"!F

La multitudinaria marcha de los trabajadores en repudio a las políticas del macrismo



miércoles, 21 de febrero de 2018

Si los dirigentes entienden la marcha de hoy, el macrismo tiene fecha de vencimiento: la unidad popular es invencible













El enorme aparato mediático y represivo que ensayó aplicar el régimen macrista contra las movilizaciones populares no pudo evitar que apenas 4 meses después de su victoria electoral el oficialismo y sus aliados sufrieran una tremenda derrota en la calle. Las imágenes son impactantes. Y los esfuerzos mediáticos para distorsionar su sentido los hacen perderse en disquisiciones insustanciales: si fue la marcha de Moyano para defenderse de la Justicia, si fueron Máximo Kirchner, Zaffaroni y Hebe de Bonafini, si no estaban en el palco, si Moyano se quedó solo porque no fueron Barrionuevo, Daer y Gerardo Martínez, si solo lo acompañaron la izquierda, el kirchnerismo y los partidarios del Papa, si se divide la CGT, si al gobierno le conviene la imagen negativa de los líderes sindicales de acuerdo con las mediciones de los focus groups... Cuando el enemigo se equivoca no hay que interrumpirlo.

"Acá confluyó el aparato del kirchnerismo, el aparato de la ultraizquierda y el aparato del moyanismo, que en el campo sindical tiene cada vez menos peso" sintetiza Hernán Lombardi la lectura oficial.

Lo que acaba de suceder en la calle es la configuración de la unidad posible para expresar el repudio popular a los resultados nefastos de estos dos años de gobierno. Es algo nuevo compuesto de tradiciones lejanas e insistentes. No hay que engolosinarse en el terreno de las especulaciones chicas en las que el oficialismo se enreda sobre alquimias electorales, sumas que restan, ausentes que no se notan. Hasta puede decirse que tan tremenda marcha de unidad popular más allá de las dirigencias (no sin ellas, porque las multitudes sin dirigencias son ciegas, pero las dirigencias sin multitudes son vacías) fue construida por la obstinación del oficialismo. Cómo se va a articular políticamente esa multitud llena de bronca, muchos probablemente desilusionados, muchos otros que ya sabían desde el principio la que se venía, es un desafío que le agrega luz al futuro. 

La imagen nunca es completa, siempre hay un fuera de campo que empuja por resignificar lo que se ve: los cientos de miles con identidades políticas diversas, los que no estaban en el palco pero igual marcharon, la que esperan con cautela para que haga su aporte... 

Hace apenas semanas era impensable que ahí se juntaran todos los que se juntaron. No todos vienen del mismo lugar y quizás no todos quieran ir exactamente hacia el mismo lugar. Pero el pueblo en la calle dibujó el vector al que los dirigentes políticos y sindicales deben seguir. Los discursos en el palco mostraron una gran pericia para encontrar el equilibrio que nos contuviera a todos y permitiera usar esta demostración de fuerza como un primer paso de una marcha inevitable. En una entrevista inmediatamente posterior al cierre del acto, Juan Grabois dijo "los análisis personales le sirven a las personalidades, acá lo que hace falta es entender el proceso". El oficialismo no tiene otra chance más que llevar esta lucha al terreno de las personalidades, no tiene nada nuevo que ofrecer más que chantajes, engaños y hambre. Es el camino que le dio resultado durante dos años. Dejémoslo seguir equivocándose. Organicémonos como hoy.

Hoy el pueblo en la calle dio un primer gran paso al alinear detrás suyo a muchos dirigentes que durante estos años horrorosos del macrismo anduvieron boleados. Era mentira que el estado de conciencia del pueblo no estaba preparado para la resistencia: cada vez que nos convocaron fuimos y así va a seguir siendo. Darle crédito a los colaboracionistas, considerarlos parte del campo popular nos hizo perder un tiempo precioso y comprometer el futuro nacional. Lo que hoy se juntó es la base que va a bancar el difícil proceso para salir del atolladero. El reloj de arena se dio vuelta.

Parece que a Moyano lo dejaron solo...

Tremenda derrota política del macrismo











martes, 20 de febrero de 2018

"Los jóvenes son más conservadores y peligrosos para el arte de lo que alguna vez lo fueron los viejos con cigarro" (Frank Zappa)



Esta extraordinaria reflexión sobre la industria discográfica que hace Frank Zappa en un minuto cuarenta merece ser escuchada en su totalidad. Y explica por qué posiblemente no hayan aparecido más Frank Zappas en las últimas décadas.


El hombre nació con un solo corazón y lo perdió


El hombre cree en la verdad
persigue la verdad
y busca la forma de hallar la verdad
cree la verdad
pero quiere explicar
y no encuentra una explicación.

Porque el hombre nació
con un solo corazón y lo perdió
cuando venía cantando
el hombre nació
con un solo corazón y lo perdió
cuando venía para acá.

Sentado el tiempo ve pasar
y el tiempo pasará
pensando en que un día quizás llegará
su tiempo de final y el tiempo seguirá
pero el hombre tal vez no estará.

Porque el hombre no puede vivir sin corazón
y lo perdió cuando venía cantando
el hombre nació con un solo corazón
y lo perdió cuando venía para acá.

El viento lo perseguirá
y el hombre dejará
su huella de hombre
a orillas del mar
no va a mirar atrás
nunca se detendrá
y sin embargo nunca llegará

Porque el hombre nació
con un solo corazón y lo perdió
en su frenética marcha
el hombre nació con un solo corazón
y lo perdió cuando venía para acá.

lunes, 19 de febrero de 2018

Semana decisiva: la crisis política del macrismo y la caída del mito de la unidad cegetista

La otra.-radio para escuchar clickeando acá 



El régimen macrista está viviendo desde fines de año pasado una crisis política, después de la victoria pírrica de su proyecto de reforma previsional, -un eufemismo para el recorte de las jubilaciones consentido por una parte de la CGT y la bancada de senadores de Pichetto, sin cuya complicidad esto no hubiera sido posible. 

El costo político fue alto para el oficialismo porque se rompió el clima triunfalista que había logrado después de las elecciones de octubre. Podría compararse con el efecto del ajuste diferido: las facturas de gas, agua y luz, el precio de los combustibles y el boleto de colectivo postergaron sus brutales aumentos para después de las urnas. Así, el clima político en medio del cual se votó escondió astutamente la naturaleza del saqueo económico, en otro ejemplo de posverdad, como "error útil para el acrecentamiento del poder", según una fórmula nietzscheana inexplicablemente celebrada por el progresismo cultural porteño. De la misma forma la crisis política que venía incubándose empezó a manifestarse.

El régimen comete cientos de errores útiles para acrecentar su poder. Pero la verdad en algún momento asoma, no como error, sino como evidencia del engaño en su manejo totalitario de los medios de información. Muchos en octubre votaron todavía confundidos por el clima de pseudo-prosperidad que escondía el ajuste agazapado. Ni bien el macrismo consiguió su respaldo electoral mostró su cara verdadera , que solo ofrece penurias para el pueblo, hambre, desempleo y represión. No hay misterio en esto: solo ocultamiento, engaño y complicidades. 

Pero la mentira en política (la mentira es política) tiene su fecha de vencimiento. En diciembre, cuando el régimen mostró su brutalidad para bajar las jubilaciones y transferir esos millones hacia la provincia gobernada por Vidal, el forzamiento se hizo evidente para muchos que seguían teniendo alguna expectativa de mejoras graduales. La retribución que les ofrendó el gobierno, envuelta en una humareda de balbuceos inconsistentes e inconvincentes, fue que habrá más ajuste y solo eso. 

Las maniobras distractivas con las metas inflacionarias y la devaluación seguida por otra baja del salario real dejaron al desnudo el carácter clasista del régimen. Hay que ser muy boludo o muy cínico para seguirles creyendo -o simular que se les cree: hay de las dos clases de actitudes. 

Los despidos que afectaron a pueblos donde el oficialismo había ganado, los escándalos por corrupción que salpican a más de medio gabinete, el desprecio del macrismo hacia sus propios votantes, el servilismo de los tribunales en favor del régimen, la continua supresión de las libertades civiles, la disolución social y la marginación de sectores cada vez más grandes de la población que propicia este proyecto, la respuesta puramente represiva a esta conflictividad, todo se conjuga para que las mentiras se descubran.

La crisis política empezó a asomar a fin de año y todavía no terminó. Como resultado de ella, la coalición social gobernante se agrieta. Un final catastrófico empieza a sospecharse, la prosperidad prometida no va a llegar y las torpezas de gestión y comunicación no se pueden tapar mucho tiempo más con trucos de marketing.

Así hay que interpretar la debacle del triunvirato que rigió la CGT en estos años. Ya estaba bastante claro cuando en mayo de 2016 la cúpula sindical se dejó forrear ante la vista de todos con el veto presidencial a la ley antidespidos. Las bases ya estaban cabreras en el acto de Diagonal Sur donde sus propios adherentes voltearon el atril, en una imagen que va a quedar para la historia. 

Incluso hubo muchos sectores en el campo popular que le siguieron extendiendo un crédito político al triunvirato cuando ya era notorio que jugaban en contra de los trabajadores. Las defecciones y los errores de apreciación bien intencionados confluyeron para darle aire al ajuste. Pero llegó el momento en el que esta conducción claudicante mostró que ya no tenía nada más para dar. Quienes con disciplina orgánica se aferraron a un fetichismo de la unidad cegetista no supieron ver que se trataba de la unidad para la traición. Llegó el momento en que toda esa patraña se hizo insostenible y ese mito de la unidad cruje.

Ninguna otra cosa más que esta es la "división del sindicalismo" que la prensa oficial se empeña en presentar como novedad. El gremialismo combativo ya estaba enfrentado objetivamente a la posición claudicante del triunvirato. Lo que pasa ahora es que esto aflora en la superficie. No se trata de que el moyanismo haya sido descubierto en alguna maniobra delictiva, sino que el régimen le aplica a este sector el mismo tratamiento que antes le aplicó a los otros opositores. La "división" de la CGT es nada más que la caducidad de una alianza que se mostraba inviable desde antes.

La caída del triunvirato implica también la unidad de una parte del sindicalismo con los sectores que se opusieron desde el principio al ajuste neoliberal. No se puede separar la división de unos de la unidad de los otros.

Este realineamiento despierta recelos entendibles a uno y otro lado de la fractura. La gobernabilidad fue el signo que explicó el desempeño de la mayoría sindical que quiso mostrarse como unidad y era colaboracionismo. Ahora asoma un horizonte de mayor conflictividad al que el oficialismo solo sabe responder con más operaciones de inteligencia, represión, chantaje judicial y mentiras mediáticas.

Esta semana va a haber una movilización que plasmará las nuevas relaciones de fuerzas. No hay sindicatos que "se bajan" de la movilización, porque esos nunca estuvieron de este lado. Quedará para la historia un análisis del desempeño del moyanismo en este período. ¿Moyano creyó que podía coquetear con el poder sin que su legitimidad se viera mellada? En todo caso, es una cuestión psicológica. El modelo sindical que encarna el moyanismo es, por su fundamento social, incompatible con el proyecto macrista.

El 21F asomará la sintaxis de esta segunda fase de la lucha social en la Argentina macrista. El gobierno se juega mucho en la partida y puede verse tentado a redoblar su dureza represiva. Ni siquiera así se garantiza que vaya a vencer la resistencia popular. El pueblo recién está desperezándose.

El carácter despiadado del régimen: eso se sabía desde el principio. Lo sabían incluso muchos de los que recién ahora pretenden haberse dado cuenta. Lo que está por revelarse es la capacidad popular para no caer en un abismo del que le será muy difícil rescatarse si no empieza ya mismo.

En el programa de anoche estuvimos hablando de este tema y tuvimos los testimonios de Sergio Palazzo y Eduardo Berrospe de la Bancaria y la discusión de Hugo Moyano con Mirtha Legrand. También escuchamos la más maravillosa música de la Incredible String Band y Me Darás Mil Hijos. Pueden descargar el programa clickeando acá.

domingo, 18 de febrero de 2018

Dilemas de La otra respecto de las canciones de amor incorrectas


SPOILER ALERT: Me temo que las dos canciones que incluye este post no pasarían los filtros de la corrección política que viene imponiéndose en estos últimos tiempos, simétricamente opuesta a la tontería importada de San Valentín y portadora de la crítica radical (de raíz) al amor romántico que propicia la militancia deconstructora de los roles de género. Me explico, por si la oración anterior no fue clara (no lo fue): esta semana en las redes sociales proliferaron dos especies de mensajes intrínsecamente incompatibles: los que se prendían a la boludez consumista del Día de los Enamorados (como bien se sabe, el día de los enamorados son todos los días o ningún día) y los que criticaban esta fecha no desde la imposición del sistema consumista sino desde la peligrosidad de un amor que amenace la autonomía individual y, por su naturaleza excesiva, pueda desencadenar un crimen. Bueno. La otra se declara a favor de la igualdad de derechos de todos los géneros habidos y por haber y fervorosamente en contra de la violencia del acoso y de la opresión patriarcal. Pero La otra no entiende bien que para vaciar la bañadera haya que tirar al bebé. Es decir: amar es depender, necesitar del otre, desmayarse, atreverse, estar furiose, áspere, tierne, liberal, esquive, alentade, mortal, difunte, vive, leal, traidor, cobarde y animose, eso es amor, quien lo probó lo sabe.

Dado el clima poco propicio para este tipo de canciones, y dado que son lindas, nos vamos a apurar a pasarlas antes de que quede muy mal.

Se da el caso de que, cuando hace ya bastante tiempo que con Maxi Diomedi proyectamos un programa nocturno y estival llamado Antojo (que tuvo dos o tres temporadas en FM La Tribu), desde el principio estuvo en nuestros planes dedicarle un especial a una de las mejores y más desconocidas bandas de música popular de todos los tiempos: la Incredible String Band. Se dio el caso que el programa se fue postergando y finalmente Antojo no sale más. Pero hoy sale Antojo Incredible String Band por Radio Gráfica, lo que coincide con la vuelta de Maxi Diomedi a La otra, después de unas merecidas vacaciones.

Bueno, acá está el Blues de los bolsillos vacíos:

Mis bolsillos vacíos, nena
cantan el blues para vos
mis bolsillos vacíos, nena
sabés que amo la verdad.

Hasta mi vieja pava
silba el blues para vos
otra vez
todavía estoy esperando
otra vez
por vos.

Mis noches son solitarias, nena
te necesito todo el tiempo
soy un chico solitario
necesito tus labios en los míos.

Hasta mi vieja pava
silba el blues para vos
otra vez
todavía estoy esperando
voy a volver otra vez
con vos.



Por si esto fuera poco, Maxi hoy va a ver a Me darás mil hijos, una banda que vuelve a los escenarios precisamente esta noche. Y al término del recital, Maxi va a contarnos cómo estuvo y, básicamente, cuál es la historia de esta banda también a la vez célebre y un poco secreta.



Suena la alarma del reloj,
tempranito a trabajar me voy andando.
Voy canturreando una canción,
una que habla de seguir, seguir remando.
Siempre, con lluvia o con sol,
haga frío o calor, mientras hago estas cuadras canto:

Voy tempranito a trabajar
para que mis hijos tengan lo mejor.

Quedan recuerdos del temblor
de palabras que nacieron en tus labios.
Oigo promesas de tu voz, compromisos de tu amor.
Hay risa, hay llanto.

Siempre busqué lo mejor, para mi, para vos.
Mientras lloro tu ausencia bailo.
Voy tempranito a trabajar
para que mis hijos tengan lo mejor.

A la vuelta siempre soñaré estar en tus brazos.
Buscar que tus ojos me reflejen lo que soy.
A la vuelta siempre sonarán nuestras canciones
Estaremos juntos hasta ver de nuevo el sol.

Porque voy tempranito a trabajar
para que mis hijos tengan lo mejor.

A la vuelta siempre soñaré estar en tus brazos.
Buscarme en tus ojos que reflejan como soy.
A la vuelta siempre sonarán nuestras canciones
Estaremos juntos hasta ver de nuevo el sol.
Porque voy tempranito a trabajar
para que mis hijos tengan lo mejor.


Hoy a las 12 de la noche en FM 89,3, Radio Gráfica, online acá o acá.