Cadete





Hormiguita Ocaña, primera candidata a diputada nacional de Cambiemos por la provincia de Buenos Aires,
desconoce el caso Maldonado: "Ni el gobierno va a durar...".

martes, 30 de junio de 2009

Macri y los paradores



Nuevamente ha surgido en estos días el rumor del cierre del sistema de Paradores de la Ciudad de Buenos Aires, versión reiterada desde el comienzo de la gestión de Mauricio Macri en la jefatura de la ciudad.

Los que hicimos Parador Retiro queremos manifestar nuestro repudio ante una medida incomprensible y que dejará en un desamparo mucho mas profundo a cientos de personas. Consideramos que aun con las falencias de los mismos -que deben ser absolutamente mejoradas- en la actual situación socioeconómica los paradores son un elemento indispensable de contención para muchos grupos desfavorecidos de la sociedad.

Después de compartir tres años junto a los habitantes del Parador, podemos expresar nuestras opiniones con conocimiento de causa. Cosa que seguiremos haciendo pese a los llamados que hemos recibido pidiendo explicaciones, no sobre la película que los funcionarios no se tomaron la molestia de ver, sino por nuestros opiniones aparecidas en algunos medios.

Jorge Leandro Colás
Carolina M. Fernández
Cristina Marrón Mantiñan
Salvador Savarese

Unicos ganadores


Foto: Nicolás Villalobos

por Corina Setton

Hace 24 horas que no puedo pensar en otra cosa. Trabajé todo el día, pero realmente estaba en otra parte. Mis compañeros de trabajo me saludaban como todos los días.

"¿Cómo estas?" me decían al verme. "Mal", les contestaba de manera poco amigable. Algunos se daban cuenta rápido, pero la mayoría me preguntaba "¿por qué?", a la espera de que les cuente algún problema personal, familiar o de salud. Pero no. Estaba, estoy, con bronca, tristeza, nostalgia, ¿depresión?. No, ya sé, estoy de duelo, sí... estoy de duelo.

El país caminaba en un sentido y ahora se detiene.

Obviamente las organizaciones de derecha avanzan, pero todavía son bolsas de gatos que tendrán que enfrentarse entre ellos para las distintas candidaturas, para acordar alguna idea en común y habrá que ver.

Pero los que indiscutiblemente están de fiesta son los dueños de los medios de comunicación, esos grupos empresariales que van a seguir alardeando de sus monopolios. ¿O te pensás que ahora Clarín está nervioso? Ya no. Adios a la ley de radiodifusión, ¿o pensás que alguien se va a animar a impulsarla? Ojalá me equivoque, pero no creo.

Una enseñanza mafiosa sobrevuela el país: NO te pongas en contra de los grandes medios, ellos mandan, te levantan en 2 semanas un candidato de izquierda en la capital, mientras que en la provincia te plantan otro de derecha.

Por eso hoy les ladraba a todos, porque no soporto que la mayoría de la gente mire "la tele" y crea que ve la realidad como si fuera la ventana de su casa. Porque muchos votan a Pino pensándose re-piolas y no se dan cuenta de que ese voto lo decidieron hace 10 días militados por TN; o votan cualquier oposición a los Kirchner porque se comieron las palabras y las realidades creadas por los medios (el campo, la falta de diálogo, los soberbios y autoritarios, etc.).

Lamentablemente ayer ganaron por afano los medios de comunicación y su compañera incondicional, la alienación.

lunes, 29 de junio de 2009

Perdimos



por oac

Dicho esto en primera persona, porque apoyé este período kirchnerista con verdadero entusiasmo. Ya habrá tiempo para tratar de comprender por qué las cosas se dieron así. Y también ahora viene el tiempo para ver lo que vendrá.

Ganó la derecha, indudablemente, ganó la cadena nacional de medios privados, ganaron los agrogarcas también, a partir de hoy tratarán de cobrarse todas las facturas.

Lo más retrógrado de la sociedad argentina tiene muchos motivos para festejar. Basta con hacer un repaso de los que emergen como presidenciables: Macri, De Narváez, Reutemann, Cobos... ¿me olvido de alguien? La sociedad argentina ha puesto a estas personas en la primera línea.

Pino y Sabatella tienen motivos para festejar, les deseamos éxito, de verdad. Y los invitamos a pensar si quieren formar parte de una minoría parlamentaria digna en un país de derecha o si quieren gobernar la Argentina. Si optan por lo segundo, estaremos con ellos. Y si se conforman con lo primero, quién sabe... también.

Kirchner pagará implacablemente los costos de sus contradicciones, de sus límitaciones y también de sus errores tácticos (no haber sabido conquistar aliados, haber alimentado al monstruo que le infligió esta derrota, haber comprendido tardíamente la necesidad de democratizar las comunicaciones, no haber admitido la derrota política después de la 125, cuando aún había tiempo). Pero no se lo puede culpar por no ser revolucionario, porque no lo es, pero sobre todo porque en la Argentina no hay de momento ninguna revolución en marcha. Kirchner es lo que hay, o mejor dicho, lo que había. Ahora hay estos que ganaron. Kirchner podrá hacer o no su autocrítica, Cristina sabrá o no conducir esta difícil transición. Pero una vez que se haya apagado el último reflector sobre los rostros golpeados de Néstor y Cristina, en ese preciso momento vamos a estar aún aquí cada uno de nosotros. Y a ver qué hacemos.

Por lo pronto acá estamos. Para los amigos que quieran expresar su bronca, su dolor, sus dudas, su esperanza, sus objeciones: este es su lugar. Y para los enemigos que durante unos cuantos días quieran ensañarse, burlarse, gastarnos mucho o sólo un poquito, dejar insultos anónimos, regodearse en su pequeñez, tirar mierda: acá estamos. Preferimos que el blog no tenga moderación y que cada uno se vea en el espejo de lo que es capaz de dar. Y para los que no son ni amigos ni enemigos, los esperamos, quién sabe si no terminamos de novios.

Y a seguir laburando: la revista tiene que salir ya, el programa de radio es una maza, el ciclo de cine está buenísimo y el que empieza a mediados de julio será aún mejor. Y las cosas podrían ponerse mejores de un momento a otro.



Y mañana será otro post.

domingo, 28 de junio de 2009

Segundas impresiones


por oac

Efectivamente es demasiado pronto.

Hay que esperar un poco más para hacer evaluaciones sobre bases más firmes.

Nos vamos pa la radio y la seguimos en vivo, con Willy, Cholakian y Gerardo Fernández.

Primeras impresiones


por oac

Todavía es muy temprano, pero pareciera que sí.

Si se confirman las tendencias que se manejan en este momento:

- en la suma total del país gana el FVP.

- Pero para que esta suma sea posible, depende de que se confirme la victoria K en la provincia. En el bunker K hay clima de fiesta, Néstor y Cristina ya están en el bunker. Si tuvieran datos preocupantes, no habrían aparecido. Alfonsín admite el tercer puesto de la ACyS; también afirma Alfonsín que en provincia gana K. En la sede del colorado sólo dicen que van a contar voto a voto y les piden a los fiscales que se queden hasta el final.

- Narváez se queja de la falta de sus propios fiscales, Solá dice que hay que esperar, pero que el que gana gana y el que pierde pierde: traducido en palabras claras: hay frente interno tormentoso, el duhaldismo, si se confirman los resultados provisorios, rompe con el colombiano.

- En Capital gana Michetti, pero pierde un porcentaje importante de votos en comparación con la elección anterior. Macri es pre-candidato a presidente, pero la tiene difícil.

- Cobos gana y es candidato para el 2011. ¿Los radicales se encolumnan detrás suyo o lo tienen en cuenta a Binner? Si lanza su candidatura, ¿no tiene que renunciar inmediatamente a la vicepresidencia? Como sea que fuera, los pan-radicales son los únicos opositores al gobierno con representación en todo el territorio nacional.

- Gran derrota de Lilita, queda afuera de todo.

- Gran elección del voto cómodo en Capital. En Recoleta, Pino es un ídolo.

- En Santa Fe, final abierto, aunque pareciera que gana el socialismo. Algunos dicen que hay corte de boletas y que Reutemann aún puede ganar como senador. Si se produjera esto último, es un precandidato en la interna pejotista. Si en cambio se confirma el triunfo del socialismo, queda mal parado.

- En Córdoba hay corte de boleta, Juez parece que gana pero hay corte de boletas.

Las elecciones de mitad de término del 87 (Alfonsín perdiendo contra la renovación peronista) 97 (Menem perdiendo contra la Alianza), del 2000 (derrota de De la Rúa) no se han repetido en este caso. El kirchnerismo la está peleando.

Anoche soñé con Charly



por Carmen Cuervo

Era plena noche y yo dormía en una cama bajo las estrellas ubicada en el patio de mi casa. No dormía, estaba soñando que ahí, en frente de mi casa, estaba por empezar un show en vivo de Charly. Él apareció con su banda en el balcón de un edificio, un galpón ruinoso en mi barrio de Pompeya. Charly tocó tres o cuatro canciones, pero no me puedo acordar de ninguna. Charly cantó muy bien. Antes de la última canción, una grúa tomó a Charly y lo llevó hasta la terraza del edificio. Yo siempre lo miraba, desde abajo, desde la cama que estaba en el patio de mi casa. Allí cantó el último tema y, cuando terminó, un helicóptero azul y negro se lo llevó hacia el cielo. La niebla ya había empezado antes, pero cuandó él se fue ya no se veía nada, ni una imagen del edificio.

Cuando me desperté quería contarles a todos que esa noche Charly había estado en mi barrio.

En tiempos donde se avecinan cosas incalculables me resulta necesario comprender qué significa todo esto. Si pueden, por favor, no dejen de ayudarme.

sábado, 27 de junio de 2009

Pelota al piso


por Willy Villalobos

Hace un mes invitamos a participar en nuestro programa La otra.-radio, que va los domingos a las 12 de la noche por FM La Tribu, a Gerardo Fernández, un tipo muy simpático que tiene un blog que se llama Tirando al Medio. Fernández dice que hay un voto cómodo el domingo y ese es el voto a Pino Solanas. ¿Y por qué ese voto que parece ser comprometido es cómodo? le preguntamos. “Porque es el voto de los que se quieren quedar tranquilos con su conciencia, gente de clase media que no quiere comprometerse, que no la pasa tan mal y en definitiva piensa que los K y los Macri son más o menos la misma cosa“ contestó y agregó: “Lo que pasa es que el voto al cineasta favorece claramente a la derecha, ya que esta fuerza política el único objetivo que tiene en estas elecciones es debilitar al gobierno para que pierda la mayoria en ambas cámaras y no pueda llevar adelante sus mejores proyectos, los que democratizan la sociedad, los que favorecen a los que menos tienen”.

Poco después sucedió en ese programa un hecho imprevisto, mágico, al que no me voy a referir ahora sino al final de esta nota.

Oscar, el conductor de nuestro programa, pocos días antes se había manifestado en el mismo sentido y la mayoría de los que hacemos el programa compartimos los dichos del bloguero amigo. Pero luego de conversar un rato, tarea difícil porque es uno de esos tipos que toman la palabra con tanta pasión que cuesta meter un bocadillo, el tipo dijo algo que nos dejó a todos pensando, dijo: “hay que perder el miedo a ser oficialistas”.

Y claro, se estaba metiendo con uno de los temas más complicados que tenemos los que vamos a votar por el Frente para la Victoria. ¿Y por qué? Porque ese voto no es cómodo, porque hay que hacerse cargo de todo, de lo bueno y de lo malo, o sea, de los hechos.

Y eso no es fácil porque uno esta acostumbrado a mirar desde la oposición, desde los ideales, desde lo que debería ser y desde ese lugar uno reclama: ¡Aumento a los jubilados ya! ¡Basta de corrupción! ¡Aumento de salarios inmediato! ¡Basta de desocupación! ¡Que todos los pibes tengan lo que necesitan para vivir dignamente! ¡Que el petróleo sea nuestro! ¡Que todos los minerales sean argentinos! ¡Que se cuadriplique el presupuesto educativo! ¡que todos tengamos vivienda digna!, etcétera, etcétera, etcétera. Consignas que todo el mundo comparte y que al reclamarlas públicamente nos ponemos en la vereda de los buenos, los solidarios, con las mejores intenciones, esas que siembran el camino del infierno.

Cuando alguien pregunta cómo vamos a hacer para lograr tan nobles conquistas la respuesta es generalmente la misma: ”tenemos que construir una fuerza política que esté integrada por los trabajadores y los sectores medios, integrada por los mejores dirigentes, que se vayan todos menos los nuestros, y desde ahí vamos a poder torcerle el brazo a los...”. La pelota se tira lejos, a la tribuna.

Hubo épocas en las que por reclamar estas cosas podías terminar detenido-desaparecido en la ESMA, pero esto ahora ya no pasa y el edificio de los marinos es un centro cultural al servicio de la memoria, del nunca más.

Otra buena idea que apareció en el programa fue la de hacer una diferencia entre los que votan a la izquierda opositora y los que militan en ella. Porque los militantes tienen el mérito de ponerle el cuerpo a la cosa, chupar frío, discutir, reunirse, protestar, cortar una calle, poner guita de sus bolsillos, cada tanto comerse algun gas lacrimógeno o un palazo de la yuta. El que milita disfruta de estas cosas porque las hace de corazón. El otro día uno de estos especímenes, operador de nuestro programa, se quejaba porque el gobierno sostiene con 600 mangos por mes más de 80 mil laburos. Para él esa es una manera de... ¡frenar la lucha de clases! Daban ganas de matarlo, pero mejor dejarlo vivo para seguir discutiendo.

En el caso del votante es otra cosa, al otro día de la elección ni se le ocurre perder un poco de su tiempo para ayudar a construir esa fuerza política que pretende cambiar los destinos del país, no, ¡ni ahí! El tipo regresa a su casa y se echa en el sillón del living conforme con su votito y al otro día retoma el papel de víctima que tanto disfruta

No se embarran nunca, las Nike valen más que los ideales.

Estos son los que van al médico cuando les late con fuerza el corazón, los políticamente correctos, los que aman y odian hasta ahí, los que se comen la galletita de la última película de Solanas. Porque para conocer el pensamiento actual del cineasta no hay más que ver su última película, la de los ferrocarriles. Cuando terminás de verla llegás a la conclusión de que entre los militares y los políticos arruinaron el país y también sus medios de comunicación. Obviamente que los gobernantes, en dictadura o democracia, fueron los que hicieron el trabajo sucio pero, pero, pero… ¿y nuestras responsabilidades? Eso nunca aparece en la película de Pino, no, de eso no se habla. Porque si se hablara de eso aparecería una manera distinta de pensar el pasado y, ya que estamos, el presente. ¿Tuvimos los argentinos alguna responsabilidad con el éxito del golpe militar? Y no hablo de los que la tienen toda, hablo de nosotros, ¿tuvimos los argentos alguna responsabilidad en el saqueo del estado, en el apoyo al menemismo? No hablo de los que se la llevaron, no, hablo de nosotros. Pero Solanas no habla de esto, el hombre da una versión de los hechos que se parece al Billiken, y las víctimas, los insoportables quejosos de siempre, se la tragan con aroma a Pino. Si será inofensiva su manera de contar la historia que Mirtha y Susana lo felicitan. En realidad, uno no sabe qué pensar de la gente. Si son idiotas en serio o si se toman a pecho la burda comedia que representan en todas las horas de su vida y de sus noches.

Pero mucha agua corrió bajo el puente desde aquel domingo y quiero recordar algunas cosas que son las que a mí me reafirman en el voto oficialista.

Voto con alegría a este gobierno, no recuerdo ningún otro momento desde la vuelta a la democracia en que las posiciones políticas estén tan claras como ahora. La recuperación del estado por parte de los K me parece el hecho fundamental de su política, su pecado mortal. Las columnas de la sociedad no se bancan tener que volver a sentarse a la mesa con los representantes de la gronchada (Moyano) y que el gobierno funcione como mediador. A estas personas honorables la posibilidad de que alguien los controle los pone de la cabeza. Y por eso están haciendo el mayor de los esfuerzos para voltearlos, por derecha y por izquierda.

Ojo, que con el peronismo no me como ninguna. Me metió en cana Isabelita y sé que Perón no hizo nada para frenar a su amigo, el parapolicial Lopez Rega. Por eso no creo en el Perón que se inventó ahora Solanas, un hombre bueno, un león herbívoro. Me parece más real el peronismo que cuenta Saccomano en su trilogía: La Lengua del Malón, El Amor Argentino y El 77. Ahí aparece la verdad de la milanesa. Ahí se ve el quilombo de un movimiento popular difícil de explicar desde el análisis europero derecha-izquierda, pero sin duda una creación política totalmente nuestra, que siempre fue perseguido por favorecer a los sectores populares. Con el menemismo pensaron que la bestia estaba muerta pero no, el gigante invertebrado y miope, como lo llamaba Cooke, está rompiendo las pelotas nuevamente.

“A mí la gente me pide que vuelva, no porque sea bueno, sino porque los que vinieron después que yo la hicieron peor” decía el Pocho de sí mismo y parece que tenía razón, porque los mejores días fueron y parece que serán, peronistas. Los contreras de izquierda dicen que la revolución va a suceder cuando se supere la identidad peronista y el pueblo abrace una ideología revolucionaria y patatín y patatán. Son unos amargos que no se alegran cuando ven una movilización de 100.000 laburantes agradecidos al único gobierno de la democracia que no les suelta la mano cuando las papas queman. Y no solo dan las gracias, sino que piden profundizar un modelo más justo, más libre, más soberano..

Hay algo que el peronismo hace, cuando funciona bien, que para los gorilas es intolerable. El mejor ejemplo es el de las AFJP, la guita que le choreaban a los jubilados y que ahora quieren recuperar. ¿Por qué Macri quiere privatizarlas de nuevo? O como con el conflicto del campo: ¿por qué la Suciedad Rural Argentina, responsable y coautora de los mayores asesinatos y saqueos, se enfrentó a los K y hasta llegaron a pensar en un nuevo golpe? Por la desigualdad de los pequeños productores no creo que haya sido. ¿Y Lozano ,el compañero de Solanas? ¿Se acuerdan cuando hacía lobby contra el gobierno, durante el conflicto con los sojeros? Magdalena y Víctor Hugo le daban una columna diaria en Radio Continental, la radio del campo, y al finalizar sus comentarios se escuchaban los avisos de Fertilizantes, Máquinas Agrícolas, etc. etc.

Igual que Lozano antes, ahora es don Solanas el niño mimado de los medios. Grondona lo trata con una ternura que da pena. El otro día lo entrevistó junto a Alcira Argumedo y se reían mientras compartían la idea del fin de los K. Si hasta se cambiaron libros Alcira y Mariano, y prometieron leerse mutuamente. TN lo invita a todos sus programas y los periodistas lo franelean como a ningún otro.

No tiene vergüenza, porque sabe que, como nunca en la Argentina, los grandes medios de difusión están haciendo lo imposible por voltear a un gobierno, y ojo que no lo hacen por los negocios sucios de la minería, no, es por la defensa de los que menos tienen que lo quieren voltear. Y el tipo mientras tanto disfruta de su cuarto de hora. Pero de eso Solanas no habla, no sea cosa de romper ese pacto implícito que tiene con ellos. La peor de todas se la escuche a Feinmann entrevistándolo en C5N, al finalizar la entrevista le dijo: “LO ADMIRO”. Está claro que Pino Solanas no jode a nadie. O mejor dicho a ellos les viene bárbaro. ¿No le da vergüenza al tipo cuando ve que Clarín, La Nación, Crítica, Perfil, Grondona, Víctor Hugo, Mirtha, Majul... digo, no le da vergüenza que le soben el lomo todos esos canallas? ¿no se pone a pensar en qué se habráequivocado para coincidir con tanta lacra? Evidentemente no. Y los periodistas de segunda y tercera línea que repiten y repiten hasta el cansancio consignas en contra del gobierno, ¿no se ponen a pensar en el triste papel que están cumpliendo? Evidentemente tampoco.

Al kirchnerismo lo quieren voltear por lo que hizo y por lo que piensa hacer.

Me acuerdo cuando estaba en cana en la época de los milicos, los buchones tenían un trato especial por parte de los milicos, les prometían el oro y el moro a cambio de que dejaran de ser lo que eran. Era tremendo ver cómo se iban convirtiendo en sirvientes de sus propios verdugos. Algo parecido le pasa a Buzzi, el amigo de la Rural, el que es capaz de sentarse con los que impulsaron la desaparición, la tortura, la cárcel y la represión, y ahora festeja con alegría el crecimiento del Pino y hace lo imposible para lograr la derrota del gobierno. Ese Buzzi es el monumento al buchón, lo peor que te puede pasar en la vida.

Para saber qué es el peronismo, lo mejor es mirar a los enemigos que tiene. ¿Y cuáles son los enemigos de Cristina y Néstor? ¿Quiénes son los que quieren que se termine este peronismo? ¿Y por qué? ¿para beneficiar a quién?

No hay que buscar demasiado para descubrirlos. Antes, como decía Jauretche, aparecían en la tapa del diario de los Mitre o en el pasquín de los Gainza Paz. Ahora se le agregó una larga lista en la que se destaca el diario de los Noble, esos que todavía tienen cuentas con la justicia acusados de apropiación de menores durante la dictadura militar. Esos son hoy los enemigos del gobierno peronista.

Pero había prometido contar lo que nos conmovió aquel otro domingo en la radio. Estábamos embalados discutiendo, cuando Sebastián, uno de nuestros compañeros de La otra, nos hizo escuchar uno de sus últimos temas. Poco a poco nos fuimos callando, ojo que no es fácil callarnos y mucho menos cuando estamos hablando de política a pocos días de las elecciones, hasta que la magia se impuso y bajó la pelota al piso.

La banda de Seba se llama José Miel y el tema, “Y tal vez esperé demasiado yo por ti”

Pasan los chiquitos
que jugaban en Tafí
voy volando
y buscándote a ti


Llena de confianza
yo te encuentro en el chañar
todo gira en desencuentro
y tal vez esperé demasiado yo por ti


Aparece el mundo
y yo perdido por acá
voy llorando
y es mi sombra la que está


y tal vez esperé demasiado yo por ti
y me hace mal.


Temazo.

Sebastián lo compuso en Tucumán, su tierra querida.

Pase lo que pase, gane quien gane, gobierne el que gobierne, en democracia o en dictadura, no van a poder con las canciones, no hay con que darles.

Este domingo en La otra.-radio, noche de escrutinio, el Potro y Michael



Este domingo a la medianoche en La otra.-radio (FM La Tribu) estaremos, después de un día agitado, en una noche de análisis en caliente de los resultados de las elecciones y de lo que vendrá. Pensando en voz alta y debatiendo con Gerardo Fernández (del blog Tirando al medio y del programa de radio La bloguera) y Daniel Cholakian (del staff de La otra y del programa radial Mientras todos corren). También tendremos los teléfonos abiertos para los oyentes que quieran participar. La música: de dos grandes ídolos de la música popular, Michael Jackson y Rodrigo.

viernes, 26 de junio de 2009

Final abierto y operación en marcha



por oac

A dos días de las elecciones todo está por verse. Las encuestas no permiten dar las hurras a nadie. Lo seguro es que no va a ser la suma total de los votos nacionales lo que determine un vencedor, sino que el significado político de estas elecciones se decide en tres o cuatro distritos: provincia de Buenos Aires, Santa Fe, Mendoza y, de un modo menos dramático, la ciudad de Buenos Aires.

¿Gana Kirchner o De Narváez en la provincia de Buenos Aires? El resultado en la provincia será el dato decisivo de cualquier evaluación política de los comicios. Si Kirchner gana, le habrá ganado una pulseada a la derecha, que se alineó contra el gobierno con una virulencia desconocida en estos años de democracia. La derecha tuvo a los grandes medios operando full time desde el día en que Cristina asumió, aunque le ha costado mucho instalar liderazgos capaces de aprovechar el desgaste del oficialismo. Hasta ahora la telederecha exhibió un gran poder de daño, valiéndose de fenómenos como De Angeli, Blumberg o Carrió, rendidores en la pantalla, apareciendo día tras día hasta convertirse en personajes tan reconocidos como Silvia Suller o Nazarena Velez. Es difícil que ese reconocimiento se traduzca en votos o en liderazgos sólidos.

El hombre que está en condiciones de saltar esa línea de personaje mediático a político ungido por el voto popular es Francisco De Narváez. Si llega a ganar, no será por sus virtudes políticas (que nadie le conoce) sino por los flancos débiles que ofrece el kirchnerismo y por el alineamiento disciplinado de la derecha en pos del voto útil. No se podría interpretar un triunfo del colombiano como un voto a favor suyo sino más bien en contra de Kirchner.

Si gana Kirchner, todavía queda un largo trecho para recomponer sus relaciones con los sectores que podrían apoyarlo y que en los últimos tiempos le dieron la espalda. El triunfo en la provincia es condición necesaria pero no suficiente. Depende de lo holgado o ajustado que ese triunfo fuera para pensar qué perspectivas se abren de aquí hasta el fin del mandato y de ahí en adelante. Si Kirchner pierde esta pulseada, se viene un inevitable avance de la derecha, que ya se está mostrando dispuesta a desandar el camino y restaurar el orden neoliberal de los 90: no hay a la vista otro político capaz de detener ese avance. En ese caso, no sólo no habrá mayor calidad institucional ni redistribución del ingreso (las asignaturas pendientes del kirchnerismo), pero se puede esperar una destrucción de lo poco o mucho que se ha hecho en estos 6 años. Muchos progresistas que ven este partido desde afuera tendrían que preguntarse si el avance de la derecha no es también su propio fracaso y no sólo el de los Kirchner.

La derrota de Kirchner sería también un golpe a la libertad de información y un triunfo de la telepolítica. Si esto sucediera, el progresismo antikirchnerista tardaría aún un tiempo en advertir lo que perdió, pero tarde o temprano lo advertirá. La propia Carrió, una furibunda agitadora de la debacle y vocera funcional a los grandes pools mediáticos, acaba de ser sacrificada en el altar del voto útil. Habrá que ver si reconsidera la posibilidad de apoyar una ley de medios, a esta altura un factor decisivo de la democratización argentina.

Ahora bien: si Kirchner gana, De Narváez pierde; pero Clarín y La nación seguirán operando durante toda la noche del escrutinio y el día siguiente, y el otro. No puede traducirse entonces un triunfo electoral del kirchnerismo en una derrota de los pools. Mientras este dispositivo no se desactive, no existe chance para ningún proyecto progresista de gobernar la Argentina. Aunque es posible que el progresismo antikirchnerista se conforme con mantener una pequeña representación parlamentaria y se resigne a ser una minoría digna e irrelevante (finalmente indigna por su irrelevancia).

Que los medios seguirán en operaciones aun cuando Kirchner gane las elecciones del domingo puede vislumbrarse en una nota de ayer de La nación, firmada por Carlos Pagni, Fraude: entre la percepción y la realidad:

"Hasta ahora no han aparecido indicios suficientes como para presumir que el domingo habrá maniobras que tergiversen el voto. Sin embargo, desde la restauración democrática de 1983 nunca un proceso electoral corrió tanto riesgo de quedar empañado por la percepción de fraude. Entre la oposición y el Gobierno se las ingeniaron para inspirar esa sospecha".

A un diario como La nación no le resulta indispensable que existan indicios suficientes de un hecho para que se transforme en noticia, le basta con que exista una sensación. Lo curioso y finalmente canallezco es que nadie más que estos medios contribuye a fomentar esa sensación. La nota de Pagni machaca, como lo ha hecho la derecha mediática en estos últimos tiempos, en la "escasa transparencia del sistema electoral", idea destinada a deslegitimar de antemano cualquier resultado que la derecha considere adverso. En el caso de que gane De Narváez es seguro que La Nación y Clarín dejarán de preocuparse por la transparencia del sistema electoral. Pero si gana Kirchner, hay pistas de cómo será presentada la noticia:

"Bastaría que una encuesta de boca de urna mostrara, a las 6 de la tarde, al ex presidente perdiendo por poco, y que, cuatro horas después, el escrutinio lo perfilara como ganador, para hacer estallar un cacerolazo".

Si la derecha no logra levantarle la mano al colorado, tratará de bajársela de un misil a Kirchner: una sola encuesta en boca de urna que lo mostrara perdiendo por poco -advierte el diario de los Mitre- bastaría para después instalar la noticia de fraude y haría "estallar un cacerolazo" (que se está convocando por cadenas de mails desde hace días). Se sabe que La nación cuenta con encuestadoras que puedan dar ese resultado puntualmente el domingo a las 18:00. Boca de urna adverso, triunfo K, sospecha de fraude y cacerolazo: esa sería la noticia del lunes en la tapa de estos diarios.

Si las cosas sucedieran de este modo, todo dependerá de la pericia del gobierno para no caer en las continuas provocaciones de los golpistas y de lo dispuesta que esté la sociedad argentina a dejarse engañar. A juzgar por los antecedentes, hay motivos para preocuparse: el kirchnerismo en general ha respondido con torpeza a las provocaciones de la corporación. Y a una gran parte de la sociedad argentina le encanta ser engañada.


Ben, the two of us need look no more
We both found what we were looking for
With a friend to call my own
I'll never be alone
And you, my friend, will see
You've got a friend in me
(you've got a friend in me)

Ben, you're always running here and there
You feel you're not wanted anywhere
If you ever look behind
And don't like what you find
There's one thing you should know
You've got a place to go
(you've got a place to go)

I used to say "I" and "me"
Now it's "us", now it's "we"
I used to say "I" and "me"
Now it's "us", now it's "we"
Ben, most people would turn you away
I don't listen to a word they say
They don't see you as I do
I wish they would try to
I'm sure they'd think again
If they had a friend like Ben
(a friend) Like Ben
(like Ben) Like Ben

jueves, 25 de junio de 2009

Lai Yu-fai, podríamos volver a intentarlo...





por oac

La película emblemática de los años 90, la que nos indujo a pensar que, después de todo -después de un siglo- el cine no había muerto. Sólo estaba desarmándose, desagregándose, descollando, descuajando, desmembrando, despuntando una nueva mirada. Y una oreja.

WKW vino a Buenos Aires en pleno derretir del sueño menemista, en la radio se escucha a Chacho Alvarez, la gran esperanza de la progresía porteña noventista. Pero WKW venía a buscar the Buenos Aires affaire, tras las huellas de Manuel Puig. ¿Hay un cineasta más puigiano que WKW?

Buenos Aires lo recibía con cortes de calle, huelgas, mosquitos, calor, humedad. Poco antes Alan Parker había estado filmando la Evita/Madonna (evítala), el ícono menemista por antonomasia. Y Parker había buscado los lugares porteños más turísticos posibles, todos querían participar del casting y la producción de Parker derrochaba dólares que abrían puertas, ventanas y balcones.

Entonces alguien me dice: hay un chino filmando la historia de dos chinos trolos, está loco, lo llevamos a los lugares más lindos de la ciudad y no quiere, está filmando en pensiones de mala muerte, en callejones de la Boca, horribles, las terrazas. Y le pedimos plata y le paramos la filmación, y el chino dice que no tiene un mango, los muchachos de SICA están como locos, extrañan a Parker y a Madonna.

El chino fue demasiado raro para los argentinos, Argentina fue demasiado argentina para Wong Kar-wai: la película que iba a hacer se le fue deshaciendo sobre la marcha. Entonces empezó a inventar otra. Se fue a las cataratas, se fue al faro del fin del mundo.

La cosa se complicó, los protagonistas -la pareja de chinos trolos- eran dos grandes estrellas del cine asiático: Tony Leung y Leslie Cheung. No estaban acostumbrados a tanto ajetreo argento. Leslie se hartó o quizá se fue a cumplir con compromisos impostergables, back to Hong Kong, Leslie, cantante pop adorado en la otra punta del mundo. Sin uno de los integrantes de la pareja y sin un final claro para la película, WKW empieza en la mitad del rodaje una variación imprevista, elimina de cuajo a un personaje femenino, introduce a uno masculino, que tiene una especialmente aguda percepción auditiva. Es la manera que WKW tiene de abrir los micrófonos para que Buenos Aires suene tan precisa y densa como nunca ha sonado en el cine argentino. Zappa es Argentino y vive en una pensión de la Boca.

Si hubo alguna vez una narración clásica, WKW la tiró a la mierda y ya no la hubo más, hizo un work in progress, que fue también su mejor película. La más sucia y más rabiosamente contemporánea. Y marcó el camino. Leslie Cheung se suicidó pocos años después arrojándose por el balcón. Estaba muy aburrido en su Hong Kong fatal.


miércoles, 24 de junio de 2009

Macri cierra los paradores / Parador Retiro sigue en cartel


por oac

Pasadas las elecciones parece que Macri anunciará el cierre de los paradores de la Ciudad. Estos espacios albergan todas las noches a cientos de personas en situación de calle que no tienen otro lugar donde ir.

Desde el año 2003, funciona en Buenos Aires el Parador Retiro, un viejo galpón de piso de cemento y techo de chapa, que tiene como objetivo dar albergue a unos doscientos sin techo para que pasen la noche. Ubicado a pocos minutos del centro de la ciudad, el Parador aloja a lo más extremo y marginal de la población urbana y callejera: sin techo crónicos, tumberos, borrachos, drogadictos, psicóticos. Cada noche, confluyen allí sus problemas personales, los conflictos propios de la convivencia y el soñado anhelo de partir.

Parador retiro de Jorge Leandro Colás es un documental de observación, que registra en forma directa, sin entrevistas ni relatos, la actividad y la convivencia de este heterogéneo grupo de personas. De confirmarse el cierre de los paradores de nuestra ciudad, el valor de este film (que recomiendo ampliamente) tendrá lamentablemente una nueva y triste vigencia.

Parador Retiro continúa todo julio en el Malba, los viernes a las 20.00 y los sábados a las 18.30.

Vino Pángaro


por oac

Hace poco tuve la suerte de ver el espectáculo de Sergio Pángaro y las 1000 copas en el que interpretan un repertorio de canciones italianas, desde el renacimiento hasta la actualidad (+ una yapa ítalo-tanguera) y hablé extensamente de ello acá. Sólo me cabe agregar que este viernes a las 21:30 vuelve a presentarlo en el TEATRO EL VICTORIAL de Piedras 728 y que está buenísimo.

martes, 23 de junio de 2009

L'inverno



por oac

Siempre me gustaron las fotos de Flavia de la Fuente, pero esta directamente me mata.

Y esta música.

20 años de amor



Gastón Morells, uno de los integrantes del colectivo FM La Tribu, dice, a propósito de los 20 años de existencia de la radio:

"La historia de La Tribu también puede contarse por las frases que fueron acompañando cada etapa: En el aire con los pies en la tierra; Una radio no colonizada; El último refugio del tercer mundo; Un atentado cultural en los ’90; La impaciencia furiosa; Acostumbrarse es morir. La última, la de hoy, es Veinte años de amor. No hay frase que exprese de manera más clara lo que somos. Podríamos decir veinte años de política, de utopía o, en términos soberbios, de revolución. Pero quisimos recuperar, también, un concepto bastante descuidado, entendemos, por los espacios tradicionales de izquierda: la idea de vincular la política con el amor, el placer, el cuerpo, la construcción de una sensibilidad. No son veinte años de amor de utilería o beso de televisión: son veinte años de furia, de sacrificio y de amor a las ideas, los vínculos y los sueños. Si tenemos una tarea, desde el primer día, esa es politizar la vida cotidiana".



Ernesto Lamas, uno de los fundadores de la radio, dice:

"Siempre nos creímos aquella frase de Brecht, que usamos tanto: la radio sería un medio maravilloso si además de hablar pudiese recibir. Como concepto, "oyente" no nos termina de convencer. Queremos interlocución, que la gente entienda que comunicarse, difundir algo, venir y opinar es un derecho, y que para eso tiene que hacerse cargo. Y que eso no es espontáneo, que requiere disciplina, formación, investigación. Que el medio está a disposición para eso. Hay montones de grupos que tienen cosas para decir, como el caso concreto del MOCASE, las minorías sexuales, los inmigrantes, o los jóvenes, que por lo general sólo están en los medios con noticias rojas o de la farándula. Construir otra mirada, para nosotros, eS mostrar que se puede hacer un medio viable económicamente, que dé trabajo y formación profesional sin necesidad de pertenecer a una empresa con fines de lucro”.



Y dice Manu Chao:

"20 años emitiendo contra vientos y mareas. Contra monopolios asfixiantes de información. 20 años emitiendo a favor de los recursos de vecindario conectados entre ellos de emisora en emisora en el aire o por internet. 20 años de difusión musical alternativa. Diferente y variada. Oasis donde desembocan ríos y más corrientes nuevas y renovadoras del panorama desangelado de la música enlatada actual, machacada por los eternos detentores del poder de difusión masiva. Por todo eso y tanto más. Por el ejemplo de ilusión y entrega que sois para tod@s nosotr@s que os conocemos, os mando mi más sincero agradecimiento por existir, emitir y resistir. Resistir pese a todo. Pese a todas las trabas de la sociedad, burocracias diversas. Gracias por el compañerismo, los consejos, la hospitalidad tantas veces agradecida. Inolvidable cuando nos permitisteis grabar con La Colifata en vuestra casa. Larga vida a La Tribu".

domingo, 21 de junio de 2009

Sobre el modo de pintar la guerra en la URSS de 1942 a 1962



por Jorge Dolinczuk

A propósito de la proyección de La infancia de Iván de Andrei Tarkovski se me ocurrió investigar acerca de como el régimen soviético trató el tema de la guerra contra el nazismo en el campo de las artes plásticas. Hubo una manera oficial de pensar el conflicto armado, se percibe claramente una dirección en estas pinturas de esa época. Esta guerra se la nombró como La Gran Guerra Patria hasta el fin de la Unión Soviética.

El cuadro de Plastov Pasó el avión fascista de 1942, año durante el transcurso del cual se detuvo el avance alemán y comenzó la contraofensiva, consigue mostrar la crueldad e irracionalidad que sufrió el pueblo ruso; el pintor plasma en un paisaje sereno, amplio y tranquilo a un niño pastor ametrallado por un avión fascista.



De El final de Kukrynisky se pueden decir dos cosas, la primera es que es un seudónimo que agrupa a tres pintores que juntos diseñaban y pintaban afficches, cuadros, libros, etc., o sea, un equipo de propaganda ideológica. La segunda es que este cuadro lo realizan ni bien terminan las acciones y son llevados a ver el bunker de Hitler; aquí lo muestran a él y a sus colaboradores aterrados por los impactos de los proyectiles soviéticos, sólo preocupados cada cual por sí mismo.



Más cerca de los años 60, está el trabajo de Popkov Los constructores de Bratsk, retrato múltiple de algunos de los obreros que construían simultáneamente una ciudad íntegra y a su lado una de las centrales hidroeléctricas más grandes del mundo.



Más llamativo es el cuadro de D. Zhilinski Junto al mar, la familia de 1960. En un panorama sin nubes están todos retratados por un pintor que admiraba el temprano renacimiento italiano. Los delinea a la perfeccion... y sin embargo hay un clima de extraña inquietud, debido a la expresión del artista que se autorretrata en primer término y a las actitudes de su mujer y sus hijos.



Nació un ser humano de V. Ivanov se ocupa de la vida cotidiana: un obrero recién llegado de su trabajo todavía guarda la tensión del día, al lado de su mujer, entregada a las tareas maternales.



Oscilando hacia el recuerdo doloroso, del mismo año es Madonna guerrillera de M. Savitski; la mujer está amamantando sentada sobre una roca, tema frecuente en el Renacimiento, al lado de fusiles y de un partisano a caballo que cuida a las segadoras, mientars un grupo de combatientes parte a una misión. Estos últimos tres cuadros están influidos por el muralismo mejicano (monumentalistas, para los rusos). Todos estas obras son de gran tamaño, pasando los dos metros de alto; estos cuadros estaban destinados a ser exhibidos en lugares públicos, al estilo de los murales mejicanos.

El modo de representar la guerra y el posterior trabajo de reconstrucción debía concebirse como llevado a cabo por un pueblo unificado y heroico, mostrado con sensibilidad no melodramática, sino más bien con el tono épico que se desprende de la denominación La Gran Guerra Patria.

Todos estos trabajos se encuentran en The Tretyakov Gallery y en la Enciclopedia Planeta de la Pintura, T. VIII.

Psycho killer



I can’t seem to face up to the facts
I’m tense and nervous and I can’t relax
I can’t sleep because my bed’s on fire
Don’t touch me I’m a real live wire.

Psycho Killer
Qu'est-ce que c'est?
fa fa fa fa fa fa fa fa fa far better
Run run run run run run run away

oh oh oh oh oh... yeah yeah

You start a conversation you can't even finish it.
You're talkin' a lot, but you're not sayin' anything.
When I have nothing to say, my lips are sealed.
Say something once, why say it again?

Psycho Killer,
Qu'est-ce que c'est?
fa fa fa fa fa fa fa fa fa far better
Run run run run run run run away
Psycho Killer
Qu'est-ce que c'est?
fa fa fa fa fa fa fa fa fa far better
Run run run run run run run away

oh oh oh oh oh... yeah yeah

Ce que j'ai fait, ce soir-là
Ce qu'elle a dit, ce soir-là
Réalisant mon espoir
Je me lance vers la gloire ... OK
We are vain and we are blind
I hate people when they're not polite

Psycho Killer,
Qu'est-ce que c'est?
fa fa fa fa fa fa fa fa fa far better
Run run run run run run run away
Psycho Killer,
Qu'est-ce que c'est?
fa fa fa fa fa fa fa fa fa far better
Run run run run run run run away

oh oh oh oh oh... yeah yeah

sábado, 20 de junio de 2009

Telepolítica



por oac

Esta noche todos están hablando de la operación que se viene en la tapa del diario del domingo, alguno dice que se trata de la operación desplome de la Coalición Cívico Radical, en consonancia con la operación empate técnico de La Nación de hace dos semanas, y con la operación elecciones anticipadas del Clarín del domingo pasado. Prat Gay estuvo muy mal el miércoles en el debate organizado por el Grupo y el jueves a Lili se la veía abrumada en el mismo canal. Dijo que el 29 empieza un período muy difícil, pero muy difícil, pero muy, pero no quiso decir qué tan difícil. Quintín está muy preocupado por el fraude inminente y se anotó, en un gesto cívico conmovedor, como fiscal de mesa carriotista. Es que Lili perdió el favor del partido mediático en un flujo que atraviesa Gran Cuñado, pasa por Indiscreciones, las tapas de los domingos de La Nación y Clarín, Mariano Grondona, las fotos de Cleto, y Carozo y Narizota. A la gordita le han bajado el pulgar, instalando la idea de que no tiene ninguna chance en ninguna parte, ni en provincia, ni en Capital, donde hasta el propio cineasta baleado estaría dejándola afuera de la cámara y de las cámaras. Lástima, porque ella ha hecho más que nadie por el partido mediático, fue una militancia antikirchnerista de años, los lunes con Morales Solá, los martes con Tenembaum, los miércoles con Silvestre y Bonelli, los jueves con Nelson y así sucesivamente. Pero el partido telepolítico le bajó el pulgar hace unas semanas, han decidido fogonear al colorado De Narváez para drenar por derecha en provincia y a Pino por izquierda en Capital. La gorda quedó entrampada sin definir un target específico y el abandono mediático al que se la sometió parece que lo está pagando en las encuestas. Se dice que la opereta del domingo consiste en extenderle su acta de defunción, para lograr que los votos antik se vayan durante la última semana para De Narváez y Solanas. Lástima que Diana Maffía no haya querido expedirse sobre la ley de medios cuando se lo preguntamos hace dos meses, todavía lo debe estar estudiando, pero el Grupo le está dando un curso acelerado.



Roberto Bacman, Graciela Römer y Artemio López coincidían anoche en el programa de Lanata en que Pino hoy es el único con capacidad para colectar votos por izquierda y por derecha. Acá lo dijimos antes, y antes aún lo había advertido Gerardo Fernández en su blog, a la gente le encanta Pino, aunque sea peronista. Se ha vuelto el preferido de la gente aseada y de los universitarios sagaces que trollean en este blog, pero también la señora Mirtha, Víctor Hugo y todo el gorilaje han terminado por admitir que la trayectoria de Pino es impecable. Y aunque no sea Lennon ni Rucci, todos admiran que le puso el cuerpo a las balas del menemato. Por esa acción se merece una rotación. Y estas noches se lo puede ver en high rotation por todas las señales, así como en otras épocas eran De Angeli o Elisa los elegidos. Hoy es Pino más funcional. En el programa de Artemio y Bielsa estuvo contando deliciosas anécdotas de cuando iba a visitar al general y estaban el brujo y los caniches por ahí dando vueltas. El fulgor de Pino no es el resultado de las balas manemistas ni de su algo deslucida filmografía, sino de su funcionalidad actual. Es la telepolítica, trolles míos.

En el canal 26 Mauro Viale mostró un casetito cuyo contenido va a develar el lunes acerca de la tremebunda operación que se espera para la tapa del domingo y así todo. Así es como parece que se va a hacer política de ahora en más si se derrota al aparato. Se viene el aparato: la tele ha asimilado el elemento con naturalidad, con este cruce de géneros que va desde la mamada de Wanda Nara, pasa por la fiesta fúnebre del desangelado Peña, sigue con la escapada del Kun Agüero, los editoriales truncos de Maxi Montenegro en América y culmina con el ascenso deslumbrante de Pino. Telepolítica.



Los bastante modernos reflexólogos de los sectores medios que suelen engalanar con sus comentarios este blog siempre se horrorizan por el clientelismo de los barones del conurbano, nos recuerdan que estas prácticas atrasan... ¡cuarenta años! Son ávidos consumidores de esta nueva forma de hacer política, aséptica, catódica, plasmática, con localización virtual, desterritorial. Estar en el conurbano ya fue, ahora hay que estar en la pantalla, como hace Pino, basta de barones, basta de territorios, basta de unidades básicas y comités. Y qué bien que da con las canas y el pañuelito al cuello.

viernes, 19 de junio de 2009

La última película clásica y la primera película contemporánea



Este sábado a las 19:30 en al auditorio La Tribu (Lambaré 873, PUNTUAL) seguimos con el ciclo La más grande historia del cine jamás contada + una yapa, con un doble programa que habla de un momento de inflexión en la historia del cine: el largo es The last picture show (Peter Bogdanovich, 1971), una bellísima elegía del fin del clasicismo cinematográfico ambientada en un pequeño pueblo rural de la América profunda filmado en un maravilloso blanco y negro. La película, injustamente poco conocida, reune a uno de los mejores elencos del cine norteamericano, algunos de ellos en su primera aparición en la pantalla grande: Timothy Bottoms, Jeff Bridges, Cybill Shepherd, Ben Johnson, Eileen Brennan, Ellen Burstyn, Cloris Leachman, Randy Quaid y John Hillerman.



En el mismo programa, veremos un cortometraje que Nanni Moretti hizo en 1996, La sera della prima di Close Up. Resulta que Nanni tiene una sala de cine en Roma, la Sacher, que lleva el nombre de su pastel preferido. Allí Moretti se da el gusto de estrenar las mejores películas que no encuentran distribución comercial. Así es como decide estrenar Close up, la película que lanzó a Abbas Kiarostami a la consideración internacional, un film emblemático del cine contemporáneo, ese que aún puede seguir haciéndose una vez que el cine clásico se ha extinguido. Nanni, en su conocido estilo auto-referencial, filma su propia experiencia en la noche en que Close up se estrena en la sala Sacher. Como la película de Nanni es un cortometraje muy breve y va a empezar puntual, los que se atrasen se quedan sin verla.

Más grabaciones encontradas del Charly



por oac

El especial del máximo compositor popular que tiene la Argentina finalmente no cupo en una sola emisión de La otra.-radio (FM La Tribu, 88.7, http://www.fmlatribu.com/). Mucho material quedó afuera, de hecho hay varias canciones totalmente inéditas, algún demo cuya belleza supera a la de la versión editada, algunas antológicas versiones en vivo de viejos clásicos que García tocó muy pocas veces en las últimas décadas y hasta una singular relectura "Say No More" de la música de Manu Chao. Y Charly conversando entre tema y tema en un ensayo de principios de esta década. Impar, primero entre pares, el mejor de los nuestros, aunque los eunucos bufen, el gran Charly, que se apresta a volver, está volviendo este domingo en La otra.-radio.

Y también, en el último programa antes del 28, estaremos palpitando las elecciones. ¡Hasta los trolls que mandan insultos al blog pueden llegar a salir al aire!

jueves, 18 de junio de 2009

Respuesta de Facundo Lozano a Oscar Cuervo a propósito del voto cómodo



Cuervo:

de nuevo estoy sorprendido por tu ignorancia. Disculpame que sea así de agresivo, desde acá me atajo, pero realmente la cantidad de cosas que decís, argumentas y dejas argumentar a tu mentor blogero son, en casi todos los casos, insólitas, absurdas, ilógicas. Es increíble que teniendo un medio alternativo y cultivando la comunicación alternativa hayas entrado en defender y sostener "teóricamente" la lógica del poder que impera y no debe cambiar, porque es funcional a todas las multinacionales (entre otras cosas), que determinan absolutamente TODOS los medios de comunicación (o casi todos).

"O precisamente es gente como uno porque jamás se pone en la línea de fuego del conflicto social argentino", escribís esto y parece que desconocieras que mientras tu amigo nacional y popular Néstor Kirchner se encontraba haciendo lobby con Carlos Menem para privatizar todo el petróleo a Pino Solanas (te guste o no, lo apoyes o no) lo cagaron a tiros. De qué línea de fuego me hablas? Cuántos tiros recibió Kirchner, Moyano? En serio vos crees que Moyano pone el cuerpo por los trabajadores? Te referís a que pone el cuerpo para llevársela toda? Para arreglar con las patronales? A qué te referís? Te referís, supongo, a todos los compañeros que vendieron los gordos de LA CGT en la dictadura y que permitió, entre otras cosas, que hoy tengamos esta clase política que vos denigras constantemente (con razón). O quizás te referís al Moyano que no permite la libertad sindical que presiona en forma mafiosa por esto y acá no hablamos de que la gente se pueda afiliar a la CTA (que para mí es la alternativa, pero puede no serlo para otros), sino de que cada trabajador tenga la posibilidad de elegir quien lo defiende. Él, una nueva agrupación de trabajadores, la CGT, la CTA o quien carajo sea. Supongo que te debes referís a esa forma de ponerse en la línea de fuego. O quizás te referís a los tiros que se tiraron en San Vicente para ver quién estaba más cerca de un cadáver. Sigo?

El planteo de que Pino y su Proyecto Sur no desea ganar o no está en capacidad de construir poder, además de un argumento completamente falaz para utilizar, es ABSURDO.

Un par de posteos arriba festejaste a Binner. Vos crees que cuando Binner empezó por la primera postulación en Rosario estaba en condiciones de gobernar la provincia, qué te digo de gobernarla, simplemente de ganarla. Vos crees que la única alternativa al poder imperante, ese poder que corrió a todas las comunidades que vos defendés (con razón), que aniquiló la diversidad y la diferencia, es lo mismo que hay. O sea, la forma de votar el cambio o de creer que existirá un cambio, una transformación, una profundización en los cambios tiene que ver con seguir regalando de forma completamente absurda e injusta nuestros recursos naturales, con renovar las licencias más corruptas a todos los medios de comunicación para después hacernos los malitos frente a la multitud, la malversación de los fondos de los jubilados que afortunadamente y por suerte se ncuentran en el ESTADO, o también puede que tenga que ver con que el terrible y acelerado proceso de extranjerización de los capitales nacionales y la enorme desigualdad, vigente y creciente.

Vos, todos, yo, cualquiera, puede estar a favor de Pino y fundamentarlo o en contra de Pino y hacer lo mismo, lo que, creo (por supuesto no puedo ni debo determinarle nada a nadie)es que no se pueden utilizar artilugios argumentativos sostenidos en incoherencias e incongruencias.

Tampoco entiendo qué significa el bardeo a Lozano (mi padre, me hago cargo para que no tengan que deducirlo). Yo no voy a defender a mi viejo, él lo hace sólo (cuando lo dejan hablar o le dan lugar, claro), pero me agradaría que te informaras un poquito acerca de su vida política, su militancia, lo que quieras y después fundamentame lo que ponés, por favor. No enuncies más...no hagas la gran Carta Abierta de hablar de difícil (parece que no fueras kircherista). Espero que la respuesta, igual, no tenga que ver con su voto en contra de la 125, porque ese día había un proyecto alternativo muchísimo más justo con los pequeños y medianos productores, que tenía consenso incluso en el oficialismo, pero tus amigos del PJ, decidieron tirarlo atrás porque lo único que querían era lanzar una media por tan solo 180 días (no olviden esto, lean por favor!!!!) para que sus amigas las cerealeras y aceiteras pudieran timar a los medianos y pequeños productores, a nosotros, al Estado y a todos, llevandosé sin declarar una enorme cantidad de millones de dólares. Esto está reconocido, eh! Desde la Oncaa, las cerealeras. Pero supongo que también creés que no aparece en los medios porque Buenos Aires para Todos, Lozano y yo (ponele) no tenemos ganas. O no queremos construir poder. También espero que no salgan con eso de..."voto con la derecha", porque entonces yo podría enumerarle la enorme cantidad de casos en los que el oficialismo votó junto con los macristas, con los radicales, con la gente de Patti (que tuvo su borocoteada de gloria por el kircherismo legislativo) tanto en la cámara de diputados, como la de senadores, las provinciales, todo! Eso no hace al gobierno de derecha ni a Macri progresista, muchachos. El tema es por qué vos, yo, Juanito (como arranca la nota de tu amigo blogero) votamos lo que votamos, qué decidimos, qué sostenemos.

Estoy harto, pero harto (porque yo no lo hago ni como ciudadano ni periodista) de que se hable con desconocimiento, sin pruebas y sobre todo que le sean tan funcionales a la derecha. Porque de última, al menos, deberían darse cuenta de que Pino puede no gustarles, pero es infinitamente mejor que Macri, Michetti, Carrió. Por qué no gastan las tintas pegandole a ellos... por qué no les interesa que alguien con clara capacidad de legislar proyectos que sirvan para recuperar en serio o cada vez más la Argentina pueda ingresar y proponer proyectos que el gobierno tendrá que decidir si apoya o no. Supongo que si verdaderamente son peronistas como decís o nacionales y populares como ellos dicen no tendrán opción. Es increíble que te interese más que entren a la cámara de diputados gente como Michetti y no como Castillo del PTS. Yo lo prefiero a Castillo, a Pino, Polino, Heller, Zamora, Ripoll, Argumedo, Rafael Bielsa, Artemio Lopez, José Pablo Feimann o hasta Wainfeld...

Por otro lado, y para ir terminando, porque me fui a la mierda con el posteo. Vos sos filosofo Oscar, entonces, por qué hablas de Poder Real? Qué es Poder Real Oscar? Poder Real es de realeza? es por tener el aparato del PJ a disposición? Estar en el gobierno? Eso es Poder Real? Quizás hicimos lecturas distintas de los mismos textos... pero yo estoy lejos de creer que el Poder real está en el gobierno, salvo en Bolivia, no? y ni siquiera.

Lo último que vos decís que se entiende, yo no lo entiendo, porque soy lelo, no vi tantas pelis como vos, ni leí tantos libros, ni siquiera viví tantos años. Pero pregunto: significa que Pino y Lozano tienen plata? Es eso?

Pino hizo plata con el cine y tiene un pasar que debería explicar, lo compartimos ampliamente. Ahora, te pediría que me expliques punto por punto por qué Lozano tiene plata. Además, insisto, por qué jugar con esto y no con la plata de los K, de Michetti, de Macri, de De Narvaez, de Heller (que para salir en Clarin pone los precios fiscales de sus propiedades para esconder su millón de euros, parafraseado a El Mató a un Policía Motorizado). Sigo?

Ya hiciste un posteo bardeando a Noemi Rial de los gordos de la CGT o también crees que ella está en la línea de fuego?

Me da miedo tu argumentación, me da miedo lo que decís, lo que no sabés y lo que das por sentado que entendés y no lo explicás. Ah, el voto útil existe en todos los votos, en todos los candidatos, y está mal, pero eso sabés qué es, sabes por qué sucede? Por la enorme fragmentación que generó en la sociedad argentina el planteo neoliberal que tu amigo Kirchner defendía desde Santa Cruz cuando decía que Menem era el mejor presidente de la democracia.

Un abrazo grande, disculpen los improperios, pero realmente me gustaría que, al menos, cuando enuncias una agresión o una descalificación tengas con qué sostenerla.

Facundo Lozano

No se puede y no se debe



por Maximiliano Diomedi

¿De qué hablamos cuando hablamos de amor?

Yo lo voy a plantear de está manera: tengo un proyecto, pongamos que un programa de radio. Un programa en el que entra gente que se queda y está un tiempo, otros se van, discutimos, hay contradicciones, las cosas salen bien, sale muy mal... pero seguimos.

Y ponemos plata, y el programa nos da satisfacciones, y dolores de cabeza, y queremos tirar todo por la borda, y conocemos personas que tienen fuego sagrado, y otras no tanto, y la cosa se complica, y suceden cosas que nos incomodan... pero seguimos.

Y a veces es una aguja que entra para inyectarnos la fuerza que nos permite mirar para adelante, y a veces nos encontramos con obstáculos, y salimos disparados hacia adelante como flechas igual, y caminamos de pie, conservando la fe mientras nos miramos crecer... es decir: seguimos.

Todo esto no se puede hacer sin amor; luchar, combatir, acordar, pelear, subsistir, sobreponerse... sin amor no.

Por eso nos gusta la palabra amor para resumir los 20 años de la radio, y nos gusta el amor relacionado con esta radio. Porque incomoda. El amor metiendo la cola en las discusiones que nosotros llevamos a cabo incomoda. Y nos incomoda a nosotros mismos. ¿Acaso incomodar y poner a prueba las grandes fórmulas y valores de la sociedad no está en las entrañas de lo que hacemos?

Es cierto: uno sabe como de manual lo que tiene que hacer para incomodar a los demás, a los otros; pero incomodar a los propios... ahí se complica. Tiene más valor. Nos obliga a pensar y repensar, a revisar los cimientos de lo que hacemos y decimos.

Los carteles y afiches por los 20 años de La Tribu dicen: La Tribu: 20 años de amor. A nosotros nos encanta.

miércoles, 17 de junio de 2009

Vamos Binner, que usted puede.




por oac

Quizá, sólo quizá, Binner sea el ejecutor de un acto de justicia: dejar al Lole en ese segundo puesto para el que nació. Quizá Lole esté pagando el precio de haberse acercado de un modo servil a los agrogarcas (a cuya clase, después de todo, pertenece).

Quizá, tal vez, digo, me parece, esté pagando el precio de no haber querido arreglar una lista de unidad con Agustín Rossi, permitiendo que la coalición mediática contabilizara los votos de Lole como propios de la oposición. Puede ser que por eso Rossi esté consiguiendo un porcentaje que le asegura seguir en la cámara.

De este modo, por una encantadora carambola, Reutemann tendrá su merecido, Rossi tendrá su recompensa y el emergente de la oposición que pueda exhibir el triunfo más categórico en su distrito sea nada menos que el más racional y respetable de los opositores, dejando fuera de carrera a Lili y a Cleto. Si así fuera, el peronismo de derecha tendrá que optar entre los compañeros Mauricio y Nextel. Qué lindo que sería.

martes, 16 de junio de 2009

La sangre brota



por Willy Villalobos

Hace un par de días fuimos con mi amigo Walter Nestor, alias Tito, a ver La Sangre Brota, segunda película de Pablo Fendrik. Con Tito nos conocimos en Cabo Polonio a fin del año pasado, vino a pasar unos dias en la Posada, y finalmente se quedó a trabajar en casa hasta marzo. En Santa Maradona, así se llaman mis dominios en Uruguay, aprendió a hacer el pan, los ravioles y finalmente se enamoró de una interesante alemana que lo acompañó cuando vine en marzo a Buenos Aires a presentar la película del Principe en el festival In Edit. Tan bien aprendió su laburo que cuando volví los clientes me decían que sus pastas eran mejores que las mías.

Era nuestro primer encuentro en Buenos Aires y como a los dos nos gusta mucho el cine,Tito es actor, nos fuimos a sentar en las cómodas butacas del Village Recoleta, sin pochocho ni coca, pero con las expectativas que la nota a doble página en Clarín nos había creado.

“Como pocos directores (acaso Lucrecia Martel, o, en un plan muy distinto, Lisandro Alonso), Fendrik maneja con extrema precisión las posibilidades visuales y sonoras del cine de transmitir sensaciones, de ubicar al espectador en un lugar mas preciso y en un momento concreto” dice Diego Lerer en su seductora nota; y remata “y la experiencia es disfrutable pero dura y dolorosa, con una intensidad y violencia que se sienten en el cuerpo (atención al uso del sonido) y que hacen recordar a cierto cine de Scorsese (podría verse como un mix entre Caballos Salvajes y Taxi Driver), con una cámara nerviosa, cassavetiana, que se mete en las narices de los personajes”.

Verlo a Fendrik en la tapa del suplemento de Espectáculos para mí fue toda una novedad, porque hasta ese momento yo lo conocía sólo como cliente de la panadería y no me imaginaba ni ahí que el tipo era uno de los directores mas promocionados de lo que ahora se llama “el nuevo cine argentino”.

Con esta presentación era una maravillosa obligación tomarse el 26 y empezar a soñar en el bondi.

Uno de mis mayores placeres es cuando una película me lleva a donde quiere, eso me pasó viendo Liverpool, la última de Lisandro Alonso, con La mujer sin cabeza, la tercera de la Martel y hace unos sábados en La Tribu cuando vimos La Infancia de Iván, la primera de Andrei Tarkoski y eso esperaba que me sucediera con esta historia.

Primero vimos los típicos avances del cine pochoclero, presentaron 5 películas y todas apelaban a los mismos recursos hollywoodenses, luego se apagaron las luces y arrancó La sangre brota.

De arranque la película pinta bien, no hay presentacion de los personajes, en eso debe haber encontrado el parecido con Lucrecia el cronista de Clarín, y las calles de Buenos Aires son el decorado donde transcurre una historia con personajes de clase media, algunos haciendo malabares para no caer en lo que más se teme, la pobreza, y otros, los mas jóvenes, encarando la vida por los bordes. La cámara los acompaña muy de cerca, como en las películas de los hermanos Dardenne, obligándonos a sentir el aliento.

Pensé que iba a ver una gran película porque tenía todos los ingredientes para serlo. Un padre, al que uno le imagina un pasado mejor, que hoy se las tiene que rebuscar como tachero, basureado por uno de los clientes, un clásico porteño hijo del menemismo o sea un hijo de puta que lo alquila onda “che pibe”. Mientras maneja, escucha casetes de relajación recomendados por su amante, una mujer cariñosa y desesperada. El que se banca todas las humillaciones porque necesita juntar unos mangos para su hijo mayor, es interpretado por Arturo Goetz, recordado por su buen laburo en La niña santa.



Un hijo, Leandro, interpretado por Nahuel Perez Biscayart, que representa a esos pibes de clase media que ya vieron todas las miserias posibles en la familia y en la sociedad, y están dispuestos a repetirlas. A este muchacho Nahuel le sale tan bien el adolescente caminando por el filo de la vida,que lo van a querer exprimir como a la piba de XXY. Es de esos actores que los directores suelen usar como carnada.

Pero sigamos con los ingredientes. Una novia despechada, otra novia que le dice “mirá, mirá bien”, invitándolo a él y a nosotros a ver las miserias de los personajes que deambulan por nuestras calles.

Esta piba, Vanesa Leandro, es una actriz de 14 años que representa el modelo de mina de hoy: nenas apenas desarrolladas que curten la calle o las tapas de las revistas. La Leandro hace una pendeja de la calle, “protegida” por una señora que tiene un sospechoso negocio en una galería donde trabaja un tipo que esta muerto con ella.

Pero finalmente la película explota, todo se llena de sangre.

El director dice que no le gustan las películas que lo embolan, prefiere las que lo sacuden y en este caso se nota que la explosion es su intento de sacudirnos. Pero no, nada pasa y la sangre que brota parece mermelada.

A mí me gustan más los personajes al principio del film, especialmente el padre, porque están conteniéndose todo el tiempo, y conmueve porque ese me parece ser el estado de violencia que más se nota entre nosotros.

La de Fendrik tiene todo para despegar, pero algo le pasa que no funciona. Es como cuando ves a la selección, Messí, Tevez, Riquelme, Mascherano, etc., etc... Y como si esto fuera poco lo tenés al Diego en el banco… pero no, el equipo no aparece.

Se nota que el dire sabe de cine, porque supo aprovechar lo que aprendió de buenos directores y a los actores Fendrik les saca el jugo, pero le falta “eso”, eso que tiene Alonso, que si te entregás te hace viajar por una historia en la que no hacen falta sacudones.

Siguiendo con el fútbol, La Sangre… me hace acordar a esos jugadores morfones que quieren pasarse a todos los rivales y siempre la pierden con el último.

Me hizo acordar a esas vidrieras cargadas de mercaderia en las que cuesta distinguir una en particular.



¿Será que el director, tan elogiado por algunos críticos (lo comparan con Alonso, Martel, Scorsese) se la creyó y eso le impide hacer una buena película? ¿Será que cae en la tentación o en la obligación de impactar al espectador?

Cuando se prendieron las luces, Tito me dice “me gustó mucho la tensión del principio, no entiendo por qué hizo explotar la bomba, me hizo acordar a los de la Organización Negra, que te tiraban pedazos de hígado para que te conmovieras”.

Coincidimos.

Pero lo más interesante de la noche todavía no había sucedido.

Bajábamos en la mecánica escalera, le suena el celular a mi amigo y lo escucho decir “me voy a vivir a Alemania”. Cuando cortó le pregunté qué onda y me dijo que había tomado la decisión de irse a vivir con Karen, su amor de verano.

¿Cómo que te vas a vivir a Alemania, te volviste loco?

Estoy enamorado.

¿Te vas a vivir con ella?

Sí, decidimos vivir juntos.

¿Te casás con una alemana y te vas a vivir a Alemania?

Bueno, no nos casamos, en todo caso nos juntamos. Estoy estudiando alemán y cuando llegue le voy a dar al idioma 5 horas por día.

Si ella viviera en Berazategui, ¿te irías a vivir a su casa?

No.

¿Y entonces por qué te vas a vivir con ella?

¡Lo que pasa es que vos no creés en el amor!

¡Vos estas de la cabeza! ¿Por qué no te vas unos meses y luego te volvés y la pensás de nuevo?

Lo que pasa es que acá no tengo ningún reconocimiento con mi laburo y quiero intentarlo allá.

¡Pero si no te conoce nadie en Alemania!

Bueno tambien quiero recorrer y ver teatro en Europa…

¡No me chamuyes, Tito! Si para aprender el idioma vas a estar por lo menos 2 años...

Así estuvimos hasta las 6 de la mañana en La Academia.

Volviendo a casa en el 26 pensaba que a mí no me gusta que los amigos se vayan lejos.

¡Y yo la semana que viene vuelvo a Cabo Polonio!

Y me parece que con un cliente menos en la panadería.

lunes, 15 de junio de 2009

domingo, 14 de junio de 2009

Clarín quisiera pero no puede


por oac

La estrategia comunicacional del principal multimedios argentino parece empeñarse en convencernos de que Argentina es ingobernable sin Clarín. Evidentemente a la derecha local le cuesta horrores instalar un liderazgo político como el que en los 90 encarnó Carlos Menem. La figura que más expectativas concita en el gorilaje argentino es un colombiano impresentable, ligado al narcotráfico, que pretende erigirse en una suerte de Berlusconi del cono sur, para lo que ha invertido una carrada de guita, a pesar de que es muy probable que pierda no sólo en el conurbano bonaerense sino también en el interior de la provincia.



Y lo que viene detrás del rey de la efedrina es un amasijo de personajes mediáticos que nunca podrían articular un proyecto de mínima: Solá, Cobos, Carrió, Michetti, Ricardito, Mauricio, Enchastro, Biocatti, Pinito, Vilma y otros así, que compiten para lucir lo más antikirchneristas que puedan, para conseguir cámaras y centímetros en los espacios de Clarín, América, La Nación y Perfil. Todos estos no tienen idea de cómo podrían cimentar una fuerza política que gobernara el país, pero tratan de ganar rating y votos diciendo las barbaridades más enfáticas sobre los Kirchner. Así delatan su doble naturaleza: kirchnerdependientes y claríndependientes: ¿qué harían Cobos, Carrió, Solá o el propio Pino si de pronto les faltaran los Kirchner o si Clarín les dejara de dar espacio?

De modo que Clarín ha demostrado un considerable poder destructivo, pero está visto que eso no le alcanzará para instalar un liderazgo alternativo. Así que se dedica a convencer a la clase politica de que, quien fuera que gane, no podrá gobernar sin la aquiescencia del grupo. Si Stolbizer y Carrió, por ejemplo, de pronto desaparecen de las pantallas, bajan en las encuestas y el voto antikirchnerista se fuga hacia el colombiano. Y eso que la Carrió, secundada por los serviles Giudici y Morales, se cansó de declarar su amor a los grandes pools mediáticos. ¿De qué sirvió cuidarse tanto de la tos?

La idea que Clarín pretende instalar aparece con un candor casi pueril en una nota de Julio Blank (una de sus principales plumas, el inolvidable autor de esa obra maestra de la abyección periodística, el titulo "La crisis causó dos nuevas muertes", pergeñado con motivo del asesinato de Kostecki y Santillán) publicada en el diario de hoy. Una vez más Clarín encarga una encuesta para atribuirle a "la gente" la idea que al grupo le interesa instalar. El título dice:


"EL PESO DE LA SATIRA POLITICA QUE SACUDE EL RATING DE LA TELEVISION

"Créase o no: Gran Cuñado influirá en el voto del 15% de los porteños
"De Narváez resulta el más favorecido. Cristina y Cobos los más perjudicados.
por Julio Blanck

"Créase o no: en la Capital, cuyo electorado se considera -con toda razón o sólo con parte de ella- el más sofisticado y exigente del país, el 15% admite que su decisión electoral, dentro de dos semanas, estará influída por Gran Cuñado".

Algunos detalles son encantadores: como afirmar que el distrito que vota masivamente por el macrismo es "el más sofisticado y exigente del país". Ja. Es a esos mezzocretinos que se sienten "sofisticados e inteligentes" votando por Gabriela, Mauricio o Prat Gay (como antes lo hicieron con De la Rúa o Ermán González) que Clarín pretende expresar: les dice que son inteligentes por comprar la carne podrida que Clarín les vende. Es un amor correspondido. Les dice además que un programa emitido por el canal del grupo puede sumarle o restarle votos a los candidatos. Desde que empezó Gran Cuñado, Clarín está haciendo fuerza para transformar el programa en un acontecimiento político de envergadura. Es enorme la cantidad de minutos que Telenoche y TN le dedican a comentar nimiedades acerca de los cómicos maquillados de Cristina, Néstor, Francisco o D'elía, como si en las ocurrencias de la troupe de Tinelli se jugara el destino del país. El programa empezó batiendo récords de audiencia (picos de 46 puntos en la primera emisión), pero con el correr de las semanas fue perdiendo espectadores y hoy mide menos de la mitad de su rating inicial. Es que los guiones son flojísimos, la gracia escasa y la manipulación de "sentenciar" una y otra vez al travesti que encarna a Cristina se reveló como un recurso muy obvio y previsible. Dada la acentuada pérdida de rating, uno de los más preocupados por el día posterior a las elecciones debe ser el propio Tinelli, cuya hipótesis de trabajo se desmoronó rápidamente, por lo que está pensando en nuevas cámaras sorpresas, el show del chiste, 30 minutos de fama y otras geniales ocurrencias para remplazar rápidamente al fallido Gran Cuñado.

No obstante la preocupante caída de su audiencia, el grupo sigue intentando instalar la idea de que es un actor principal en estas elecciones:

"El ciclo de sátira política que conduce Marcelo Tinelli, con imitaciones de los principales dirigentes y candidatos empezando por Cristina y Néstor Kirchner, se emite por Canal 13 y tiene una audiencia promedio de tres millones de televidentes".



En realidad, el promedio de junio es de 22,6 puntos, lo que dista mucho de los tres millones que Blank alardea.

Unos párrafos más abajo, Clarín deja claro qué lugar ocupa la dirigencia política en su esquema de poder:

"En las oficinas de campaña de Unión-Pro cuentan que en una caminata por el Gran Buenos Aires, hace tres semanas, De Narváez estuvo firmando autógrafos durante 45 minutos en la puerta de una escuela primaria. Los chicos se avisaban entre ellos, a los gritos, mientras corrían a la calle: "¡está el de la tele!". Pero el que estaba era De Narváez y no su imitador".

"Cuentan también que dos días después, en otra visita proselitista al conurbano, una señora mayor se acercó al candidato y le dijo: "yo siempre lo veo, usted es tan simpático... y baila muy bien". El simpático y buen bailarín no era De Narváez sino su doble, Roberto Peña. De Narváez todavía no había visitado el programa: lo hizo poco después, y hasta se animó a unos pasos de baile con su imitador. El jueves, en San Martín, arrancó su módico discurso de campaña diciendo "Alikal, alicate; votame, votate", como su doble televisivo".

Dice Clarín: De Narváez es un invento mío y así como te levanto un monolito te puedo hacer una lápida: el cuarto poder. Tanto empeño, tantos millones invertidos por De Narváez y tantas operaciones de Clarín tienen fecha de vencimiento: el 28 de junio.