Cadete






jueves, 31 de marzo de 2011

Una amapola en forma de nube

Estalló el otoño


Hay un cisne en un sapo
en un escarabajo
que vuela hacia mí
yo te puedo ver
alta y sin miedo
hay una bailadora
que danza en el fondo
de un pozo sin fin
yo te puedo ver
mueve tus manos
hasta el presente.

Todas las mañanas me hablan desde vos
cada lago de ausencia que mi ojo detecte.

Este cielo de enero
trajo una amapola
en forma de nube
yo la empujaré
muy lentamente
se abren paso los días
se abren paso las horas
y todo sigue aquí
como esperando ser
agua de una sed
mano de un ande.

Todas las mañanas me hablan desde vos
cada lago de ausencia que mi ojo detecte
y toda esa fauna que anda me conoce
cada lago de ausencia que mi ojo detecte.

No te olvidaré
no te olvidaré
no te olvidaré...

miércoles, 30 de marzo de 2011

Entre una manga de alcahuetes rastreros, un uruguayo es el mejor periodista argentino


Acá se puede escuchar un notable comentario editorial de Víctor Hugo Morales, que lo distingue de toda la primera línea de empleados corporativos que salieron a cubrir a los negreros dueños de Clarín que oprimen desde años a sus trabajadores .

martes, 29 de marzo de 2011

Kierkegaard y rock and roll




La repetición es el título del libro en el que Kierkegaard aborda el probema de la pérdida infinita de lo que se tiene. Este libro está firmado por el pseudónimo Constantin Constantius. En el libro, Constantín , el narrador, se vincula a un joven que está enamorado de una chica. Lo que cuenta este libro es la relación de confidente entre Constantin –que es un hombre mayor, tenemos que calcularle unos 40 o 50 años– y el joven -que tendrá unos 20 años- que está enamorado de esta señorita.

Es un amor correspondido, la joven le corresponde su amor y ambos están en el mejor momento de la relación. Pero en ese momento se desencadena en el muchacho una melancolía extraña, porque siente que, teniendo a su amada, la perdió. ¿Por qué? Porque empieza a proyectar con la imaginación las posibilidades que el futuro puede tener esa relación y entonces tiene miedo de que cada vez que se acerca a ella, cada acercamiento, por más feliz que fuera, sea una pérdida, el comienzo del fin. Empieza a sufrir la finitud de la relación amorosa, el terror a perder lo que tiene. Lo curioso es que el joven vive este amor presente como si fuera un recuerdo, es decir, como si todo ya hubiera terminado y él estuviera colocado en una posición en la cual el amor ya se perdió. Y lo único que hace cuando está con ella es recordarlo: recordar, paradójicamente, lo que tiene en el presente como si ya hubiera sido perdido. Dice Constantín
:
“Nuestro joven, pues, estaba profunda e íntimamente enamorado. De esto no podía caber la menor duda. Y, sin embargo, ya en los primeros días de su enamoramiento se encontraba predispuesto no a vivir su amor, sino solamente a recordarlo. Lo que quiere decir que, en el fondo, había agotado ya todas las posibilidades y daba por liquidada la relación con su novia. En el mismo momento de empezar ha dado un salto tan tremendo que se ha dejado atrás toda la vida” .

A Constantín no le lllama la atención que el joven atraviese esta experiencia, a la que considera típica de la disposición erótica. Pero se sorprende de que el muchacho no pueda contraarrestar esa melancolía con otras disposiciones de tendencia opuesta, que hagan fuerza para el lado contrario:
:
“Cada uno debe hacer verdad en sí mismo el principio de que su vida es desde un cierto punto de vista una batalla perdida, aún desde el primer momento en que empieza a vivirla. Es así, pero en este caso es necesario que tenga también la suficiente fuerza vital para matar esa muerte propia que se vive mientras uno está vivo y convertir la muerte vivida en una vida viva. En el despertar de una pasión amorosa luchan entre sí el presente y el futuro, que hace fuerza por alcanzar una expresión eternizadora.”

A su modo, Constantín expresa una  lucha entre lo finito y lo infinito en la vida del hombre. Constantín, un hombre mayor, es alguien que tiene una posición bastante más distanciada, como si observara todo desde afuera, ya sea porque se halla en otro momento de su vida o por una imposibilidad de comprometerse. Es un amante del teatro y por ello es esencialmente un espectador, alquien que prefiere observar la vida antes que actuar en ella. Y a Cosntantín le gusta que el joven le cuente todas estas cosas porque él, como observador, ve agradable o cómodo escuchar el drama de otro en lugar de vivir el propio.

Por su gusto por el teatro, una vez, años atrás, Constantín había ido a Berlín a presenciar una obra de teatro que le pareció maravillosa. Esa temporada es para él inolvidable; recuerda el hotel, la habitación donde estuvo, la ventana por la que se asomaba, el palco en el que presenció la obra, los nombres de cada actor. Años después quiere repetir esa experiencia. Y vuelve a la misma habitación del mismo hotel, al mismo teatro, a la misma obra, con el mismo elenco... ¡y no vuelve a pasar lo mismo! Y esto para él es una enorme pérdida. A su manera está también frente al problema de cómo recuperar lo que continuamente va perdiéndose, por el carácter finito de cualquier experiencia humana, que tiende a perderse, apagarse, olvidarse, a gastarse por el tedio y que, sin embargo, pese a todo, tiene sed de volverse infinita, eterna. ¿Cómo una vivencia humana, que por definición parece condenada a deteriorarse, puede aspirar ser eterna? ¿Por qué no se conforma uno con los momentos en los que las cosas viven, aunque sean fugaces, y quiere alcanzar, a través de ciertas experiencias privilegiadas, como el amor romántico o la experiencia artística, la eternidad?

La disposición anímica de Constantín, que vive la vida como si la observara y sin comprometerse con ella, le ayuda a “contrapesar” esa pérdida y no caer en la melancolía del joven: toma distancia de la pasióm.

Entonces, la pregunta del libro La repetición es: ¿cómo es posible la recuperación de esa experiencia, la experiencia de vislumbrar que lo que hoy se tiene ya está perdido? Esto significa: ¿cómo es posible vivir una experiencia sin que asome esa certeza de que continuamente se está perdiendo lo que se tiene? ¿O no hay salida y todo está realmente perdido?

De todas las versiones de Kierkegaard, esta es la que más reconozco en mí. Es decir, capto la gratitud de ese entusiasmo pasajero que a menudo nos conduce a un precipicio que va a la muerte o la desesperacion.. Y sin  embargo...

Lo anterior es una versión remixada (2011) de un fragmento del libro Kierkegaard, una introducción (2010)

lunes, 28 de marzo de 2011

Es el Justicialismo el que debe preocuparse por los trabajadores. No son los trabajadores los que deben pensar si perjudican o no al Justicialismo.

Para romper el cerco informativo a que se somete a los trabajadores de Clarín hay que ir más allá del peronismo de paladar negro

por oac

Clarín es una empresa negrera que acumuló un enorme poder de extorsión desde la dictadura hasta el fin del gobierno de Néstor Kirchner inclusive. Viola la ley de todas las maneras posibles, les niega a sus trabajadores ejercer sus derechos sindicales, tiene de rehenes a cientos de miles de usuarios de televisión por cable a los que les impide el libre acceso a la información y desprecia la inteligencia de sus lectores, a los que les miente sistemáticamente. Clarín es, objetivamente hablando, una asociación delictiva que está acostumbrada a extorsionar al poder político ocasional, porque aspira a consolidarse como un poder permanente. Los trabajadores de Clarín están despojados de los más elementales derechos. Ante una medida de fuerza de estos trabajadores, la corporación, previsiblemente, sale, con la solidaridad de sus socios, satélites y alcahuetes, a poner el grito en el cielo como si ellos fueran las víctimas y no los victimarios que violan el derecho a la información.

Es curioso que haya quienes, en nombre del "proyecto nacional y popular" y de la preservación de la imagen positiva de Cristina, salgan a objetar las medidas de los trabajadores, asumiendo como propia la lógica del adversario. ¿Tienen los trabajadores de Clarín que renunciar a su derecho para "no hacer olas", pensando que Clarín y sus satélites van a presentar esta lucha como un avance del poder K contra la libertad de información? ¿Tienen que ponerse los blogueros K a darles lecciones de oportunidad política a los trabajadores que vienen padeciendo los ultrajes de Clarín desde hace años?

Creo que la única actitud que queda es la de romper el cerco informativo a que toda la corporación mediática están sometiendo a estos trabajadores gráficos. ¿Por qué la voz de los trabajadores en conflicto no aparece en los medios que dicen defender la libertad de expresión, dando como buena la versión de Clarín? Esa es la primer pregunta que cabe hacerse si es que uno está realmente preocupado por la libertad de información y no por la libertad de los oligopolios a seguir violando la ley.

Por eso, para ayudar a romper el cerco que silencia la voz de los trabajadores de Clarín, transcribo aquí dos intervenciones que leí en estas últimas horas en algunos blogs:


- El Grupo Clarín echó en el año 2000 a 120 trabajadores del diario, entre ellos sus delegados gremiales, infringiendo la ley.

.- El Grupo Clarín no permite la organización gremial interna, infringiendo la ley.

.- El Grupo Clarín echó en el año 2004 a otros 120 trabajadores gráficos, entre ellos sus delegados gremiales, infringiendo la ley. Fallos judiciales en primera y segunda instancia ordenaron su reincorporación y la empresa nunca los cumplió.

.- Los delegados gremiales vienen denunciando y peleando por estos hechos todo ese tiempo, incluso con una huelga de hambre a fines de 2010, pero el Grupo Clarín los ignora.

.- Es evidente que la libertad de expresión no está en riesgo en Argentina, lo vemos abiertamente en estos momentos.

.- Es evidente que la libertad de organizarse de los trabajadores y trabajadoras y reclamar por sus derechos sí está en riesgo en las empresas del Grupo Clarín.

.- Periodistas como Jorge Lanata, Luis Majul o Joaquín Morales Solá tuvieron obreros gráficos como compañeros en sus labores cotidianas. Es evidente que prefieren estar del lado de los patrones.

Si Clarín hubiese cumplido con la ley y dialogado (esa palabra que tanto pregonan) con quienes trabajan, el conflicto no hubiese escalado hasta esta instancia. Mientras sigan creyéndose todopoderosos, con derecho a violar todas las leyes y sentencias de la Justicia, seguramente habrá quienes se lo hagan saber. (Post completo acá)

2- Es notable también la intervención de Daniel E., bloguero rosarino, en un debate en el blog Tirando al medio:

Los trabajadores, una y mil veces, han dicho que no querían que se politizara la protesta. Conceptualmente, podemos discutir la frase. Es, conceptualmente, errónea. Pero también es comprensible, creo. Están diciendo que se trata de una protesta laboral. No les pagan el sueldo.

¿Qué le corresponde hacer al sindicato? ¿prohibirles la protesta?.

Me parece casi irrespetuoso que estemos discutiendo si la protesta de un grupo de trabajadores nos conviene o no. ¿Y si le preguntamos a los involucrados, para variar?.

¿O lo correcto es que se queden calladitos la boca, sin cobrar un peso, hasta después de octubre?.

(...) Hace quince días (15 días) (...) Victor Hugo entrevista a Luis Siri (Secretario General de la comisión interna de Artes Gráficas Rioplatense). En el reportaje, Siri dice varias cosas:

1) Me sentí muy incómodo la última vez que fui a 6,7,8, porque daban con aire triunfalista la noticia de nuestro reingreso a planta, cuando nosotros sabíamos que había una jugada sucia detrás. Lo hicieron sin mala intención, pero igual nos pusieron incómodos.

2) Desde que nos reincorporaron, no nos asignan tareas. Nos tienen en un cuartito, rodeados de patovicas que no pierden oportunidad de provocarnos. Somos filmados todo el tiempo para ver si pisamos el palito.

3) Como no nos asignan tareas, no nos pagan.

4) La Justicia se desentendió del problema, porque lo considera resuelto con la reincorporación.

Victor Hugo repregunta, qué salida hay. Siri dice: "la única que nos queda, es volver a cortar la salida de planta."

Quince días atrás.

Ahora, todo paro, sea el que sea, perjudica al oficialismo. A cualquier oficialismo. Directa o indirectamente. Pero si un trabajador, antes de reclamar sus derechos, tiene que pensar en la campaña presidencial (¡y del justicialismo!), entonces estamos poniendo la carreta delante del caballo.

En serio, muchachos, en esta no entiendo para dónde quieren ir. Porque no son "piqueteros K". Son delegados gremiales, muchos de ellos ni siquiera kirchneristas, reclamando por sus puestos de trabajo. Simplemente no les importa -ni tienen la obligación de que les importe- qué opina Cristina al respecto.

La tarea es al revés: es el Justicialismo el que debe preocuparse por los trabajadores. No son los trabajadores los que deben pensar si perjudican o no al Justicialismo.

(...) Por otra parte, Clarín usa hasta el pronóstico del tiempo para pegarle al oficialismo. No hay manera de evitar que Clarín tergiverse cualquier información para pegarle a Moyano y, por elevación, a Cristina.

Pero déjense de joder, la culpa no es de los trabajadores

Los tipos no cobran. En la práctica, Clarín encontró la manera de acatar una resolución judicial sin acatarla. Son, los trabajadores, el eslabón más débil, para variar. E, insisto, no son kirchneristas.

Ahora, ¿qué se supone que deben hacer? ¿esperar octubre?

domingo, 27 de marzo de 2011

Moyano sí, los trabajadores de Clarín no

Otro caso de peronismo explícito

por oac

“Trabajadores de Artes Gráficas Rioplatenses (AGR), acompañados por organizaciones sociales y políticas, se manifestaron anoche, pasadas 22.30, en la sede de esa empresa para reclamar ante la persecución que se lleva a delante por la patronal contra los delegados sindicales“.

Es esperable que la corporación, sus alcahuetes y sus satélites salgan a poner el grito en el cielo, presentando esta acción de protesta obrera como si fuera un "atentado a la libertad de prensa". Esa es la lógica de esta derecha que sigue empleando el mismo método que no le da ningún resultado desde hace tres años. Vean la encuesta de Mora y Araujo en Perfil de hoy, sobre la mella que le hacen a Cristina estas boludeces.

Así que no es sorpresa que la derecha persista en el error que la lleva sistemáticamente al fracaso.

Más sorprendente resulta que esta lucha de los trabajadores de Clarín sea objetada por sectores afines al gobierno, en nombre de no espantar a los indecisos. "Gol en contra" así se caracteriza la medida de fuerza de los trabajadores. Incluso en un blog que se declara afín a las 62 organizaciones, su editor escribe:

"Esto, por supuesto, es mucho más que darles un hermoso título “Impiden la distribución de diarios” a Clarín y La Nación. Es más que conseguir que los dos diarios que son – por motivos económicos y de poder – el núcleo duro y consistente de la oposición al gobierno, y que por eso mismo habían perdido credibilidad al hacerse visibles como actores políticos, recuperen influencia ante los sectores de la población que no son “kirchneristas”. En mi barrio, en todos los barrios, la reflexión automática es “Si no quieren que se lea, es porque algo de cierto debe decir“.

Es, en el plano político, un paso para legitimar un Gran Acuerdo Democrático contra el peligro chavista, el sueño húmedo de los que podrían denominarse “opositores económicos”. En mi opinión, serían necesarios muuuchos más pasos, imprevisibles, para que eso fuera posible. Pero no es necesario. La polarización en un candidato opositor, motivada no por entusiasmo con su figura sino por bronca o temor hacia el oficialismo, es más que suficiente". (Post completo acá)

Este tipo de rezongo da por sentado que un pequeño grupo de trabajadores -que viene padeciendo las arbitrariedades de una corporación que desde hace años se da el lujo de violar todas las leyes que puede y le conviene violar- tiene que postergar sus reclamos en nombre de especulaciones electorales. Es más, quienes asumen estas quejas suponen que una medida de lucha como esta tiene que atribuirse a un sector vinculado al gobierno al que le achacan este error, cuando en realidad se trata de lucha de los propios trabajadores.

Lo más curioso, hasta desagradable, es que quienes fruncen el ceño por esta medida de los trabajadores se mostraban hace pocos días afectuosamente comprensivos con la extorsión de Moyano contra el gobierno, cuando amenazó con parar y movilizar a sus afiliados a Plaza de Mayo tan sólo para cubrirse de acusaciones que pesaban sobre él en persona y no sobre los trabajadores camioneros.

Peronismo explícito.

Y si pensás que podés contar un cuento mejor, te juro por Dios que tendrías que mentir

Swordfishtrombone





Volvió de la guerra a casa con una fiesta en la cabeza
y un Brougham DeVille tuneado
y un par de piernas que se abrían como alas de mariposa
y un perro loco que no se quedaba quieto.
Se las agarró con una chica de la banda del Ejército de Salvación
que tocaba Dirty Water con un trombón de pez espada
se fue a dormir al fondo del lago Tenkiller
dijo: “vaya, sí que es estupendo estar en casa”.

Volvió de la guerra a casa con una fiesta en la cabeza
y una idea acerca de los fuegos artificiales
y sabía que estaría preparado con un machete de acero inoxidable
y media pinta de Ballantines por día
y se escondió en un cuarto arriba de una ferretería
llorando ahí sólo lágrimas de Hollywood
y embrujó a una pobre chiquita de Crutchfield
y se quedó así por veintisiete años.

Puso sus ilusiones en una valija, se largó para California
con un banjo matamoscas en la rodilla
con Lucky Tiger en su pelo de ángel y Benzedrina para poder llegar
lo encontraron en un árbol de eucalipto
el teniente le dio un canario y ella movía su cabeza con cada palabra
y rayos de luna a lo Chesterfield en una canción
un gobernador de Oklahoma lo condenó a veinte años por amarla
dijo: todo lo que este soldado de infantería hace está mal.

Ahora algunos dicen que hace el mambo del obituario
ahora algunos dicen que cuelga de la pared
tal vez esta historia sea lo único que mantenga a este hombre entero
algunos dicen que realmente nunca estuvo aquí.

Algunos dicen que lo vieron en Birmingham
durmiendo en un vagón de carga que pasaba
y si pensás que podés contar un cuento mejor
te juro por Dios que tendrías que mentir.

Tom Waits   (Traducción: Maite Vecchio Veselý )

sábado, 26 de marzo de 2011

Estoy llamándote

Canciones a escala humana
Patologías Culturales
Hoy 17:00 hs. en FM La Tribu on line



Un camino en el desierto
desde Las Vegas a ninguna parte
un lugar mejor que otros donde hayas estado
una máquina de café que necesita algún ajuste
un pequeño café al doblar la curva.

Estoy llamándote
¿no me escuchas?
estoy llamándote.

Un viento seco y caliente
golpea duro y me atraviesa
el llanto del bebé y no puedo dormir
pero ambos sabemos que algo está por cambiar
se acerca una dulce liberación...

Estoy llamándote
¿no me escuchas?
estoy llamándote...

Hoy en Patologías, canciones de Pedro Aznar, Regina Spektor, Bebe, Robert Plant, The XX y Radiohead... Son todas canciones muy bonitas y el concepto que me parece vale la pena pensar es la idea de la canción a escala humana, algo que se puede sostener con el cuerpo del cantante, que es capaz de prescindir el concepto de producción discográfica, todo lo contrario al producto (en el sentido de "producto" que reivindicaba el otro día Dani Umpi en La otra.-radio). La idea se me ocurrió al ver a Regina en vivo y notar que eso que ella hace lo puede hacer ahí, sin trucos, porque esas canciones se la bancan, están vivas sin la técnica del audio. Y eso me remite a Dylan, el tipo que en plena era Beatle - George Martin (es decir, la era del estudio de grabación y de los productores discográficos) mostró que, si tenés buenas canciones, eso solo basta, incluso hasta maltratarlas como él hizo en sus propios discos. Estos ejemplos nuevos que yo pongo no son precisamente de "maltrato", porque están muy bien grabadas, pero son canciones muy sencillas que se pueden hacer perfectamente en vivo, sostenidas exclusivamente sobre los cuerpos de los cantantes.

viernes, 25 de marzo de 2011

Otra infiltrada


Dijo Hebe ayer: “No se equivoquen. Por favor aprendan a votar. No vayan detrás de intendentes fachos que hoy son kirchneristas y mañana se dan vuelta”. Y creo que NO se refería a Sabbatella...

Por suerte hay tantos custodios de la recta doctrina del General que no van a permitir que estos infiltrados copen el movimiento.

Guarda con los infiltrados que se van a llevar muchos votos

Y ojo que lo dice Artemio, ¿eh?, que es paladar negro



Sabbatella tiene hoy un 10% de intención de voto en la provincia de Buenos Aires.

Y tiene un 15% de intención de voto en el Conurbano Bonaerense.

Y además, en algunos partidos del Oeste del Conurbano, la intención de voto de Sabatella asciende a un 40%.


Y ojo que no lo digo yo, ¿eh?, lo dice Artemio, un peronista de paladar negro. ¿Será por eso que tantos paladares negros lo están macarteando a Sabbatella y le tiran tan mala onda a la "progresía"?

jueves, 24 de marzo de 2011

La familia argentina

por Martha Silva


Una tragedia solo puede plantearse desde una cultura que se discute a sí misma 
y que tiene el placer de preguntarse sobre el vacío final de la vida.
Alberto Ure, Sacate la careta

Esta es la única obra escrita por Alberto Ure, director teatral de gran trayectoria, que utilizara métodos innovadores en la escena local. Se presenta en el Centro Cultural de la Cooperación, dirigida por Cristina Banegas, que había actuado con él en diversas oportunidades.

Ausente de toda actividad teatral por haber sufrido un accidente cerebro vascular, esta única obra teatral de su autoría quedó inconclusa, pero de algún modo Ure autorizó su última parte y se ha podido estrenar después de varios años, lo que constituye un verdadero acontecimiento en el ambiente teatral.

Los personajes son un hombre (Luis Machín) su mujer (Claudia Quinteros) y la hija de ella (Carla Crespo), que constituyen la familia aludida en el título, sin duda irónicamente.

Se trata de un núcleo familiar en conflicto por la unión amorosa del padre con la hija de su mujer, a la que ha criado parcialmente suplantando a su padre ausente.

Grietas, violentos entrecruces verbales, infelicidad. La relación marital se muestra totalmente deteriorada, imposible de rescatar.

El esposo es un psicólogo que ya no está en condiciones de ejercer su profesión. Al referirse a un paciente militante se hace mención en forma indirecta a la dictadura militar y a la imposibilidad, por parte del personaje, de enfrentar esta situación como profesional. Luis Machín encara este complicado rol con absoluta solvencia. No se alcanza la misma perfección en el resto del elenco Se destaca, de todos modos, la actuación por sobre la puesta, en la que colaboran dos de las hijas de Ure.

Como director, Alberto Ure dirigió con un peculiar estilo una serie de obras teatrales: Palos y Piedras (1970), Casa de Muñecas y Hedda Gabler de Henrik Ibsen (1973), Sucede lo que pasa de Griselda Gambaro (1975) y Atendiendo al Señor Sloane de Joe Orton (1978), entre otras.

Luis Machín fue el único intérprete de este breve elenco que estudió directamente con Ure, experiencia al parecer inolvidable e innovadora como asimismo discutible. Machín alcanzó a participar tambien de Los Invertidos de Gonzalez Castillo, que Ure dirigiera en los 90.

Ure fue un director sin igual que se burlaba de las convenciones y las modas, rechazando la copia de estilos foráneos. Al respecto, es interesante leer un libro de su autoría, denominado Sacate la careta, que contiene ensayos sobre teatro, política y cultura.

La familia argentina se puede ver en el CCC los viernes y sábados a las 23:00 y domingos a las 21:00. Corrientes 1543.

miércoles, 23 de marzo de 2011

Visuales XXI

Otoño en Baviera (Wassily Kandinsky, 1908)



por Liliana Piñeiro

Con la sabiduría que adquirimos cuando algo declina, el otoño hace ejercicio de seducción. El paisaje, abandonado por el verde, busca otros colores para agradar al sol. Y lo logra, cuando el dorado triunfa sobre el rojizo de las hojas y cubre la calle.

¿En qué momento una pintura se vuelve temperamental? ¿Tal vez cuando el ojo, insuficiente, no da abasto para la belleza?

Bienvenida la pasión, que guarda el exceso.

Cómo conseguir chicas



"Yo sabía desde el día anterior que la medida se iba a levantar pero no se lo dije absolutamente a nadie. Quería probar la solidaridad de otras organizaciones gremiales, pero además que salga la verdad a la luz. Cuando eso se logró, yo hablé con todos los ministros, una vez que se dijo todo sobre esta trama les dije bueno, creo que está el tema resuelto". (HM)

Seguro que con su insistencia Moyano quiere asegurarse que el vice de Cristina NO sea un cegetista.

Si Moyano no quiere que haya un sindicalista en la fórmula, lo está haciendo muy bien.

Cristina no tiene opción: no le queda otra que desoir las pretensiones de Moyano. Si lo complaciera su segundo mandato nacería mellado.

Ningún opositor le hace hoy más daño al gobierno que el secretario general de la CGT.

Con Moyano hablando, TN puede prescinidir de los servicios de Carrió, Solanas, De Narvaez...

El gobierno no puede ceder a las presiones de Moyano. Eso no significa romper con la CGT. 

¿Será hora de pensar en una CGT postmoyanista?

martes, 22 de marzo de 2011

No me importa morir

Una canción del verano (todavía)




A mi lado nada nos separá
nadie te hará daño
a mi lado nadie te tocará
nadie se acordará de ti.

Cuando no te acuerdes de nada
seras mío.

Y estás bajo mi control
solo yo puedo tocarte
y puedo ahogarte
en el vértigo del sadismo.

No me importa morir
no me importa morir
no me importa morir
no me importa morir.

Cuando no haya aire para respirar
te estaré asfixiando
encadenado con mi foto
condenado a pensar en mí.

El pasado desaparece
y eres mío
y estás bajo mi control
solo yo puedo tocarte
y puedo ahogarte
en el vértigo del sadismo.

No me importa morir
no me importa morir
no me importa morir
no me importa morir.

Solo tú, solo yo
solo tú, solo yo
Solo tú, solo yo
solo tú, solo yo
eres mío.....

No me importa morir
no me importa morir
no me importa morir
no me importa morir.

lunes, 21 de marzo de 2011

Algunas pistas para orientarse en el laberinto BAFICI

por oac

A partir del 28 de marzo hasta el 5 abril inclusive comienza laventa anticipada para la 13ª edición del BAFICI. Se podrán comprar entradas a través de Internet en www.festivales.gob.ar, o personalmente de 10:00 h a 20:00 hs. en la Casa de La Cultura (Av. de Mayo 575 PB) y en el Hoyts Abasto (Av. Corrientes 3247).Desde el 6 de abril, se pondrá en venta el remanente por Internet o personalmente en las boleterías de todas las sedes afectadas al BAFICI. Las sedes son, además del Abasto, la ALIANZA FRANCESA DE BUENOS AIRES (Córdoba 946), el ARTEPLEX BELGRANO (Cabildo 2829), el ATLAS SANTA FE (Santa Fe 2015), el COSMOS-UBA (Corrientes 2046), el MALBA (Figueroa Alcorta 3415), la SALA LUGONES (Corrientes 1530, Piso 10º) y el TEATRO 25 DE MAYO (Triunvirato 4436).

Vayamos marcando algunas recomendaciones, que se agregan a las que dimos en un post anterior:

- Habrá un foco dedicado a Kijû Yoshida, quien estará presente en el festival. Se lo considera uno de los autores más importantes de la cinematografía japonesa, parte de la denominada Nueva Ola surgida en ese país durante la década del 60 (que también integra Nagisa Oshima). Se proyectarán Good for Nothing (1960), Love Affair at Akitsu Spa (1962), A Story Written in Water (1965), Eros + Massacre (1969), Coup d’État (1973) y The Women in the Mirror (2002), entre otras. Durante el festival se presentará el libro Kijû Yoshida: El cine como destrucción, integrado por análisis críticos de sus películas, además de textos del propio Yoshida sobre Buñuel, Antonioni y su propio cine. Este director viene muy recomendado por José Miccio ("Yoshida es muy bueno; vi varias de las películas que van en su foco y será bueno apreciarlas en 35 mm") y Alejandro Ricagno.

Yo te saludo, María

- De Jean Luc Godard, además de su última película, Film Socialisme, se verá una serie de largos y cortos (algunos co-dirigidos con Anne Marie Melville) durante los 80 y 90 y algunos trabajos más recientes: Une catastrophe (2008, 1 minuto de duración), Passion y Scénario du film ‘Passion’(ambos de 1982), Carmen, pasión y muerte (1983), Yo te saludo, María y Détective (de 1985), Contre l’oubli: Pour Thomas Wainggai, Indonésie (3 minutos, 1991) y 2 x 50 años de cine francés (1995). Además, una serie de documentales realizados sobre Godard, su vida y su obra: Godard, l'amour, la poésie... (2007, Luc Lagier), Two American Audiences: La Chinoise - A Film in the Making (1968, Mark Woodcock) y 1PM (One Parallel Movie o One Pennebaker Movie) de 1971, film ensayo surgido de una colaboración entre Godard y Pennebaker.

Ausente 

- Algunas películas argentinas remarcables: Iván Fund presenta en premiére mundial su tercer largo, Hoy no tuve miedo, un film escindido en dos partes que apuesta a una sorprendente radicalidad; Marco Berger en Ausente sigue explorando los vericuetos del homoerotismo, ahora en clave de thriller psicológico que narra la inquietante atracción entre un profesor de esducación física y su alumno adolescente; el documental Yatasto, de Hermes Paralluelo, ganadora del Work in progress del Bal 2010, viene precedido de grandes elogios de Roger Koza y de Matías Herrera Córdoba. También viene con muchas recomendaciones En el futuro, el segundo largo de Mauro Andrizzi (Iraqi Short Films), una película de amores y desamores y varios besos desenfrenados.

En el futuro


- Poetry (Corea del Sur, 2010, 139’), de Lee Chang-dong ha sido ampliamente elogiada por Roger Koza y José MiccioTourneé de Mathieu Amalric, también ha sido señalada por Miccio, mientras que la italiana Le quattro volte de Michelangelo Frammartino será una de las grandes revelaciones de esta programación.

En los próximos días seguiremos dando mas anticipos.

El efecto imparable de Cristina Kirchner

No lo digo yo, lo dice La Nación

Imagen Das Fraudes Luis Alberto Platero Martinez

El triunfo ajustado de Martín Buzzi en Chubut, el candidato a gobernador de Mario Das Neves, debería terminar de despertar a la oposición si pretende hacerle fuerza a la presidenta Cristina Kirchner en las elecciones de octubre.

En un distrito donde dos semanas atrás ganaba el candidato de Das Neves sin despeinarse, la elección terminó con el kirchnerismo reclamando el triunfo luego de un escrutinio lento y escaso de transparencia. Bastó que Cristina Kirchner fuera a Chubut, la semana pasada a fortalecer a su candidato para que aquella diferencia a favor de Das Neves se esfumara. En la Casa Rosada hablan del efecto imparable de Cristina Kirchner candidata y en la oposición no aparece nada, ni nadie, al menos hasta ahora, con capacidad, imaginación y ambición de poder como para poder disputar la Casa Rosada con posibilidades ciertas de ganar.

La oposición acusó el golpe de Catamarca. Pero qué lecciones sacará de Chubut, donde hubo corte de boletas, votaciones cruzadas y dirigentes que ya no pueden decir que tienen asegurada la elección antes de ir al cuarto oscuro. Lo de anoche, aún perdiendo, fue todo ganancia para el cristinismo, esa fracción del kirchnerismo que pretende avanzar con el proyecto y el modelo puesto en marcha por Néstor Kirchner en 2003 en estado puro. Es decir, con escasa participación del peronismo tradicional.

Los párrafos anteriores son copia textual del artículo La oposición deberá repensar su futuro, de Jorge Rosales en La Nación de hoy. (artículo completo acá)

¿Es preciso agregar algo más?

(Sólo esperemos que esta semana ningún compañero ose empañar este momento formidable).

domingo, 20 de marzo de 2011

Dani Umpi


Tiene una sonrisa interesante
unos labios despampanantes
y las palabras en su lugar.

Tiene algo enorme que me atrae
no es un hijo de su madre
ni es un nene de papá.

Tiene los discos que a mí me gustan
baila tan moderno que me asusta
y confía en su espontaneidad.

Tiene una autoestima indestructible
tiene horarios muy flexibles
tiene tiempo, auto y lugar

Tiene todo lo que un guacho tierno aquí debe tener
tiene todo lo que tiene un pibe para hacerse valer.

tiene buena piel, buena presencia
me tiene mucha paciencia
¡tiene mucho para dar!

Tiene postura crítica ante al mundo
le gusta hacerse el profundo
¡lo cual me resulta sensacional!

Yo he sembrado en él demasiado y quiero cosechar
mis amigos ya saben que él es mi objetivo principal.

Peronismo explícito

por oac

- La puesta en escena de Moyano de ayer no tendría que ser vista como una demostración de poder, sino más bien como una confesión de debilidad. El poderoso no necesita amagar histéricamente lo que termina por no hacer. Y hay motivos para pensar en un Moyano débil, tentado en patear el tablero ante las trampas que le tiende la prensa de derecha. El inicial síntoma de la debilidad de Moyano fue su escandaloso apoyo al compañero Momo Venegas. Es obvio que no se trataba de solidaridad ideológica, sino de una identificación con un caído en desgracia. Pedraza y Zanola están presos, Venegas procesado, Moyano al borde de un ataque de nervios. Entre peronistas nos entendemos.

- El argumento de que el paro era contra la campaña de prensa que intenta ponerlo bajo sospechas es insostenible: Moyano amenazó con un paro y movilización a Plaza de Mayo: ¿a quién le hace paro? ¿qué reclama? ¿acaso el paro fue levantado porque del jueves al viernes Clarín lo trató mejor? Es obvio que mediante un paro extorsivo lo único que Moyano puede lograr es confirmar la peor imagen que puedan construir los medios corporativos: un dirigente que es capaz de parar los transportes del país para defenderse de sospechas de corrupción, aunque fueran falsas, desnaturaliza la lógica de la representación sindical. Los trabajadores del transporte no están para hacer de rehenes de un dirigente cuestionado (no importa quién sea el sector que lo cuestione).

- Otro síntoma de la debilidad moyanista: que la puesta en escena de ayer en la CGT terminara con la proclamación de que "los trabajadores queremos llegar al poder". Prescindamos acerca de la legitimidad de que estos dirigentes se presenten como "nosotros, los trabajadores". Lo que está claro es que el mismo jueves Clarín había puesto en tapa que Moyano presionaba al gobierno para imponerle un vicepresidente en la fórmula. Lo que hizo Moyano a la perfección es cumplir con el guión de Clarín; por ende, su reacción no fue contra Clarín, como pretende hacernos creer el relato del peronismo de paladar negro, sino objetivamente a favor de Clarín. Clarín anticipa, Moyano cumple.

- Por otro lado, si la intención es ganar lugares en la fórmula o en las listas de candidatos a diputados, el efecto logrado es exactamente contrario. Si había alguna posibilidad de que Recalde, por ejemplo, sea postulado entre los candidatos a vice, la payasada de ayer lo dejó fuera de carrera. Está claro que si Cristina aceptara ahora a semejante compañero de fórmula, como producto de un apriete, su autoridad política estaría inmediatamente lesionada.

- "Los trabajadores queremos llegar al poder" tiene otra lectura: hoy por hoy nadie de la cúpula de la CGT puede encabezar una fórmula dada su pésima imagen, imagen que con lo de ayer no puede decirse que haya mejorado. Moyano olvida que hoy los votos son de Cristina y de nadie más, y que sólo escondidos bajo las faldas de Cristina se pueden colar algunos compañeros de la "rama trabajadora del movimiento".

- Así que en los hechos la movida de Moyano es a pura pérdida: se pone bajo los reflectores de los medios corporativos amenazando al gobierno de Cristina, lo hace para preservarse de acusaciones (en la misma línea que el barrionuevismo y el propio Moyano defendieron hace poco a Venegas), da alimento a la prensa que dice cuestionar y refuerza las sospechas anti-sindicales. Da letra a una oposición que no tiene libreto propio. Exhibe impúdicamente su falta de cintura política.

- Cristina hoy está muy arriba en la consideración popular. La patoteada de ayer le puede hacer una pequeña mella, este daño sería mucho peor si Cristina apareciera cediéndole a Moyano algo, lo más mínimo. Pero si esto es un preanuncio de un método para arrancarle concesiones al gobierno que se repetirá en los próximos meses, el daño puede ser mayor.

- Para una antología de la canallada, el post de Artemio López de ayer:


"Tanto los medios hegemónicos como la oposición oligárquica y el marxismo leninismo por qué no decirlo, se encuentra en guerra explícita o solapada contra Huguito y su modalidad histórica específica de representación del proletariado gaucho.


No es novedad. Los enfrentaremos sin claudicar, como es nuestra tradición. Como señaló el compañero Hugo ayer " Los Trabajadores vamos por el poder, no solo a discutir salarios, las obras sociales... vamos por el poder aunque les moleste, ese es el objetivo que no vamos a abandonar" ... Y viva Perón! ( eso lo agrego yo) :)

PD: Marxistas! les aclaramos que el que le armó una lista en contra a Néstor en 2009 en provincia en medio de la crisis de la 125 no fue Huguito, el que pone diputados por fuera del bloque del FPV no es el burócrata sucios, feo y malo. Ojo al piojo!. Jejeje..." Peronismo explícito.


- Da un poco de pena ver a la prensa oficialista y a gran parte de los blogueros K intentando hacer que creen que Moyano hizo esto en respuesta a Clarín y en defensa del movimiento obrero organizado. Las lecturas tacticistas que remiten a la pícara tradición peronista por la disputa del poder parecen desconocer que la autoridad que se pretendió lesionar es la de Cristina y que el movimiento obrero organizado ayer mostró su singular debilidad al actuar sus dirigentes con tan poco tino.

- “Cuando los hombres del pueblo o quienes tienen obligación de servirlo en vez de buscar la felicidad del pueblo lo traicionan: También tengo para ellos una palabra dura y amarga en este mensaje de mis verdades. Yo los he visto marearse por las alturas. Dirigentes obreros entregados a los amos de la oligarquía por una sonrisa, por un banquete o por unas monedas. Los denuncio como traidores entre la inmensa masa de trabajadores de mi pueblo y de todos los pueblos. Hay que cuidarse de ellos: son los peores enemigos del pueblo porque han renegado de nuestra raza. Sufrieron con nosotros pero se olvidaron de nuestro dolor para gozar la vida sonriente que nosotros les dimos otorgándoles una jerarquía sindical. Conocieron el mundo de la mentira, de la riqueza, de la vanidad y en vez de pelear ante ellos por nosotros, por nuestra dura y amarga verdad, se entregaron. No volverán jamás, pero si alguna vez volviesen habría que sellarles la frente con el signo infamante de la traición”. (Evita)

sábado, 19 de marzo de 2011

Visuales XX

La condición humana (René Magritte, 1935)


por Liliana Piñeiro

El pintor apoya la tela en el caballete. Elige los colores y espera.

Por la ventana vendrá el paisaje, donado a la vista. Y habrá un encuentro, el inefable momento de la traducción: los límites del plano, la hermosa traición del arte.

viernes, 18 de marzo de 2011

Poder extorsivo


Salen a defender sus privilegios corporativos con los mismos métodos de Clarín y la Mesa de Enlace. El daño que le hacen al gobierno de Cristina es enorme.

jueves, 17 de marzo de 2011

A ver: que los peronistas de paladar negro me expliquen esta


¿Cómo es esto? ¿El Sindicato de Choferes de Camiones anuncia un paro y movilización a Plaza de Mayo para el lunes porque los tribunales suizos investigan a Hugo Moyano? ¿Qué están pidiendo? ¿A quién se lo piden?

¿Será por esto que la CGT respaldó hace pocas semanas al compañero Momo Venegas?

¿Y? ¿Qué diría el General Perón en este caso? ¿Seguimos discutiendo el progresismo, 678, el sanatellismo? Como Perón esta recontramuerto, creo que el dilema tendremos que resolverlo solos.

¿Y para esto me operé las tetas?

por oac

La situación en la planta nuclear de Fukushima se agravó en las últimas horas. La Comisión Reguladora Nuclear de Estados Unidos advirtió hoy que los niveles de radiación en la central son "extremadamente altos". Gregory Jaczko, presidente de ese organismo, remarcó que "la contención secundaria quedó destruida y creemos que los niveles de radiación son extremadamente altos, lo que podría afectar la capacidad de tomar medidas correctivas".

Los países de la Unión Europea decidieron imponer controles de resistencia a sus centrales nucleares ante eventuales sismos, tsunamis y ataques terroristas, tras el accidente en Japón. “En Japón se habla de apocalipsis y creo que es una palabra particularmente bien elegida”, dijo ayer el comisario europeo para la Energía, Günther Öettinger, sobre la crisis nuclear en ese país, ante una comisión del Parlamento Europeo en Bruselas. “Prácticamente todo está fuera de control”, agregó el comisario. Y dijo “no excluir lo peor en las próximas horas y días”.

No voy a hablar aquí de tsunamis, de geología, catástrofes naturales o energía nuclear.

Lo que quiero señalar es algo más básico: el modelo de progreso tecnocientífico sobre el que se asienta la actual civilización mundial está mostrando su cara más fulera, pero todo esto es solo la consecuencia inevitable de ese modelo y no se trata de ningún accidente. No hace falta ser experto sobre nada para advertirlo.

Supongamos que el tsunami obedeció a causas naturales. No importa. Lo que esta catástrofe pone en evidencia es que millones de personas habitan sin saberlo encima de una olla mortífera. Las fuerzas que pueden desatarse a partir del incendio de las plantas nucleares amenazan la vida de esas personas que seguramente no fueron consultadas acerca de si querían vivir expuestos a esta amenaza.


Japón es un país serio. No como Argentina, no como Venezuela. La Unión Europea está formada por países serios. Los controles de resistencia que ahora se acuerdan de implementar estos países en sus propias centrales indican que el pánico no es sólo japonés. Cuando para descomprimir la situación se empieza a liberar energía radiactiva a la atmósfera da la sensación de que se ha hecho un poco tarde. Las consecuencias que puede producir esa energía radiactiva sobre la atmósfera planetaria puede afectar a generaciones futuras.

No hay accidente alguno. El modelo científico que viene desarrollándose desde el comienzo de la modernidad buscó siempre apoderarse de la energía de la tierra. El poder es insaciable y sólo calma su sed con poder más, lo que da más sed de poder. Si la tecnología puede hacer algo, entonces lo hará. Y cuando lo haya hecho, entonces querrá poder más. No se trata de una metáfora: es la lógica de apoderamiento que mueve al mundo. En esa lógica, el capitalismo venció, durante el siglo pasado, al socialismo. Y no lo venció porque fuera mejor, sino porque pudo más. Y porque la lógica del apoderamiento se mueve en el sistema consumista como pez en el agua. El socialismo perdió no en el terreno militar, sino en el existencial: no supo ofrecerle a la humanidad algo más tentador que el poder. El Viagra, el Extasis, el Blackberry, Internet, Fukushima, Hiroshima, son todas letras de un mismo alfabeto. Así es como nos habla el mundo actual, incluso cualquier historia íntima que yo pueda contar aquí se deletrea de esta manera. No somos una humanidad que pueda deshacerse de estas ortopedias: somos parte de la ortopedia. La tecnología corre por nuestras venas y configura nuestros sueños.

El cientificismo dominante nos hizo creer que los problemas de la ciencia se resuelven con más ciencia, y esta es solo otra variante de la borrrachera de poder que puede todo menos detenerse. El modelo científico necesita de especialistas que tienden una red sobre la totalidad del mundo, una malla de cálculos cada vez más fina, que ni duerme hasta arrancarle a la tierra sus últimos secretos. Es necesidad de este sistema que millones de personas mantengan la rueda del consumo en movimiento, convencidos de que desean eso que el sistema les ofrece. Viviendo, no alegremente sino dopados, sobre una olla mortífera. Esto en un país serio sí pasa.


Algunos pensadores y visionarios ya lo intuyeron desde hace mucho: lo vio Descartes en sus pesadillas, lo presintió Goya en sus caprichos, asoma en los cielos ondulantes de Van Gogh e hizo sucumbir a Nietzsche, el pensador de la voluntad de poder. No es ninguna novedad. Sólo que ahora llegó a la primera plana de los diarios.

miércoles, 16 de marzo de 2011

Ahora que se acerca el fin del mundo quisiera aclarar un malentendido

por oac

Hay algo en el amor que deja expuesta la naturaleza misma del malentendido. Digo: no de un malentendido accidental, sino de uno necesario e irrevocable, algo que no se puede despejar mediante la pulcritud del lenguaje. Pienso en Wittgenstein, en su necesidad juvenil de hallar la palabra precisa, esa que sería capaz de aislar un hecho tan simple como una estrella fija. Es la hora anterior al alba, me conecto con J y le propongo que salgamos a ver, cada uno por su lado, lejos, la misma estrella. Pero está nublado. Así que, en lugar de stella matutina, veo nubes. Las estrellas fijas fueron, en la época de Copérnico, centro de disputas astronómicas, teológicas, físicas, metafísicas. El mundo había vivido equivocado: Galileo mostró, mediante el simple recurso de apuntar un telescopio al cielo, que tampoco en él hay algo fijo. Pero varios siglos después Wittgenstein aún quería poner a prueba la capacidad del lenguaje para referir un hecho simple. Los enamorados desde hace siglos miran el cielo, siempre la misma metáfora, los enamorados pasan y las metáforas quedan. Y el amor humano, el que podemos llegar a hacer los hombres, se parece más a una nube, no hay duda.

Así que lo que magnetiza en la experiencia amorosa es esa lucha desesperada, perdida de antemano, contra el malentendido. Necesitamos arrimarnos a ese abismo para descubrir que no hay puntos fijos, ni en el cielo ni en la tierra que pisamos, que nosotros, los de entonces, ya no somos los mismos, que nunca, quizá, los hayamos sido, que nos buscamos ahí donde, quizá, ya no estaremos.

Así que no hace falta entender nada: sólo hace falta amar.



¿Cuánto más puedo estar en este café perdido
antes de que la noche se vuelva día?
Me pregunto por qué tengo tanto miedo de la aurora.
Todo lo que tengo y todo lo que sé
es este sueño de ti que me hace seguir vivo.

Hay un momento en que
todas las cosas viejas se vuelven nuevas otra vez
pero ese momento puede ir y venir.
Todo lo que tengo y todo lo que sé
es este sueño de ti que me hace seguir vivo.

Aparto la mirada pero sigo viendo
no quiero creer pero lo sigo creyendo
las sombras bailan en la pared
sombras que parecen saberlo todo.

¿Soy demasiado ciego para ver?
¿acaso mi corazón me hace trampas?
Estoy perdido en la multitud,
todas mis lágrimas se han ido.
Todo lo que tengo y todo lo que sé
es este sueño de ti que me hace seguir vivo.

Todo lo que toco parece desaparecer
a cualquier lado que vaya tú siempre estás ahí
voy a correr esta carrera hasta mi muerte terrenal
voy a defender este lugar con mi último aliento.

En una habitación sombría
desde la penumbra vi una estrella fugaz,
me di vuelta y volví a mirar, pero se había ido.
Todo lo que tengo y todo lo que sé
es este sueño de ti que me hace seguir vivo.
BD

martes, 15 de marzo de 2011

Como Máximo pasar vergüenza

por Lucas Carrasco


Para Oscar Cuervo


Después de varias peleas con editoriales, mi novela no tiene ya destino. Una editorial multinacional me pidió una coima, me fui dando un portazo. Es la editorial donde -el propio kirchnerismo me pedía que cuente esto: no lo hice- ahora sale un libro con prólogo de la presidenta, escrito por quien me mató con Magdalena Ruiz Guiñazú. De todos modos, me ofrecían una tirada menor a la mitad de los lectores diarios de este blog, la mitad, diarios.

Decidí que no.

Que me las fumen las academias, los críticos literarios, las editoriales, las ferias, el kirchnerismo, el antikirchnerismo, Los Idiotas, La Celebración, hice primer y segundo año en una escuela rural. No tengo que rendirle cuentas a nadie. Peleo solo. No me va bien. Me chupa un huevo. El kirchnerismo, en buena proporción, me detesta, soy un pibe que hago periodismo provinciano. No me achico. Me chupa todo un huevo.La he peleado. No conseguí nada.

Pero voy de ciudad en ciudad y tengo amigos. De verdad, amigos en serio. Que me quieren, que me respetan. Sabés una cosa, mirá, empecé a trabajar vendiendo plantas y tierras turbas embolsadas desde los 7 años, viví en pensiones, hice dedo, me echaron a las patadas de muchos laburos, viví sin luz eléctrica algunos períodos, pasé alguna vez días sin comer, dormí en plazas, tuve chicas que amé y me amaron.

Empecé mi novela contando mi estadía en una cárcel.

Nunca hice terapia. No estoy descontento con mi vida. Leí, desde chiquito, obsesivamente, los grandes clásicos. Pasé bastante tiempo internado en hospitales y mi infancia está llena de etapas en la cama, faltando a la escuela, siendo un pibe, mis amigos jugando al fútbol y a la escondida, yo tirado, enfermo, en la cama. Tengo errores de ortografía y de tipeo. Tenía 25 años cuando aprendí a escribir en una computadora. Tenía 29 cuando tuve mi primer PC propia.

Dejé, cambiandome de ciudad, cuando tenía 20 años, la adicción a la cocaína. La dejé solo. Ahora peleo, con mas o menos suerte, contra la adicción al alcohol. Voy, creo, venciendo. Creo.

La adicción a la cocaína me vino después de que varios, bah, dos, amigos se suicidaran. No eran dos. Tenían nombre y apellido. Cada uno. Infancias, adolescencias, escuelas, minas, la puta madre, mucho, pero mucho compartido. Guardo el recuerdo de esos, dos, amigos. Guardo la triste pena de escuchar llorar desconsolada a mi vieja en la cocina frente al teléfono. Me levanté. No se animaban a decirle directamente a la madre. Le dijeron a mi vieja. Y yo crucé y fuimos a decirle, Lía, Nahuel, tu hijo, la puta madre. Yo, no sé. No sé.

Los jueves, todos los jueves, podés conocer a mis amigos de la infancia, la adolescencia, que viven en Bs As.

Ahí están.

Soy esto.

Un manojo, si querés, de resentimientos. De estupideces. Demagogia con la muerte. ¿Porqué no? Pero, eso sí, a vos, te pido respeto.

Los amigos, aún en contra, me harán el aguante. El resto, bue, el resto, el resto.

Yo no soy kichnerista por ninguna razón más fuerte que seguir a Hebe de Bonafini desde los 15 años. Así de simple. Así de simple.

No sé si queda claro -porque suelo hablar para varios lados, por ejemplo, y de paso, para el Planeta Max, dónde las asociaciones se prologan- pero la historia, como siempre, la cuentan los que ganan. Y los que saben, emergentemente, hacer una contrahistoria.

A mí me pidieron desde altísimas fuentes del kirchnerismo que cuente algo de una editorial. Yo no les hice caso. No por respeto a esa editorial de mierda. Sino porque olí el mediano plazo.

Nos vemos en la feria del libro.

Bah, yo no creo que vaya. No tengo nada que hacer ahí. Como Máximo, pasar verguenza. Pero yo paso verguenza todos los días. Y me hago cargo. Qué diferencia, si supieras, que diferencia.

lunes, 14 de marzo de 2011

Katamarca y Lukas Karrasco

Imagen Bruno Bimbi vía Catanpeist

por oac

Bueno, el tema ya está instalado en la blogosfera y en los diarios del lunes: ganó el cristinismo en Katamarca.

Primer test electoral del año, destinado a ser leído por la derecha como "Fuerte derrota del kirchnerismo ante un candidato cobista", termina siendo lo contrario: Cristina gana hoy en todas partes. Este creo que es el dato político del momento (y nunca conviene olvidar la fugacidad de los momentos en la política argentina, no sea cosa de desdeñar la tenaz contingencia): Cristina gana hoy en todas partes. Hoy por hoy CFK no necesita aparato, PJ, peronismo de paladar negro, intendentes, caudillos locales que traccionen votos ni nada por el estilo; en realidad es exactamente al revés: hoy es probable que ganen los candidatos cristinistas en todo el país, o al menos que mejoren seriamente sus chances electorales, gracias a los votos que derrama Cristina. El peronismo en sus distintas variantes, esa bestia que huele el poder de lejos, no puede hoy hacer otra cosa que encolumnarse disciplinadamente detrás de Cristina (así como días antes de la muerte de Néstor el peronismo díscolo estaba empezando a retobarse).

Por primera vez en 100 años pierde el oficialismo provincial en Katamarca. Cristina gana hoy en todas partes. Insisto: es una hipótesis muy falsable la mía, dado que vamos a tener varias elecciones provinciales por mes, de acá a octubre. (La semana que viene, sin ir más lejos, Chubut. Marito Das Neves, por si acaso, estate atento, movete bien en estos días, porque es mucho lo que tenés para perder). Y si bien soy consciente de la falsabilidad de mi hipótesis, creo también que es bastante útil para comprender el momento.

Lucas Carrasco hace en su blog otra lectura. El post, titulado Lecturas nacionales de la elección catamarqueña, está ilustrado con la tapa de Clarín que no pudo ser. Pero su desarrollo lo lleva a explayarse acerca de una obsesión típica de Lucas: fobia antiporteña, insistencia en reducir todos los conflictos nacionales a la contradicción Buenos Aires / Resto del País. Los porteños son unos nabos, los porteños son frepasistas, los porteños son asesinos, mataron a 30 personas al final del gobierno de De La Rúa, los porteños son ibarristas, mataron a 194 pibes en Cromagnon, los porteños renuncian a pensar el país, los porteños son progresistas (nuevo mote de la descalificación y la burla por parte de la gente del palo), los porteños son hegelianos de izquierda, son sabbatellistas... Se trata de un post de argumentación sinuosa, que se jacta de su materialismo histórico y/o peronismo de paladar negro, sin que se entienda bien cómo se traduce una cosa en la otra, pero que gasta toda su pólvora en un forzado antiporteñismo. Lucas se dedica a desdeñar cualquier posibilidad de que el resultado catamarqueño sea leído en términos del abominable progresismo metropolitano. Destaca que la triunfadora es una senadora que "la vulgata hegemónica portuaria" desconoce, porque el "puerto" sólo conoce a los políticos que van a la tele: Carrió, Pinedo, Rossi, Zamora, Olmedo, Giustiniani, Pichetto. Y despeja cualquier duda acerca de la nula incidencia que pueden tener en Catamarca la ley de medios y el matrimonio igualitario. Nada de esto: las provincias (a diferencia del puerto) son bonitas, federales, peronistas de paladar negro, conservadoras, marxistas, materialistas históricas, sciolistas y antiprogresistas. O sea: en Catamarca ganó el kirchnerismo peronista materialista histórico conservador provinciano antiporteño y los progresistas son unos pelotudos.

Hace una semana Lucas estuvo en nuestro programa de radio. Fue uno de las emisiones más divertidas e interesantes que hayamos hecho, porque Lucas es un tipo brillante, sagaz, de una inteligencia dúctil, con ocurrencias inesperadas y un talento narrativo arrollador. La entrevista es tan buena que será enteramente transcripta en el próximo número de nuestra revista. Días antes de su presencia en la radio, yo había escrito lo que creo: que Lucas es uno de los emergentes más interesantes de lo que Beatriz Sarlo denomina la "hegemonía cultural del kirchnerismo". Su paso por nuestro programa no hizo más que confirmar estas presunciones. Y todo esto a pesar de su reduccionismo antiporteño, que lo lleva a decir, por ejemplo, que en Formosa votaría a Insfrán y en la provincia de Buenos Aires a Scioli, porque están con Cristina; y que en cambio Sabbatella y Nilda Garré son dos progres delarruistas cómplices del asesinato de decenas de personas durante el gobierno de la Alianza. 

Lucas se define como materialista y signa esta posición en la importancia decisiva de que haya cloacas en todo el territorio nacional. En realidad él repite un equívoco instalado en la vulgata marxista: ser materialista se traduce fatalmente en un distribucionismo físico. Hacer cloacas en todas partes: eso es transformar la realidad. La incidencia del kirchnerismo en la vida cotidiana del pueblo se reduce, según este materialismo carrascoso, en su impulso a la obra pública. Creo que Marx dice otra cosa. Volveremos sobre el punto.

Todo muy lindo, pero en Katamarca ganó Cristina.

domingo, 13 de marzo de 2011

Dos grossos

por oac

Esta semana se nos fueron dos grossos.

De Viñas no me da el piné para hablar, sólo puedo decir que sin conocer bien su obra me despertaron admiración sus intervenciones públicas y su porte. Como casi cualquier porteño, me lo crucé más de una vez en un bar del centro y el estaba leyendo por supuesto el diario de los Mitre. En estos días ya se ha hablado mucho de él y muy bien.

Pero hay otro grosso que se ha ido, nuestro Cole Porter, nuestro Stephin Merritt: Mario Clavel, digo. El creador de unas cuantas canciones prodigiosas, de esas cuya vida perdura por siglos. Todas nuestras huellas se habrán borrado y todavía algún enamorado cantará una canción suya.

Somos un sueño imposible que busca la noche,
para olvidarse del mundo del tiempo y de todo,
somos en nuestra quimera doliente y querida
dos hojas que el viento juntó en el otoño.

Somos dos seres en uno que amando se mueren,
para guardar en secreto lo mucho que quieren
pero qué importa la vida con esta separación
somos dos gotas de llanto, en una canción...



Abrázame así
que esta noche yo quiero sentir
de tu pecho el inquieto latir
cuando estás a mi lado.

Abrázame así
que en la vida no hay nada mejor
que decirle que sí al corazón
cuando pide cariño.

Abrázame así
y en un beso te voy a cantar
el más dulce secreto de amor
que hay en mi corazón.

Acércate a mí
y esta noche vivamos los dos
la más linda locura de amor
abrázame así...

Corazón rojo