miércoles, 5 de noviembre de 2014

¿Cristina ya eligió a Scioli?



Un amigo me pregunta: "Me da la impresión de que la jefa arregló con Scioli, que el candidato a presi será él. ¿Me equivoco? ¿Que hacemos?".

Le contesto:

Me parece que sí. No puedo asegurar que ya haya elegido a Scioli ni que, si lo eligió, lo vaya a comunicar este año. Pero hay indicios. Y me parece que esta podría ser la única forma de que el FPV se mantenga como la primera minoría con chances de seguir gobernando. Es decir: Cristina tiene que decidir si prefiere que gane el FPV en 2015 (aun con Scioli), o si prefiere que el kirchnerismo más puro sea oposición de un gobierno de derecha neta (Massa o Macri). Creo que hay kirchneristas que preferirían perder con candidatos puros antes que formar parte de una coalición ganadora con Scioli. Eso en principio dejaría bien parado al narcisismo kirchnerista. El K puro se estira hasta Randazzo (aunque prefiere a otros candidatos incluso más definidamente K pero imposibles, como Taiana, Uribarri o Rossi). ¿Lo mejor para el kirchnerismo es lo mejor para el país? No necesariamente. O depende. Cristina también es peronista. Creo que en esta doble condición hay una clave. De acuerdo con los diversos momentos de este período, Néstor y Cristina han sido más peronistas o más kirchneristas. Estas dos cosas son distintas pero no opuestas sino complementarias. Quizás Cristina esté llegando a la conclusión de que en 2015 entramos en una fase en la que es necesario consolidar el lado peronista de la coalición. Y Scioli sería el más apto para sintetizar esa opción. No porque sea un peronista propiamente dicho, sino porque puede abrir la coalición hacia otros sectores sociales y propiciar otras alianzas: este es el movimientismo típicamente P.

Conciencia de que en 2015 el kirchnerismo solo no alcanza: hay que hacer un frente. Y probablemente Scioli sepa también que sin el kirchnerismo a él tampoco le alcanza. La necesidad nos hace frentistas. 

Esa lógica me parece sostenible.

Pero con eso no está todo dicho.

Uno: ante todo hay que ver si Cristina conserva en estos 9 meses que quedan hasta las PASO su carácter de gran electora. Eso depende no tanto de la política pura y dura, sino de la marcha de la Economía. 

2014 fue en ese sentido un año difícil, pero la perspectiva no es catastrófica, como la derecha quisiera. De hecho, el tándem Kicillof- Vanoli parecen venir domando al potro del dolar blue: Por controles, el blue se derrumbó a $ 13,60 y cayó el "contado con liqui"

La agenda pendiente tiene en los próximos días un cacerolazo (veremos si logran mejorar el penoso resultado de la última convocatoria); en diciembre flotan los fantasmas de cada fin de año (policías sediciosas, intentos de saqueos, cortes de luz); y en enero se vence la RUFO y se va a ver más clara la estrategia del gobierno sobre esta cuestión. Estos son tres test de los cuales puede emerger una Cristina fortalecida o una Cristina debilitada. Si sale fortalecida, como espero, entonces su apoyo puede ser gravitante en agosto y octubre próximos. Pero si sale magullada, no tendría margen para ayudar a que alguien gane. Con esto quiero remarcar algo importante que los kirchneristas más cerrados a veces olvidan: puede fallar, la vaca no la tenemos atada.

Dos: si todo sale más o menos bien, tampoco veo mucho margen para un candidato kirchnerista puro, sino para una coalición que pueda aspirar a contener al grueso del peronismo, los sindicatos incluidos. Es decir: reconstruir la unidad sindical que se fue rompiendo en los últimos años. La década kirchnerista no logró promover ninguna renovación en el campo gremial. Seguimos lidiando con la misma burocracia. Con sus puntos oscuros y sus virtudes también. Porque estos sindicalistas, por no perder su base de sustentación, es decir, por el sector social en que se sostienen, necesitan oponerse a un ajuste salvaje como el que podrían llevar a cabo Macri o Massa. Estos dos están apostando a ganarse el favor de un electorado no peronista, coqueteando con la estructura territorial del radicalismo y con el apoyo del establishment financiero y ruralista y de los medios de derecha. Si ganan Macri o Massa, su base de sustentación va a responder a esa coalición y van a quedar comprometidos con esos sectores y tendrán que gobernar para ellos. Creo que Scioli para ganar necesita apoyarse en el krichnerismo, en los gobernadores e intendentes peronistas y en el sindicalismo. Eso implica que no podría después gobernar contra esa base de sustentación.

Tres: cualquier alquimia electoral tiene que pensarse en términos de ganar entre las PASO y la primera vuelta. Si se llega a una segunda vuelta, un frente anti-peronista/ anti-kirchnerista tiene muchas chances de ganar, ungiendo como vehículo de su voluntad a Macri o Massa, el que quede en la segunda vuelta.

Cuatro: el kirchnerismo tendría que pensarse ahora como parte de un movimiento nacional que no empezó en 2003 ni termina en 2015. A menos que tenga vocación de convertirse en una centro-izquierda testimonial, con candidatos propios y perdedores. En esta coalición, dependiendo de cómo sean estos últimos meses de la presidencia de Cristina, ella puede proyectarse como la líder política de una primera minoría que siga integrando una coalición gobernante. En este sentido, parece que el kirchnerismo es esa primera minoría, muy articulada y homogénea, pero que, repito, sola no alcanza. ¿Cristina puede aspirar en el futuro a nuevos cargos electivos? Eso depende de muchas variables, una de ellas es su propia voluntad.

Cinco: si es el turno de un frente de este estilo, entonces no hay que agotar todas las especulaciones en el candidato a presidente, sino pensar también en un combo más amplio: vicepresidente (un cargo no demasiado gravitante pero sí expresivo de una coalición), gobernador de la provincia de Buenos Aires, cabeza de lista de diputados bonaerenses y senadores o senadoras para 2017.

Seis: si estamos debatiendo en estos términos es porque en estos 11 años el kirchnerismo no acertó a construir una sucesión superadora. El vaso medio vacío o medio lleno: es notable que después de tanto tiempo Cristina conserve una imagen positiva tan alta, una centralidad de la iniciativa política indisputada y un liderazgo incomparable; es lamentable que con ese haber político tan significativo, no se haya sabido proyectar una sucesión más satisfactoria.

10 comentarios:

Marta dijo...

Ojo no estemos tan seguros de Scioli, tengo mis dudas sobre la elección de Cristina.
Puede haber sorpresas, en mi opinion puede ser el elegido alguien que actualmente no se ofrece como candidato.
Creo que no se llevara por las encuestas, hoy creo que Scioli ha bajado y bastante, su gestion con las inundaciones dejo mucho que desear.
Falta todavia, en politica es una eternidad, no se va a arriezgar ningun nombre. Se lo lanzara y Cristina le pondra toda su gestion , el cuerpo y todo lo que tenga hasta la victoria, a lo mejor no en primera pero si en segunda.
No se porque no dejo de pensar en el Coqui.

Daniel dijo...

Particularmente mucho no puedo opinar porque me siento ajeno a las especulaciones electorales hasta y en tanto veo el 1ro. de Enero de 2015 como un hito clave; la resolución hacia la recta final del enorme logro macro del kirchnerismo: el desendeudamiento.
Haber bajado la deuda externa del 166 al 8 % del PBI incluso agregando Club de París y cerrando un círculo de peso agobiante que hemos soportado por generaciones.
Desde ese plafón entiendo podrá proyectarse una perspectiva económica más que suficiente y hay que ver como a medida que transcurren los meses van a hacer allí mismo apoyo las líneas políticas, particularmente las internas del FpV.
Leo, escucho, pero me parece marzo del 2015 un momento más significativo para ir moldeando las candidaturas.

Comandante Cansado dijo...

Ese eventual arreglo, ¿implicaría para vos que Scioli llegue a las PASO como candidato único?

Si es así, ¿no te parece que eso sería negativo para retener a los votantes K más reticentes a Scioli, que en cambio lo aceptarían mejor si compite frente a otro -más K- y le gana?

Saludos.

Andrés dijo...

Buenas,

El Coqui ya dijo que pelea por la intendencia de Resistencia. No creo que tenga vuelta atrás.

En cuanto los 3 escollos del escenario de fin de 2014, no me parecen tan determinantes. El cacerolazo, aunque junte 500000 personas, no logrará cambiar nada. Los posibles saqueos y autoacuartelamientos, de producirse, tendrán un efecto más limitado que el año anterior porque el gobierno está sobre aviso y ademas prepara una ley al respecto. Lo de los buitres, aunque haya un anuncio espectacular de acuerdo el 2 de enero, tardará meses sino años en implementarse. Hoy en día, ni Griesa, ni Pollack ni Singer pueden tomar decisiones determinantes y hablar con una sola voz.

Nadie puede decir hoy si Massa se consolidara estilo Capriles o si tendrá un destino estilo De Narváez. Según como logre sobreponer los grandes problemas que tiene (superpoblación de candidatos a gobernador, falta de estructura en el interior, etc.) el electorado peronista se orientará más a favor o más en contra del FpV.

Y no descartemos de antemano la carriotización del PRO y del FR (al UNEN lo doy por caído). Si hay peleas palaciegas que los medios no puedan tapar, la imagen de gobernabilidad de estos opositores caerá al piso y el electorado no va a suicidarse.

Saludos,

Andrés

Carlos G. dijo...

Como expresa Daniel, falta mucho.
Pero creo que el planteo del post puede ser correcto desde el punto de vista de que, por ahora, el único candidato que pareciera juntar votos por fuera del kirchnerismo es Scioli.
Por algo la corpo estuvo tanto tiempo tentándolo a mandarse por afuera del campo K.
A mí me va a costar muy mucho poner una boleta con Scioli de presidente.
Me preocupa el ganar por ganar, resignando el eje del proyecto, pero perder no es ningún negocio.
Veremos.

Marta dijo...

El Coqui es un cuadro, ira donde tenga que ir. Despues de ser gobernador y jefe de gabinete no creo que baje a una intendencia.
Veremos, lo nombre al Coqui desde mi humilde interpretacación y analisis del perfil de los posibles candidatos. En lo personal no se si me podre tragar sapos.

Oscar Cuervo dijo...

Amigos:
"falta mucho": ni falta tanto, en 8 meses (PASO) las cosas pueden estar jugadas si se repite el patrón de las 3 últimas paso, que marcaron las tendencias que se pronunciaron en las siguientes generales. 9 meses no para decidir candidato, sino para ver qué candidatos quedan en carrera y si quedan dos definidos para la 1a. vuelta o hay que esperar la segunda. Esto se va a pasar volando.

- ¿Ustedes creen que Cristina, Scioli, Eandazzo, Máximo, Massa, Macri, Taiana, etc, no esán haciendo estas especulaciones HOY mismo? ¿Creen que ellos piensan que falta mucho?

- Todo lo que digo es condicional: obviamente. No hay una predicción. No pregunto quién gana las elecciones sino pregunto si HOY ya se está considerando un candidato FPV en el análisis de Cristina. Y aclaro que no es seguro tampooco que ella PUEDA SEÑALAR un canidato.

- No dije que cacerolazo, fantasmas de diciembre y cláusula RUFO sean escollos insalvables, sino que son test de los que CFK puede salir fortalecida o debilitada. También pueden pasar otras cosas, a favor o en contra, que en este momento no podemos imaginar. Obviamente sobre eso no puedo especular.

- ¿El arreglo incluye un candidato único= ¿no es eso negativo para retener a los votantes K más reticentes a Scioli, que en cambio lo aceptarían mejor si compite frente a otro -más K- y le gana? NO sé, yo no afirmé ninguna de las dos cosas. Pero no creo que haya que pensar únicamente en los votantes K más reticentes. Tdoso los candidatos estarán por estas horas especulando y sopesando los pros y las contras. Según algunos, una competencia en las PASO pueden fortalecer al candidato ganador del FPV. Según otros, el riesgo es que si Macri y Massa son candidatos únicos de sus respectivas fuerzas el candidato FPV mejor posicionado quede tercero y corra el riesgo de quedar afuera ya en la primera vuelta. Esa es una de las decisiones más difóiciles.

En todo esto yo no digo lo que más me agradaría, sino lo que me parece puede pasar.

Mabaires dijo...

La necesidad de tener un candidato ya mismo, es de las corporaciones, al sólo efecto de poder ir limándolo durante los próximos 10 meses.
Yo espero a lo que diga Cristina. Tengan paciencia. Nunca tiró un candidato al asador tantos meses antes.

Ale dijo...

"sin embargo los peronistas clásicos no k y los progresistas que optan por Scioli , comparten certeza imaginaria del "ensanche electoral" apalancado en el "que más mide" un año antes , como estrategia exitosa y única. Raro. Un candidato ajeno a todo, sostenido solo en "encuestas". Extravagante Engels.

No importa si su diseño de país , social, económico, cultural es contradictorio al actual, no interesa si es sostenido por las corporaciones de medios opositores, da lo mismo si negocia sistemáticamente con quienes enfrentan una y otra vez al gobierno nacional. Mide más en las encuestas. Mamadera!"

Matias Eduardo Gramuglia dijo...

Scioli.

Daniel.

Daniel ¿Osvaldo?

Daniel Osvaldo Scioli.

Karina Rabollini. (¿con doble l?)

La Gran Argentina...¿así se llamaba la lanchita?

El lema de campaña podría ser: "Ayer con Nestornauta, hoy con el motonauta"

¡Ojo!

¡Somos frentistas!

Ja.

Je.

Ja...ja

Ja ja ja

Jajaja

Jajajajajajajajajaaaaaaaaaaaaajjajajajajjajajajajajjaja............