando acá 


_ A mí me parece que Subjetiva de nadie no es un libro de crítica, yo asocio mucho la crítica al juicio, tengo muchas prevenciones con esa palabra...

- Me gustó eso, que el libro, o el personaje, o yo no nos erigíamos en juez. Hay toda una dimensión de autoridad de la crítica que es bastante antipática. A veces uno termina por defecto inclusivegenerándolo, porque evidentemente si uno escribe sobre una película y se empieza a hacer un lugar, en mi caso por la ventana, en la crítica de cine, termina teniendo lectores y esos lectores lo toman hasta cierto punto como una especie de guía. Pero a mí particularmente me pasa algo: no me gusta quien se nota que lo disfruta mucho ese lugar de autoridad, que muchas veces es lindo exacerbar, para que quede parodiado en sí mismo...

- ...como una especie de sobreactuación.

-  ... como de sobreactuación, alguna vez lo he hecho, pero porque me divierte.

- Y, bueno, a mí me sorprende este Marcos Vieytes del libro, porque aparecen otras cosas: aparece la poesía, aparece una especie de autobiografía, no sé qué grado de ficción o de realidad tendrán, y el cine está muy intercalado, está muy interferido, no es algo aparte de la vida, es parte de la vida. Y hay asociaciones imprevistas, saltás de películas que aparentemente están muy distantes en los lugares que ocupan en la historia del cine, y vos les encontrás vínculos sorpresivos, digamos... eso es lo que más me gusta de Subjetiva de nadie.

- Y... me fue pasando a mí eso como espectador, después fue encontrar la capacidad y el medio para poder trasladarlo a la escritura. Sí, parte de mi diversión y de la alegría que me ha dado el cine ha tenido que ver con esas conexiones no buscadas deliberadamente. Son como en una mala película de ciencia ficción un agujero que se abre y de repente yo podía encontrar a Godard en la de Carpenter o podía disfrutar La hora del lobo de Bergman también en función del uso de los géneros o lo que estaba allí. Y, la relación con la vida, sí...

- Porque viste que hay una cinefilia que es como una secta del tipo que casi no tiene vida fuera del cine, ¿no?, y que todas sus referencias son siempre solo cinéfilas, como si se refugiara de la vida, del mundo, la intemperie. En este caso yo no lo encuentro en tu libro, que me parece que está muy contaminado por el mundo, o el mundo muy contaminado por el cine.

- Ah, es grato que me digas eso, porque en lo otro está todo el costado más patológico.

- La cinefilia como enfermedad,,,

- Indudablemente para mí un componente hay desde el momento en que me declaro enfermo primero, después trato de ver si me salvan algunas cosas. Yo la palabra cinefilia cuando empecé a leer una revista de crítica de cine, que era El Amante hace diez años...

(Esto es solo un tramo de nuestra conversación con Marcos Vieyter. Y después hablamos de Porta Fouz. de Ricagno, de Kim Bassinger, los Testigos de Jehová, la religión, la Palabra, los libros, las sectas cinéfilas, el Pecado, el puritanismo, la fricción, el Sistema Clásico de Representación, Horror Express, el cine de terror, el inconsciente de las películas, la mirada de un conejo, la mirada del burro en Al azar Baltazar, la de Romy Schneider, Manuel de Oliveira, American Sniper de Eastwood, de Robocop, de Boyhood... Y una fascinación muy reciente -de la noche anterior al programa- Atlas Shrugged III: Who is John Galt?, en la que Marcos cree encontrar la posibilidad de un John Carpenter del siglo xxi. La conversación completa se puede escuchar clickeando acá)


miércoles, 28 de enero de 2015

Antojo 2015

Desde el lunes por La Tribu



Música, cine, Peña, la discoteca de la filmoteca, los discos argentinos del siglo xxi, una historia de la filosofía, libros, poesía, calor, frescura, tibieza, vientos, huracanes, brisas, calma chicha, chicha, limonada, los buitres, los caranchos, el contado con liqui, el post neoliberalismo, el post post modernismo, Caetano, la Incredible String Band, las 62, el 68, el 69, los 70, la poesía de los 90, el amo, el esclavo, los boleros, las confesiones, la inseguridad, el caos de tránsito, el periodismo en la pendiente, la revolución, los chicos de la playa, las chicas de tapa, Soren K, Wittgenstein, Cuervo, Maxi, el hermano perro, los elefantes, el gusanito, la pelicana, el androide, los 100 mejores disco del rock argentino y lo que se nos cante cada noche.

Lunes a jueves a la medianoche por LA TRIBU 88.7 FM

Nisman: unos días despúes

Una conversación con Abel Fernández en La otra.-radio. Escuchar clickeando acá 



Esta charla con Abel Fernández, bloguero y veterano militante peronista, fue hecha para La otra.-radio el domingo a la medianoche, es decir: antes de que Cristina anunciara por cadena la disolución de la SI y el envío al Congreso de un proyecto de ley para establecer un nuevo sistema de inteligencia nacional. El anuncio le devolvió al gobierno la iniciativa política y puso a la oposición en su lugar habitual: estar en contra, de antemano, aun sin saber en contra de qué. La eficacia desestabilizadora de los medios va menguando en la medida en que prima la política sobre la acción psicológica feroz que se desató en el momento en el que Nisman fue encontrado muerto.

En estos últimos días, la investigación se encamina por carriles estrictamente judiciales y es de esperar que por ahí siga, que la cancha no se embarre con nuevas operaciones que arruinen los posibles avances. Así como es necesario también que ese aspecto judicial no entre en una dilación que lleve hacia la extinción de la causa sin resultados claros, lo que sería muy lesivo no solo para el gobierno sino para toda la comunidad, jueces incluidos. 

Por cierto, hay quienes, acá y en el exterior, apuestan al deterioro de la situación para sacar sus réditos particulares: la conspiración no es una teoría sino una realidad permanente de la política argentina y con la muerte de Nisman la conspiración encontró un motivo para empujar los límites. Pero el kirchnerismo es un hueso duro de roer, como lo vuelven a mostrar las iniciativas recientes de la presidenta. Y el poder judicial podría contribuir por su parte para que este hecho desgraciado se transforme en un caso testigo, pero para eso hace falta que los procedimientos de jueces y fiscales no queden ensombrecidos por sospechas.

La muerte de Nisman es hoy un signo pero, dado que aún no se puede determinar inequívocamente si se trata de un suicidio o un homicidio, no podemos todavía decidir un signo de qué es: siendo las dos alternativas graves, el homicidio es ciertamente más inquietante: ¿cuál es el mensaje de esta muerte? ¿quién nos lo envía? Quien fuera que sea, ¿está dispuesto a seguir hablando en este lenguaje? Si se resolviera de un modo mínimamente satisfactorio, ¿podría ser una oportunidad para cortar el nudo peligroso armado entre servicios, jueces, políticos y medios de comunicación? ¿Redundará esto en una mayor transparencia? Las respuestas a estas preguntas no dependen de la voluntad de una sola persona ni de un solo sector: todos estamos siendo puestos a prueba.

De la conversación con Abel pudimos despejar algunas cuestiones que acá señalo brevemente. Invito a escuchar el audio completo de la charla, clickeando acá.  Las ideas que esbozo de mi conversación con Abel:

- Hay una historia que empezó con 85 muertes en la AMIA hace 20 años, o mejor todavía, un par de años antes, con la explosión en la Embajada de Israel. Cualquiera que se moleste en buscar todo lo que se ha escrito sobre esto, sabe cuánto se discutió y peleó desde entonces, a nivel de la política interna. Nuestros organismos de seguridad e inteligencia no tienen entrenamiento para hacer inteligencia exterior. Sabemos que los servicios de inteligencia de EEUU e Israel también participaron en la marcha de estos casos y no precisamente para obtener alguna claridad.

- Con respecto a la conmoción producida por la muerte de Nisman, hay que señalar que sus denuncias previas no tenían la consistencia necesaria para ser tomadas en serio. Es su muerte lo que vuelve grave a este asunto.

- Hay que separar las repercusiones internacionales de la exasperación que se juega normalmente en la política interna. Si se lee desde una mirada extranjera que un fiscal que hace acusaciones contra el gobierno aparece muerto, lo primero que se piensa es que fue eliminado por los acusados. Esa fue la primera reacción de los medios internacionales: "apareció muerto el fiscal que acusó a la Presidenta". Estos medios no habían tomado muy en serio inicialmente las denuncias de Nisman, pero es su muerte la que lo convierte en un hecho grave. Con el correr de los días vemos que ni EEUU ni Israel salieron a cuestionar oficialmente al gobierno argentino. Hay voces aisladas en EEUU, que están en conflicto con Argentina por el tema de los fondos buitres, pero ese es un aprovechamiento oportunista. No es compararable con las reacciones que tienen a veces las potencias cuando acusan a un país de albergar terroristas, de tener armas de destrucción masiva, o de matar masivamente a sus disidentes: nada de eso pasó en este caso, ni parece que fuera a pasar si el conflicto no escala.

- El ataque periodístico dirigido a culpar al gobierno por la muerte de Nisman es político y local; viene de los sectores enfrentados ya anteriormente al gobierno. (Agrego yo: n el campo periodístico parece haber matices: La Nación, con una posición menos agresiva, trata de aprovechar la situación para desgastar al gobierno pero con cierto equilibrio informativo; en cambio el Grupo Clarín sostiene una posición mucho más agresiva, por ejemplo con el llamado a elecciones anticipadaslanzado por Asís, Longobardi y Lanata).

- En la oposición política: hay diferencias. Macri ha dicho banalidades, las banalidades correctas. Massa fue más agresivo, quizás por su necesidad política de hacerse ver. Es la política caníbal de nuestra realidad. 

- Por el lado de la coalición de gobierno: Scioli es Scioli: siempre está ahí y siempre forma parte del apoyo del gobierno. Por eso mismo es un apoyo importante, porque no deja al kirchnerismo aislado con lo suyo propio. El encolumnamiento del Justicialismo y del Frente para la Victoria detrás de la Presidenta hace imposible cualquier especulación acerca de un golpe institucional desde el Poder Legislativo.

- Lo que hace grave al asunto es la muerte de Nisman. Acá se trata, lamentablemente, de un caso de inversión de prueba (no desde el punto de vista judicial, sino político). Tendrían que ser muy inequívocos los indicios de suicidio. Vivimos en una tradición histórica de presuntos suicidios nunca del todo admitidos por la sociedad (por ejemplo, caso Yabrán). El gobierno debe hacer un esfuerzo muy grande: el Estado debe hacer un esfuerzo muy grande para aclarar el caso, encontrar a los culpables, si los hay; o si fue un suicidio, encontrar a posibles instigadores o explicaciones convincentes. Además, es imperioso lograr algún avance en la causa AMIA. La sociedad necesita respuestas. 

- Tampoco el Poder Judicial se puede refugiar en los usos burocráticos: esto no puede terminar en expendientes que se estiran por años. Hay ciertos gestos de responsabilidad institucional que debería tener no solo el Poder Ejecutivo, sino también la Corte Suprema. "No es que a los jueces les tengamos tanta confianza -dice Abel-, pero va a ser más difícil creer que el Poder Ejecutivo y los jueces estén conspirando para el mismo lado. Si ambos sectores participan en la dilucidación del caso, va a tener más credibilidad las conclusiones". Y hoy la sociedad necesita resguardar una credibilidad mínima en la resolución de este caso tan complicado.

- El tema de los servicios de inteligencia como un mecanismo de lucha política se muestra demasiado peligroso. Este último punto, que en la charla con Abel fue señalado, empieza a tener una vía de tramitación política con el mensaje de Cristina del lunes.

martes, 27 de enero de 2015

Un señor embutido en un traje

Leonard Cohen


Me encanta hablar con Leonard,
es deportista, es un pastor,
es un cabrón perezoso
que vive embutido en un traje.

Pero él dice lo que yo le digo
incluso aunque no le agrade
simplemente él no tiene la libertad
de negarse a hacerlo.

Va a pronunciar palabras de sabiduría
como si fuera un visionario
aunque lo único que realmente sabe
es hacer una simple canción.

De vuelta a casa sin pena,
de vuelta a casa, mañana, en cualquier momento
de vuelta a casa, donde está mejor que antes
de vuelta a casa, sin pesar,
de vuelta a casa, tras la cortina,
de vuelta a casa, sin el traje que llevaba.

Él quiere escribir una canción de amor,
un himno de perdón,
un manual para convivir con la derrota,
un grito que se sobreponga al dolor,
un sacrificio recuperado.
aunque no sea eso lo que yo necesito.

Yo quiero que él tenga la certeza
de que no tiene ningún pesar,
que no necesita tener una visión,
que sólo tiene permiso
para hacer mi voluntad de inmediato
y mi voluntad es que él diga
lo que le ordené que repita:

De vuelta a casa sin pena,
de vuelta a casa, mañana en cualquier momento
de vuelta a casa, donde se está mejor que antes
de vuelta a casa sin pesar,
de vuelta a casa, tras la cortina,
de vuelta a casa sin el traje que llevaba.

Me encanta hablar con Leonard,
es un deportista y un pastor
es un cabrón perezoso
que vive embutido en un traje.




por Guillermo Colantonio

Máscaras, voces: narrar la experiencia *

La figura de la máscara será otra constante en toda su obra a partir de diversas versiones enunciativas: amante, monje, poeta. Dos enormes testamentos con tintes autobiográficos llevarán esta idea a su punto álgido, con exquisita ironía. Uno de ellos, también incluido en I’m your man se llama "Tower of song", una perfecta combinación de máscaras para hablar de la escritura, el pesimismo existencial y la vejez, interpretada con la hermosa calma que precede a una tormenta: “Pues mis amigos se han ido/ y mi cabello está gris./ Me duele en los lugares donde solía jugar/ y estoy loco por el amor/ pero me voy a ir/ Solo pago mi alquiler a diario/ en la torre de la canción.” Más tarde, "Going home", incluida en Old ideas (2012), retomará las diferentes voces del yo: “Me encanta hablar con Leonard/ es deportista, es un pastor,/ es un cabrón perezoso/ que vive embutido en un traje”.

Como en los carnavales, detrás de las máscaras se esconden identidades, pero se ejecutan actos que liberan instintos, sensaciones y pensamientos reprimidos socialmente. El principal disfraz de Leonard Cohen ha sido el de su voz de oro, una extensión directa de su literatura, para hablarnos del valor de la experiencia como fuente de relatos. El desplazamiento constante del libro a la canción tal vez se vincule con la idea de Walter Benjamin acerca del narrador, aquel que recupera la oralidad de la épica, la voz del bardo frente al aburguesamiento de la novela. La relación vida/ experiencia/ obra es clave, y asumirá diversos rostros que apuntan a un mismo objetivo: estar vivo en el caos, nunca rendirse ante la atrocidad. Canciones como "The future" o "Everybody knows" expresan la derrota pero con belleza: “He visto el futuro, hermano: es asesinato (…) Pero el amor es el único motor de supervivencia”. “Todos saben que la guerra terminó/ Todos saben que los buenos perdieron/ Todos saben que la pelea fue arreglada/ Los pobres siguen pobres y los ricos se enriquecen”. Ambas canciones juegan con la figura del oxímoron, presente siempre en la poética Cohen, con la coexistencia de la pesadumbre en las letras y el ritmo bailable de las melodías.

Pese al pesimismo, siempre queda una vía de escape (el arte), “la grieta por donde se filtra la luz”, tal como se enuncia en el hermoso estribillo de "Anthem" de The future. De esta forma, el mundo será un valle de lágrimas perfectible gracias a las canciones, aunque sea “a mil besos de profundidad” ("A thousand kisses deep" de Ten new songs, 2001), gracias a la música.

* Fragmento de la nota "Los trajes del Sr. Cohen. Algunas notas sobre la música de Leonard Cohen", publicada completa en el blog Un Largo, que puede leerse completa clickeando acá.

lunes, 26 de enero de 2015

Mientras Obama negocia con Iran para tener un nuevo aliado en Oriente Medio, AMIA y DAIA canonizan al tipo que paralizó durante años la investigación de los atentados. Y después acusan a Cristina de encubrir a terroristas. Dadaísmo.

AMIA y DAIA no van al acto de cancillería por Día del Holocausto pero comparten palco con Macri, que nombró al Fino Palacios, procesado por encubrir el atentado de AMIA. Macri dijo que al fino Palacios lo recomendó Israel. Ergo: AMIA y DAIA se cagan en el Holocausto, tanto como en las víctimas de AMIA.


La hipocresía de la oposición política, corporativa y mediática es un problema para la democracia argentina.

¿Negociar con Irán es pactar con el diablo? El gobierno de Obama negocia la impunidad de todos los atentados terroristas cometidos por Irán en el mundo, incluído el de la AMIA, a cambio de un incremento del intercambio comercial, lo cual provoca la indignación de Julio Schlosser, Marcelo Birmajer y Marcos Aginis. Las escuchas se conocerían mañana en el programa de Mariana Fabbiani y Angel Debito


El secretario de Estado estadounidense John Kerry y el ministro de Exteriores iraní Mohammad Jawad Zarif se reunieron en Davos, Suiza, el jueves, según afirmó un alto funcionario del Departamento de Estado, y esta fue la última de una serie intensiva de conversaciones para llegar a un acuerdo sobre el programa nuclear de Irán.

No hubo información directa sobre si los dos hombres reunidos durante una hora se acercaron a un acuerdo para frenar el programa nuclear de Irán, a cambio de que se terminen las sanciones económicas occidentales en Teherán.

Después de haber vencido el primer plazo para el acuerdo, las dos partes están buscando ahora llegar a las bases de un acuerdo en marzo, y luego un acuerdo final de largo plazo para el 30 de junio.

Kerry y Zarif se reunieron como la semana pasada, en Ginebra y en París.

Zarif, al hablar en un panel en el Foro Económico Mundial en Davos, advirtió que si avanzaba en el Congreso de EEUU el proyecto de ley para ampliar las sanciones contra Irán, puede malograrse  el proceso de negociación entre Irán y las grandes potencias sobre su programa nuclear.

Algunos legisladores de los dos principales partidos políticos de Estados Unidos han apoyado nuevas sanciones contra Teherán, algo a lo que el presidente estadounidense Barack Obama se opone, mientras prosiguen las negociaciones.

"Un proyecto de sanción por el Congreso de Estados Unidos puede liquidar nuestro plan de acción conjunto", dijo Zarif refiriéndose a un acuerdo provisional adoptado en noviembre de 2013. "El presidente de Estados Unidos tiene el poder de veto, pero nuestro Parlamento tendrá su contra-acción y nuestro presidente no tiene el poder de veto".

(Informe de Warren Strobel y Paul Taylor, editado por Christian Plumb, fuente REUTERS)

domingo, 25 de enero de 2015

La operación sobre Charlie Hebdo no le alcanzó a la OTAN para impedir que en Grecia triunfe la política por sobre el terror


Leíamos hoy en Perfil:

De la mano de Tsipras, Grecia se inspira en la Argentina K

Su partido, Syriza, es favorito para hoy. Propone renegociar la deuda y toma como modelo la experiencia post 2001. Pero sería impracticable por la pertenencia a la Eurozona.

En septiembre de 2012, unos meses después de convertirse en el líder de la oposición en Grecia, el joven parlamentario Alexis Tsipras dio un discurso en el Consejo de los Helenos que todavía es recordado como una intervención brillante por sus seguidores y lamentable por sus detractores. Yannis Stournaras, ministro de Finanzas del primer ministro Antonis Samaras, acababa de destacar en el recinto que, gracias a su gobierno, “Grecia no se transformó en la Argentina”. Tsipras le salió al cruce: “¡Ojalá nos hubiéramos convertido en la Argentina! Ellos pasaron por enormes dificultades y los argentinos fueron capaces de soportarlas con dignidad”.

Actualización de La otra: Resultados parciales: Syriza se ubica primero, con el 35,5% de los votos, sobre el partido gobernante Nueva Democracia, del primer ministro conservador, Andonis Samaras, según arrojan los votos escrutados, un 30% del total.

Según esos mismos datos parciales oficiales, el oficialismo obtuvo el 28,7% de los votos. El partido neonazi Aurora Dorada se sitúa como tercera fuerza, con el 6,38% de los votos.

Conclusión provisoria: Europa, no te va a alcanzar con el Terror, tendrás que hacer política.

Sobre la autopsia de un ojo (o la disección de la mirada)

Subjetiva de Nadie
Hoy a la medianoche Marcos Vieytes en La otra.-radio



Dice Marcos Vieytes (Subjetiva de nadie. Fragmentos de un diario crítico):

La idea es delirante, genial, desmesurada, propia de un subproducto del cine de terror europeo tan sugestivo y poético como acabó siendo Horror Express (1972) de Eugenio Martin (Gene Martin para la distribución internacional), protagonizada por el dúo dinámico de la Casa Hammer que formaron para siempre Christopher Lee y Peter Cushing, trasplantados a esta coproducción con director español, Telly Savalas haciendo de cosaco, Alberto de Mendoza fagocitándose la película al dárselas con todo desparpajo de monje ruso medio loco y medio brujo, más desatado aún que la suma del Rasputín histórico y del mítico, un par de mujeres filmadas de verdad, un monstruo simultáneamente material y metafísico, un tren que atraviesa el nevado desierto siberiano, tres o cuatro secuencias que asustan como pocas, un silbido sibilino y asesino, ni un solo plano irrelevante debido al imán iconográfico del reparto, y ese momento maravilloso en el que, tras cazar y dar muerte al monstruo o a una de sus encarnaciones, Peter Cushing le hace la autopsia para encontrarse con la sorpresa de que en el ojo tiene grabadas -talladas, registradas, impresas- imágenes solamente visibles a través de la lente de un microscopio. Pero eso no es todo, también se revelan milenarias y extraterrestres. Algo así como si Dios hubiera tenido una cámara y mandara home movies desde el cielo, películas de su panorámica cenital. Solo que estas resultan ser las de un demonio, especie de subjetivas cenitales de Satán en caída libre hacia la Tierra tras su derrota bíblica a manos del arcángel Miguel. ¿Quién no pagaría la entrada -digo más-: quién no vendería su alma para ver esa película? Como hace el protagonista de Cigarrete Burns (2005), de John Carpenter, o como los de esta Horror Express, que se arremolinan libidinosos sobre el microscopio devenido metáfora del cine con tal de ver lo que no ha visto nadie: lo prohibido, lo irrepresentable, la presunta pieza clave de un rompecabezas en verdad infinitamente inconcluso.


No vi Horror Express y no tenía idea de su existencia ni de quién es su director, Eugenio Martín; es más: creo que no la veré siquiera después de haber leído este hermoso texto de Marcos Vieytes que forma parte de su primer libro. El "subproducto del cine de terror europeo" queda definitivamente fuera de mi radar; lo digo sin culpa y sin orgullo. Apartada esta cuestión de deseos y deberes, debo decir que el texto de Vieytes justificaría la existencia de la película que no veré. Hay ahí una metáfora del cine señalada como al pasar, en una intuición genial, en medio de una cadena de instantáneas sobre la mirada (la mirada de Romy Schneider, la mirada de un conejo muerto (ver acá)), cada una de las cuales que valen por un tratado de mil páginas sobre la ontología de la imagen cinematográfica. Una serie de asociaciones, lícitas o ilícitas, autorizadas por la vida de la escritura.

Vieytes no hace un libro de crítica cinematográfica; tampoco creo que sea muy precisa la etiqueta del subtítulo: Fragmentos de un diario crítico. Al menos yo no encuentro un diario. Hay sí una apuesta por la contingencia de la escritura, un escrutar la mirada, por el rebote aparentemente caprichoso de una memoria cinéfila capaz de lograr una iluminación a partir de la secuencia de un subproducto del terror europeo. La cinefilia que Marcos escribe no es la de un culto esotérico que se erige en contra del mundo, así como su crítica tampoco es el Tribunal de la Razón Cinematográfica ante el cual hace comparecer a cada película. No hay Juez ni Sistema, pero tampoco se trata de un mero montón de ocurrencias. Hay una trama urdida desde la inquietud de la pasión por el cine como parte de la experiencia vital: un cine que ayuda a ver el mundo escribiendo la mirada. No ideas, diría el Godard de Adiós al lenguaje, sino metáforas. Por eso creo que el libro Subjetiva de nadie, con su apariencia de ensayo acerca de la experiencia cinéfila interferido por poemas y relatos autobiográficos, es más una novela que otra cosa.

Un texto notable que atestigua que hay vida para la escritura cinematográfica, más allá de la liturgia vaciada de las reseñas y del gesto pendenciero de las camarillas. No está solo: lo acompañan textos tan distintos y tan productivos como los de Nicolás Prividera (El país del cine), los de Roger Koza en Ojos Abiertos, los de Emilio Bernini en Kilómetro 111 o los de José Miccio acá nomás. Un momento extraño y promisorio de eso que alguna vez se llamó "crítica cinematográfica" y hoy ya no sé cómo.

Hoy a la medianoche viene Marcos Vieytes a La otra.-radio. FM La Tribu, 88,7, www.fmlatribu.com.

sábado, 24 de enero de 2015

Para saber que tu alma está despierta, voy a escribir una canción de prueba

Varieté Cantabile, lo nuevo de Litto, el domingo a medianoche en La otra.-radio (FM La Tribu, 88,7, www.fmlatribu.com)


Guardé en la maleta todo el canto,
saqué la visa para el corazón.
Mi sentimiento me obligaba
a buscar otra protección.

Dime, alondra, tú que me acompañas,
que sabes volar por tierra y por mar,
el cielo será nuestro abrigo
para cruzar la tempestad.

En mi bolsillo una medalla
y en tu cartera una postal
son talismanes para el viaje
que juntos vamos a emprender.

Escúchame, fuerza de las alturas,
haz que mi voz sea la del corazón
Escúchame, fuerza de las alturas,
haz que mi voz sea la del corazón.

Una certeza me acompaña,
es un presagio o algo así:
que si la paz no está conmigo,
juntos la vamos a crear.

Nunca el camino será largo,
si somos dos para correr,
si yo te llevo de la mano
y tú me llevas de la piel.

No importa quién esté aguardando
ni aquel que no pudo salir,
esto lo hacemos para todos
por una nueva protección.

Escúchame, fuerza de las alturas,
haz que mi voz sea la del corazón
Escúchame, fuerza de las alturas,
haz que mi voz sea la del corazón.

Litto Nebbia, "Talismanes (otra dirección)", 
de Varieté Cantabile, el nuevo disco de Litto, 
junto a su banda Aire Fresco.

Porque conforta el alma saber que por ahí anda Litto haciendo alguna nueva canción, este domingo, junto a nuestro amigo Santiago Segura (del blog La música es del aire), estaremos escuchando algunas de las canciones de Varieté Cantabile.


viernes, 23 de enero de 2015

Asís, Longobardi y Lanata instalan la idea de la conveniencia de un golpe




La cadena empieza, no casualmente, con Massa, quien amenaza: "esto recién está empezando"...

Díalogo en Radio Mitre:

Longobardi: Me decía anoche Sergio Massa: "sabés qué, esto está empezando"...

Lanata: Audaz, lo que dice el Turco...

Locutora: Sí, sí, que hay que adelantar las elecciones.

(Dicen un poco cada uno: son las cosas que se dicen así, todavía no se atreven a decirle de un tirón).

Asís: Argentina no está para un año entero de elecciones y de eternas elecciones en medio de este desgobierno, de esta deslegitimación moral. Sinceramente, y lo dije ayer en un tuit.


Asís: Yo estoy de acuerdo con el Papa Francisco, que hay que ayudar a la doctora a que llegue al final. Lo que me parece que hay que hacer para ayudarla mejor es acrotar la línea de llegada..

Marea

La otra.-radio para escuchar clickeando acá



Guardapolvo blanco, travieso chiquillo
iba el estudiante por la gran ciudad
una encrucijada apagó su vida
como aquella herida de dulce torcaz.

Cayeron sus libros como mariposas
con sus alas rotas no pudo volar
hoy está dormido con un blanco lirio
que una mano amiga le dejó al pasar.

Son los estudiantes las blancas palomas
mensaje de ciencia que el cielo nos da
cazador furtivo, si vas por el bosque
no caces palomas, símbolo de paz.

Cayeron sus libros como mariposas
con sus alas rotas no pudo volar
hoy está dormido con un blanco lirio
que una mano amiga le dejó al pasar.

Si vas por el bosque
símbolo de paz.



("Marea del estudiante" es un tema grabado por Raly Barrionuevo en su último disco, Chango, dedicado al mítico folklorista cordobés Chango Rodríguez. El tema fue compuesto por Rodríguez en homenaje a Santiago Pampillón, un estudiante cordobés asesinado por las fuerzas de la represión durante la dictadura de Onganía).

Lo último que hice el lunes a la madrugada antes de enterarme de la horrible noticia de la muerte de Nisman  -esa acto que causó estupor en los sinceros demócratas del país y llenó de regocijo a todos los que operan para poner la democracia de rodillas ante el poder faccioso- fue un hermoso programa de La otra.-radio, tapizado de canciones de raíz folklórica, de una nueva camada de artistas que se ubican a la vanguardia de la música popular argentina.



El mérito de la selección de estas canciones, además de un preciso conocimiento de los cantantes, compositores e instrumentistas que integran este movimiento, es del periodista Patricio Féminis. La selección incluyó a unos cuantos músicos que yo descubrí mientras las canciones salían al aire (Horacio Banegas, Santiago Torricelli, Agustina Volta,  Betiana Charny, Josho González, María y Cosecha, José Luis Aguirre, Juan Iñaki, Jacinta Condorí, Dos elefantes) junto a otros que ya conocía y admiraba, como Raly Barrionuevo, Teresa Parodi, Orozco/Barrientos, Jorge Fandermole, Cristobal Repetto y Roxana Baraj. Todos ellos cantando temas propios y también algunos clásicos: como "La oncena" (de Eduardo Lagos), "Chacarera del expediente" (de Cuchi Leguizamón) y "Marea del estudiante" (del Chango Rodríguez). Creo que este programa es un hito de nuestro ciclo radial, por la calidad y cantidad de revelaciones, que a partir de ahora se incorporarán a nuestra discoteca. Y pienso también que por este lado viene una renovación de la música popular argentina, ahora que el rock ha renunciado a la contracultura y se transformó en la música oficial del sistema. Recomiendo especialmente a los lectores del blog que escuchen el programa, que esta vez es un plato lleno de deliciosas sorpresas. Clickeen acá.


jueves, 22 de enero de 2015

Voy al centro de la ciudad, me compré una 44 de acero azul

Especial de La otra.-radio sobre Plant, clickear acá


por César Colman

Tras el fallecimiento de John Bonham y la disolución de Led Zeppelin, Robert Plant inicia su carrera solista con un perfil notoriamente más bajo. En las primeras reuniones que mantuvo con Ahmet Ertegun (presidente y fundador del sello Atlantic) le pidió que lo tomen en serio. La inmensidad que adquirió Led Zeppelin demandó una estética distinta para la música de Robert Plant. En su etapa solista se pueden distinguir tres etapas. La primera, compuesta por los discos: Pictures at eleven, The principle of moments y Shaken’ n’ stirred. En esta etapa hubo un acercamiento al pop que le dio su mayor éxito comercial. La segunda etapa, compuesta por los discos Now and Zen, Manic nirvana y Fate of nations. En ella enriqueció su música con un endurecimiento en su propuesta, acercándose por momentos a lo hecho por Led Zeppelin. Y la tercer etapa, compuesta por los discos Dreamland, Mighty rearranger, Raising sand (Junto a Alison Krauss), Band of joy y el reciente lullaby and… The Ceaseseless Roar. Aquí lo vemos envejecer con sabiduría, manteniendo su voz en gran forma y jugando con distintos ritmos y sonidos. En el blog Un Largo, analizamos detalladamente disco por disco. Clickear acá.



Hey Joe, ¿dónde vas con ese dinero en la mano?
Hey Joe, ¿dónde vas con ese dinero en la mano?
voy al centro de la ciudad, me compré una 44 de acero azul

Hey Joe, oí decir que disparaste a tu mujer
Hey Joe, oí decir que disparaste a tu mujer
Sí, lo hice, la maté, tal como dije

Hey Joe, dónde vas a ir ahora?
Hey Joe, dónde vas a ir?
me voy al sur, donde supongo que estaré libre
sí, supongo que voy adonde pueda ser un hombre libre...

(Con esta versión del tradicional Hey Joe, incluida en su disco Dreamland (2002), Robert Plant quizás logre lo que parecía imposible, superar la versión de Hendrix...)



miércoles, 21 de enero de 2015

Nisman: sea un suicidio o un homicidio, es una operación golpista

El kirchnerismo tiene que ponerse al frente del reclamo de verdad y justicia


Ahora que se conoce completa, se ve que la denuncia de Nisman es de una chapucería insólita. ¿Cómo este hombre estuvo 10 años como fiscal de la causa AMIA? Solo puede pensarse que fue emisario de otro y que fue insólitamente ingenuo, o que, desesperado, ya no controlaba la calidad de su trabajo. Si no mediara la terrible muerte, la denuncia de Nisman se caía el lunes. Es sorprendente con qué grado de berretismo se pudo iniciar una operación enormemente dañina para nuestra comunidad. Porque no creo que esta operación perjudique solo al gobierno, sino a todos, incluso los que quieran gobernar el próximo mandato. Pero los aspirantes a suceder a Cristina tienen que sacar muchas lecciones de esto. Si solo quieren aprovechar la ocasión, para dañar al gobierno, corren peligro. Un candidato que se alinee con la maniobra desestabilizadora dará lugar a un presidente frágil.

La chapucería de la denuncia no implica que la operación desetabilizadora no sea extremadamente precisa. El antecedente de una denuncia contrahecha es compatible con la posibilidad de que los que operaron sobre él lo hayan hecho venir para matarlo. A medida que pasan las horas, crece mi sensación de que está en marcha un golpe. El gobierno tiene que poner toda la energía en que la investigación avance, sin casarse con ninguna hipótesis, ni la del suicidio ni la del homicidio. Yo, por las primeras informaciones, pensé que se trataba de un suicidio, pero si los datos no son concluyentes, hay que agotar la investigación de la posibilidad del homicidio: puertas de servicio, huellas digitales, pisadas. No es imposible que lo hayan hecho venir para arrojar su cadáver en una mega-maniobra de desestabilización. Si serían capaces de inducir su suicidio, perfectamente pueden haberlo asesinado. Los que adherimos al gobierno no tenemos que militar en favor de una hipótesis, sino por la verdad.

La energía que están desplegando los sectores golpistas por desestabilizar al gobierno es formidable. Y van a operar sobre las zonas grises de la investigación. Por eso, la transparencia es imprescindible. Entre las posibilidades desgraciadas (todas: suicidio por decisión personal, suicidio inducido, homicidio), el final más dañino sería el de una orientación forzada de las pesquisas. Militemos, como siempre, por la verdad y la justicia.

Servicios de inteligencia y medios (dos apuntes sobre el caso Nisman) *



1-
Cabe preguntarse hasta qué punto esos núcleos de oscuridad que son los servicios de inteligencia, que tienen un notorio grado de autonomía y poder propios en los gobiernos de todo el mundo, son compatibles con la idea de democracia.

2-
El "Je suis Nisman", o el menos farsesco "Yo soy Nisman", sólo pudo dibujarse en la conciencia de los que lo pronuncian bajo el efecto, consciente o inconsciente, de los títulos de las tres tapas sucesivas de Clarín que menciona el gobierno: el 12, "Más de 4 millones contra el terror en Francia"; el 13, "Timerman recibió la orden de no asistir a la gran marcha en París"; el 14, "Amia: acusan a Cristina de encubrimiento a Irán". Ese lazo de sentido es, sin dudas, uno de enorme poder. Y su efecto desencadenante: sumisión.

* (Tomado del estado de facebook del ensayista Alejandro Boverio, con su permiso)

martes, 20 de enero de 2015

La plaza de los Nisman

CC BY-NC-ND 3.0 - M.A.ƒ.I.A
Las fotos sobre la manifestación contra el gobierno, ayer, Plaza de Mayo












9 de enero de 2015

Es posible que el suicidio de Nisman haya sido instigado: habrá que investigar a quiénes lo contactaron durante sus últimos días


"Que Nisman estaba bajo una presión insoportable era fácil de adivinar: quienes lo trataron en los últimos días pueden dar testimonio de esa ansiedad que lo llevaba a hablar con una velocidad que convertía su discurso en algo casi incomprensible".
Carlos Pagni (¿y còmo lo sabe? ¿no tendría que testificar?)

El tipo se mató, ya descansa en paz, la paz que no tuvo cuando presentó su denuncia disparatada. Los que no tienen paz ahora son los sectores politicos que quieren hacer decir a su cadáver lo que él no iba a decir ayer en el Congreso, porque no tenía nada. Tenía 330 cds, o 660, creo. Era más liviano ponerlo en un pendrive, pero bueno. Ya Lanata calculará cuántos cds entran en una bóveda.

La carrera de Nisman fue curiosa. Fue fiscal del caso AMIA durante 10 años y no averiguó nada. Nestor Kirchner lo nombró fiscal especial del caso. Convengamos que Néstor no estuvo muy acertado. Pero Néstor no tenía mucho ojo para elegir personal para misiones delicadas: Redrado, Cobos, Lousteau. Cosa rara los Kirchner: tan desconfiados para delegar el poder y en los puestos màs complejos pusieron a los tipos menos indicados. Al asignarle una fiscalía especial , Néstor le dio a Nisman un presupuesto millonario.  Alberto no avanzó en la obtención de una sola prueba y terminó inculpando a Cristina.

Una operación de acción psicológica sostenida por varios días por el grupo Clarín transformó al investigador fracasado en héroe de los extraviados sin proyecto. 

La semana pasada Nisman presentó una denuncia que invierte el orden de la lógica judicial, Aunque no logró demostrar la culpabilidad siquiera de una persona, denunció a la Presidenta por encubrimiento de culpables que él mismo no sabía quiénes eran. Sus argumentos para demostrar un pacto de impunidad entre el gobierno argentino e Irán se basaban en un incremento del intercambio comercial entre los dos países. Pero el intercambio comercial entre Argentina e Irán no se incrementó, Y todo así. Pero para Clarín fue un capo de la investigación. Nisman habló de una pista armada contra fachos locales, pero nadie de los que lo entrevistaron le preguntaron quiénes eran esos inculpados, ni ante qué fiscal habían sido denunciados.

El viernes, después de ser desmentido por el ex jefe de Interpol y desautorizado por el juez de la causa en la que trabajaba, luego de que Servini de Cubria consideró su denuncia carente de pruebas, Nisman se encerró en el mutismo: Antonio Laje el lunes a la madrugada, cuando recién se confirmaba que Nisman estaba muerto, decía que el fiscal ya no quería presentarse este lunes en el Congreso. Decía Laje que Patricia Bulrich habló varias veces con él para convencerlo. ¿Nadie investigará las conversaciones de Pato con Nisman? ¿Nadie le preguntará a Laje de dónde sacó esa versión? ¿No andan diciendo que fue un suicidio inducido? ¿Quiénes podrían inducir a Nisman al suicidio? ¿Los mismos que lo hicieron venir en medio de una feria judicial con los 330 cds? ¿los que tuvieron contacto frecuente con él sus últimos días? ¿Los dueños de los medios que anoche se restregaron las manos diciendo "es ahora o nunca"?

El tipo se pegó un tiro, todo lo que dejo es una espesa humareda. Ahora se convirtió en el primer agente de a CIA con club de fans.

La derecha, impaciente para la construcción política, cuando quiere copar la escena, mata. La derecha hace política con muertos. Por eso, para ellos, la muerte, incluso cuando se mata uno de ellos, es una buena noticia. Imagino el entusiasmo del domingo a la noche en la reunión de redacción de Clarín. Un muerto que no alcanza para desestabilizar al gobierno. ¿Habrá más muertos, para lograr cacerolazos un poco más concurridos? ¿Esto escala? ¿O se les agotaron los recursos?

lunes, 19 de enero de 2015

Un nota muy interesante de Santiago O Donnell sobre Nisman


NOTA DEL EDITOR DE LA OTRA: Esta nota es muy interesante porque pone en contexto la bizarra denuncia de Nisman que desencadenó la operación que ahora llega a su clímax con el intento de instrumentar este suicidio con fines desestabilizadores. O Donnell no solo habla de Nisman, sino de la trama de intereses que se tejió alrededor de su triste desempeño. 

Lo más interesante no son las pujas internas de Página. Dirijo una revista y conduzco un programa de radio y sé que tironeos así hay en cualquier medio.

Lo interesante es que O Donnell conocía  a Nisman desde hace mucho. Y también conoce las presiones que se juegan alrededor de esto. Acá va:


Detrás de Nisman - Por Santiago O´Donnell

Allá por enero del 2011, cuando Julian Assange, editor del sitio  Wikileaks,  me entregara un pen drive con más de 2500 cables diplomáticos estadounidenses referidos a la Argentina, lo que más me llamó la atención fue la información referida al atentado en contra de la AMIA y al fiscal de la causa, Alberto Nisman.

Los cables reflejan una y otra vez la falta de independecia del fiscal respecto de la embajada de Estados Unidos en la investigación del atentado, tal como documenté en mis librosArgenleaks (2011) y Politileaks (2014).  Dicha conducta incluye el adelantarle a la embajada  medidas judiciales tanto de la fiscalía como del juzgado que entiende la causa AMIA, llevar borradores de resoluciones a la embajada para ser corregidos hasta conseguir la aprobación de la sede diplomática, y disculparse reiteradamente cuando no se dio preaviso de alguna medida judicial del caso a los diplomáticos y agentes de dicha embajada estadounidense.  Los cables reflejan también que importantes referentes de la principales organizaciones de la comunidad, judía, de la cancillería argentina y hasta de los propios expertos estadounidenses que le daban letra a Nisman expresaban en privado serias dudas acerca de la marcha del expediente, pero que evitaban que esas dudas se hicieran públicas para no debilitar la causa.

 Más allá de esta información, de claro interés público, me llamó la atención que el periódico español El País y el diario francés Le Monde, que venían publicando artículos sobre Argentina basados en los cables de Wikileaks desde noviembre del 2010, hasta entonces no habían publicado ni una palabra sobre los 196 cables referidos a la AMIA, muchos de ellos clasificados como "secreto" o "clasificado."

También me llamó la atención que menos de una semana después de que Assange me confiara los cables de Argentina, El País publicó por primera y única vez un artículo referido a los cables que hablan del atentado a la mutual judía de 1994. Pero lejos de poner al descubierto la connivencia del fiscal con la embajada, el artículo se dedica a ventilar algo que ya era de público conocimiento: la entonces cercanía de Nisman con el gobierno, que había empezado cuando Néstor Kirchner creó una fiscalía especial para investigar el atentado en el 2005 y nombró a Nisman para liderarla.

 Titulado "EE.UU. sospechaba que la paertura del caso AMIA respondía al oportunismo del gobierno argentino", el cable arranca así: La embajada de Estados Unidos en Buenos Aires sospechó que el oportunismo del Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner y la ambición del fiscal especial Alberto Nisman determinaron, probablemente, la reactivación hace tres años de las investigaciones sobre el atentado terrorista que, en 1994, destruyó la sede de la Asociación Mutual Israelita Argentina en la capital argentina y causó 85 muertos y 300 heridos."

Esa misma semana redacté el artículo que terminaría siendo un año después , casi palabra por palabra, el capítulo "AMIA" de Argenleaks, con la intención de publicarlo inmediatamente en mi diario, Página/12, del cual sigo siendo jefe de la sección El Mundo, tal como habíamos convenido con Assange y también con Ernesto Tiffenberg, director del diarioSin embargo, Tiffenberg me comunicó que no publicaría mi texto sobre Nisman y la AMIA, así como los referidos al grupo Clarín, terrorismo en la Triple Frontera y otros que dejaban mal parados a funcionarios del gobierno, incluyendo uno sobre el vicepresidente Amado Boudou. Pero mientras los demás textos fueron suprimidos hasta que salieron mis libros, en el caso de Nisman-AMIA Tiffenberg le entregó uno de mis cables (en ese momento tenía la exclusividad para la Argentina, según un convenio que yo mismo había firmado con Assange, con el aval de Página/12)  al periodista Raúl Kollman y me informó que Kollman se encargaría de escribir sobre la AMIA porque era el experto de diario en el tema. Entonces me ofrecía a trabajar con Kollman, pero Tiffenberg no dio lugar a mi sugerencia.

Poco tiempo después, el 27 de febrero del 2011, bajo la firma de Kollman, Página/12 publicó en su tapa del domingo "Una ayudita a los amigos para acusar a Irán" . El artículo descalifica a las fuentes que aparecen en los cables poniendo en duda la investigación de Nisman y dice que los cuestionamientos a la investigación del fiscal provienen de ex funcionarios judiciales procesados por encubrimiento:

"En los últimos días, el diario El País, seguido luego por La Nación y Clarín, interpretaron que el cable del 27 de mayo señalaba que, según la opinión norteamericana, Nisman, en combinación con Néstor y Cristina Kirchner, pretendieron tapar, con el pedido de detención de Menem y los demás, el problema que por entonces estaba en el centro de la escena: el conflicto con las entidades del campo. En el cable del día 22 queda claro quién sostiene esa hipótesis: los propios Menem y Galeano. Ambos dijeron públicamente que la acusación en su contra era una maniobra política. Sin embargo, todo fue confirmado en las dos instancias judiciales superiores, el juez y la Cámara. Los otros dos que abonan esa teoría del desvío de atención fueron Neuburger y González. Los cables traducen esas opiniones y, sobre el final, Wayne más bien expresa sus dudas."

También cita al propio Nisman para desmentir su cercanía con el gobierno, relación que por entonces era archiconocida: "Página/12 consultó a Nisman sobre una frase del 'garganta profunda´ de la Embajada: 'Nisman está totalmente dominado por el jefe de Gabinete Alberto Fernández. Obedece sus ordenes sin discusión y no descarto que todo sea una maniobra política de Alberto Fernández´. El fiscal respondió brevemente a Página/12. “Vi a Alberto Fernández dos veces en mi vida. Ambas en 2005, cuando se estableció la fiscalía especial para el caso AMIA. En ese momento gestioné ante el jefe de Gabinete la compra del sistema Excalibur de entrecruzamiento de llamadas. El presupuesto dependía de él y por ello lo fui a ver. Nunca más lo vi.”

De obsecuencia, de falta de independencia, de recibir órdenes de la embajada, ni una palabra.

Cuando leí el artículo le dije a Tiffenberg que me llamaba la atención que Página /12 siguiera la misma línea editorial de los grandes medios argentinos y extranjeros de proteger a Nisman y salvoguardar la investigación, pese a la dudas y presuntas inconductas que surgían de los cables de Wikileaks. Me contestó que no, que La Nación y Clarín apoyaban la línea Galeano-Mullen-Barbaccia-Nisman, mientras que Página/12 sólo apoyaba  lo que hacía Nisman, que era muy distinto a lo de sus antecesores, (por más que Nisman había trabajado con los fiscales procesados e identificado a los mismos presuntos culpables). 

Un mes más tarde, en marzo del 2011, un colaborador de Wikileaks le entregó una copia de los cables de Argentina al periodista de La Nación Hugo Alconada Mon y tres meses más tarde los cables se hicieron públicos. Sin embargo, nada se publicó hasta la salida deArgenleaks sobre la relación entre Nisman y la embajada.

Nobleza obliga, más allá del generoso espacio que me dieron algunos medios radiales para hablar del tema, empezando por Víctor Hugo Morales, el primer medio gráfico que publicó algo referido a mi capítulo de Argenleaks sobre la connivencia entre Nisman y la embajada fue Clarín. Con la firma de Daniel Santoro, el 29 de agosto del 2011, pocos días después de la salida a la venta de Argenleaks, Santoro escribió "Insólito pedido de disculpas de un fiscal a EE.UU.", referido al profuso pedido de disculpas que nisman le hicera a distntos funcionarios de la embajada por no anticiparles que pediría la captura de Menem y otros funcionarios políticos y judiciales por presunto encubrimiento del atentado.

(Nobleza obliga también, esta semana vi a mi estimado y respetado colega Santoro en el canal de noticias del Grupo Clarín defender a capa y espada la acusación de Nisman contra la presidenta Cristina Kirchner, el canciller Héctor Timerman y otras personas, dando por cierta una conspiración que me resulta tan inverosimil como oportunista, políticamente motivada y de difícil comprobación, más allá de la opinión que me merezca el actual gobierno.)

Poco tiempo después Nisman me citó en su despacho a través de su publicista para hablar del libro, invitación que acepté de buena gana como suelo hacer cuando alguien sobre quien escribí quiere comentar lo que dije. En esa reunión Nisman me dijo que si bien puede ser cierto que la embajada le decía esto y aquello, él no siempre le hacía caso y que continuaba investigando pistas alternativas mal que le pesar a la embajada y que le prueba está en el expediente y en que el juicio a los encubridores de la "conexión local" fue elevado a juicio. (Esta semana el juez de la causa, Rodolfo Canicoba Corral, cercano al gobierno, lo contradijo diciendo que muchas veces le pidió a Nisman que ampliara su investigación más allá de los iraníes pero que el fiscal no le hizo caso.) Nisman también me contó que prácticamente toda su información provenía del agente de la Secretaría de inteligencia Jamie Stiusso, ya que Stiusso tenía la confianza de los servicios secretos estadounidenses e israelíes. Me comentó que Stiusso le pasaba información en bruto y lo que él podía corroborar lo llevaba al expediente.  

Desde entonces la información sobre Nisman  y la embajada desapareció de los medios hasta la firma del convenio con Irán para investigar el atentado en enero del 2013. Era como si existiera una política de Estado que atravesaba gobierno y oposición, medios k y anti k, y los principales representantes de la comunidad judía, de que la causa no se toca y el trabajo de Nisman tampoco.

El convenio con Irán rompió el pacto de silencio y reavivó el interés en mi trabajo con los cables de la AMIA. El 17 de febrero del 2013, a horas de que se discutiera el convenio en el Congreso, publiqué en Página/12 la columna "AMIA.doc." , la que sería la base del capítulo "Nisman" de Politileaks. Más allá de que pensara que el convenio representaba un cambio de política exterior demasiado brusco y arriesgado para el país y la causa AMIA, aún sabiendo que la información sería utilizada por el gobierno para avalar su decisión, me pareció importante compartir con los legisladores lo que decían los cables, a favor y en contra, antes de que tomaran una decisión tan importante.  Salvo la parte donde señalo que los cables muestran que durante su presidencia Nestor Kirchner había rechazado un convenio muy similar al que luego firmaría su esposa, que debí negociar con Tiffenberg palabra por palabra, el resto del texto, que documenta la falta de independencia de Nisman con respecto a la embajada, no mereció ningún reparo. Los tiempos habían cambiado 

Ahora vuelve todo con la denuncia de Nisman y el interés de los medios k en los cables de Wikileaks sobre el fiscal. Pos supuesto que me llamó la atención que esto ocurriera apenas días después del desplazamiento del poderoso y otrora intocable agente  Stiusso. Y sí, claro que puedo estar equivocado, pero la movida de Nisman me huele a carpetazo de los servicios. Aún así, no quiero ser un peón en la batalla política entre el gobierno y la oposición ni avalar conductas de unos u otros que no comparto. Hablé en varias radios pero no quise salir en televisíón por miedo a que mi imagen en determinado canal sea entendida como un apoyo a un lado de la grieta.  Sin tomar partido en cuestiones que me exceden largamente y sin ser un experto en el tema AMIA, entre otras razones porque cuando ocurrió yo vivía en Estados Unidos, quería decir que me duelen las manipulaciones políticas a los familiares de las víctimas que se vienen sucediendo desde que ocurrió el atentado, y la falta de Verdad y Justicia en un tema tan sensible y doloroso para todos los argentinos.